Mirage: ¿fallas mecánicas o aparato tumba aviones?

Ayer, cuando salió la noticia del accidente aéreo y la muerte de un
compatriota piloto militar venezolano que volaba sobre el Lago de Valencia,
lo primero que sentí, pensé o intuí fué que el piloto fué derribado por el
aparato ese "tumba aviones" que denunció José Vicente Rangel hace pocos
días.

Puede que el accidente se halla producido por fallas mecánicas, pero puede
que no. ¿Eso lo sabremos luego que se realicen las investigaciones?. Todo
esto me hizo recordar el accidente aéreo que ocurrió en Ecuador dos semanas
después que Rafael Correa asumió la Presidencia y en el que murió la
MInistra de Defensa, su hija y otras personas. ¿Tumbaron ese helicóptero con
el aparato mencionado o fueron fallas mecánicas?. Aún no lo sabemos.

Si existe un aparato greengo para "tumbar aviones y helicópteros", entonces
es fácil pensar que una vez derribada la aeronave no hay forma de probar que
fué "tumbado" por el susodicho aparato y por lo tanto no podemos acusar,
culpar o responsabilizar a los asesinos greengos. No se inventan aparatos
tumba aviones para luego ser descubiertos como unos pendejos.

Hace días recibí información sobre la presencia de un helicóptero con
bandera greenga en el helipuerto o helipunto de Caucagua. Lo vieron
aterrizar en el lugar y la fuente es fidedigna. Ahora yo pregunto: ¿qué hace
un helicóptero con bandera greenga volando descaradamente en nuestro país?.

Volviendo al tema del aparato, hay que investigar muy pero muy bien qué pasó
ayer. No sé por qué pero algo me dice que NO fueron fallas mecánicas. A lo
mejor estoy equivocada, pero esto sucede justo cuatro días después que José
Vicente Rangel hace pública la denuncia del aparato "tumba aviones". A mí me
huele mal, no sé a ustedes.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5064 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor