¿Por qué en estos instantes el Presidente Chávez necesita urgentemente nuestra solidaridad mundial incondicional?

A lo largo del pasado, la Lógica Formal como instrumento intelectual principal de la ideología y hegemonía de las clases dominantes, a través del corte permanente del tan delicado cordón umbilical entre la naturaleza objetiva y la sociedad subjetiva, inter alia produjo las verdades absolutas de la religión, agravó las relaciones transhistóricas, prohibió las contradicciones dialécticas y fabricó una galaxia de grandes mentiras; todo esto culminando en un laberinto de sistemas de creencia estáticos.

Este proceso alienador continua hasta el día de hoy y aquí en Venezuela se vuelve cada día más fatal que nunca. Podemos medir los efectos letales de su aplicación a escala mundial, desde la cuna hasta el féretro. Como modo de ideología y religión, como criado de las formaciones sociales del tipo amo-esclavo, este proceso alienador destruye inexorablemente las fibras y los capilares sociales humanas, es decir, el pensar, la práxis y la teoría, la habilidad intelectual y la potencia filosófica, en otras palabras, la creatividad y la emancipación.

Mediante su tercera ley, que excluye todo aquel que no es “A” o “No-A”, bloquea toda trascendencia humana, su trinidad emancipatoria. A lo largo de los milenios y como arma intelectual de la clase dominante para el adoctrinamiento, manipulación y destrucción masiva, la lógica formal geocentrista parió un Moloch de la Era Oscura e inició un holocausto mental a nivel global, que devoró a millones y que en la actualidad amenaza como Newspeak (Nuevo Lenguaje) orweliano con la extinción a nivel global de lo que en nuestro sistema solar se conoce como differentia specifica, como la humanidad: o sea, el pensar práxico y el pensamiento teórico mismo. En este sentido cuarenta años de puntofijismo y una educación inferior para producir golpistas han hecho mucho daño a nuestra sobreestructura venezolana.



Actualmente y una vez más, con toda la fuerza el incendio brutal y salvaje contra Venezuela, contra la Revolución Bolivariana y nuestro Presidente Hugo Chávez, está haciendo estragos a escala mundial. Como ‘guerra mundial' de las ideas y de la ideología se dirige contra la juventud revolucionaria, y en Venezuela ahora trata de utilizar los estudiantes como carne de cañón, en función de sus maquinaciones globo fascistas. En sus esfuerzos totalmente enloquecidos de desarrollar un ‘dominio de pleno espectro’, también en Venezuela, los golpistas yanqui están monopolizando a nivel internacional la ‘información’ sobre Venezuela y están tomando por asalto el planeta entero mediante una manipulación de muchas formas de apariencia: diseminando peligrosas mega-mentiras desde Miami hasta Washington D. C.; sancochando estricnina ideológica desde Toronto hasta Londres; serviendo su letal Zyklon B desde Berlín hasta Paris; organizando campañas mortales de casería de brujas desde la Casa Blanca hasta el Vaticano; diseminando un Newspeak moribundo desde CNN hasta Fox News; retrucando paja vieja desde el Miami Herald hasta el Toronto Star; preservando ‘verdades absolutas’ y obsoletas desde El Nacional hasta El Universal; nutriendo un oscurantismo miope desde Globovisión hasta Omnivisión; planificando escaramuzas y guarimbas parroquiales desde La Frontera hasta El Nuevo País y alimentando la diatriba megalomaníaca desde La Razón hasta el Cambio de Siglo.

Llamándose todo esto ‘noticias’, ‘información’, ‘libertad de prensa’ y ‘libertad de expresión’, se transmita el hedor fétido golpista en todas partes alrededor del globo, y cuentan el mismo viejo cuento orweliano: Chávez es un dictador, Bush es un salvador, la libertad es la esclavitud, la guerra es la paz, dos más dos son cinco; por otro lado no se cansan diciendo que la ‘oposición’ golpista consiste de ángeles democráticos que pacíficamente sólo defienden la ‘libertad de expresión’ cristiana occidental.

Objetivamente es nada más ni nada menos que una feroz lucha de clases, que toma lugar en Venezuela, como parte intrínseca de una violenta ‘guerra de clases’ a nivel internacional. En Venezuela se había iniciado una revolución social, pero esta revolución es incompleta, al igual que lo era la Revolución francesa en aquel entonces. Como expresé en mi trabajo más reciente, Venezuela: La Revolución Bolivariana pasando el Rubicón, 2006, estamos cruzando el punto de no regreso en estos momentos, la emancipación es ahora o nunca.

Subjetivamente, el pueblo venezolano se ha politizado como ninguna otra nación a escala mundial, aunque una conciencia política floreciente todavía no significa una conciencia de clase madura, todavía no es práxis y teoría emancipatoria del proletariado.

Relativamente, la gran masa de los estudiantes universitarios venezolanos, aparte de algunas excepciones extraordinarias, todavía no ha despertado de décadas de profundo sueño ideológico y religioso, de un triunfalismo práctico bochinchero, para darse cuenta de su urgente tarea histórica, que es crear una práxis y teoría emancipatoria, que es estudiando el marxismo científico y filosófico, despidiéndose de una mentalidad de clase media de la pequeña burguesía y marchando, inspirado por el optimismo militante socialista, a la mano con los trabajadores y campesinos empobrecidos de América Latina; sin embargo, será la propia ‘oposición’, la actual conspiración dentro de las universidades, encabezada por la CIA y por el Monseñor Baltasar Porras, las que pronto de manera dialéctica pondrán en la agenda revolucionaria de Venezuela y América Latina una "misión lucha de clases", una conciencia de clase despierta y probablemente incluso una lucha de clases marxista.

‘Transjectivamente’, es decir, llevando a cabo el salto transhistórico de la revolución burguesa a la emancipación socialista, todavía no se puede poner en la agenda el cruzar final del Rubicón, el éxodo de la miseria capitalista, imperialista y corporativa. Esto presupone que se completen las tareas de la revolución burguesa democrática capitalista, la Revolución francesa, en la sobreestructura cultural de Venezuela, la aniquilación de la propiedad privada de los medios de producción y en hechos y pensamientos la detonación total del trabajo alienador y alienado, del proceso de trabajo, de las perversas relaciones unilaterales del tipo amo-esclavo entre la Naturaleza y la Sociedad, es decir, ‘Ora et Labora’, trabajando por ‘gracia de Dios’.

La emancipación humana no sólo tiene que ver con la separación del Estado y la Iglesia, sino con la abolición total de ambos por siempre. Tiene que ver con un Nuevo Hombre que es ni capitalista ni socialista, ni imperialista ni comunista, con una trinidad humana que cree ni en dioses ni en ángeles, sino que cuidará y conservará la vida humana, que caminará con orgullo de manera recta, que no se arrodillará frente a sus papas y sus carniceros. Este es el nuevo hombre libre de Che Guevara, de Ernst Bloch, y de los sueños juveniles diurnos socialistas del presidente Hugo Chávez Frías.

La trascendencia humana tiene que ver con natura naturata y natura naturans, la naturaleza creadora y creativa; en relación emancipatoria con una sociedad humana y humanista que tiene la valentía de seguir aventurando, de detonar los grilletes lógico-formales del control mental y del actual holocausto mental global; este último conforma el crimen más horrible jamás cometido en la historia contra la humanidad, del cual son culpables todos los gobernantes y dictadores opresivos, represivos, depresivos o supresivos, incluyendo a los actuales golpistas en Venezuela.

Como explicó Marx hace mucho tiempo, la teoría revolucionaria, para que se convierta en una verdadera arma práxica de la lucha de clases, es decir, en una fuerza emancipatoria material e invencible, primero tiene que captar la verdadera imaginación y fantasia humana de las masas trabajadoras. La ideología rancia, la religión y la práctica corrupta basadas en giga-mentiras, mitos y leyendas coloniales, llevan a las masas directamente en los brazos de los sulfúricos delincuentes diabólicos. Los actuales lacayos de la CIA no captaron a las masas trabajadoras venezolanas, pero hay demasiados estudiantes y profesores a escala nacional que se han tragado la cicuta envenenada con los dólares estadounidenses, de hecho, ellos son completamente engañados y no tienen la más mínima idea de lo que están haciendo realmente, es decir, sin saberlo, están pavimentando el sendero ensangrentado hacia décadas de guerra civil y fascismo dictatorial.

¿Por qué el Presidente Chávez necesita urgentemente nuestra solidaridad mundial incondicional aquí y ahora?

La Revolución Bolivariana se encuentra en serio peligro. Actualmente la situación es tan delicada y crítica que en el 2002/2003.

Pues, la respuesta es muy simple. Si Chávez cae, todos vamos a caer en la noche nazi más oscura de la ‘hora del puñal’, en una posible era oscura nuclear, dejando atrás un planeta perdido y abandonado, como eterno sepulcro, como testimonio galáctico de la ignorancia, arrogancia y criminalidad de lo que una vez se llamó una sabia ‘Corona de la Creación’.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4498 veces.



Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franz J. T. Lee

Franz J. T. Lee

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a35662.htmlCd0NV CAC = Y co = US