La Tecla Fértil

Ordenadores digitales, como proyecto de actividad política, la otra cara de los transistores y la experiencia individual

Echar sal en las heridas accionará un punto de inflexión en cualquier campaña sea evangelística, política o profesional, por el manejo de las estrategias y de los monitores. Siempre trate de coordinar mi vida cristiana con el campo político y profesional. Debido, a que cualquier alteración negativa alteraba profundamente el paisaje perceptivo- descriptivo que conllevaba un diagnóstico territorial. ¿Porque político? Se tiene que tener una buena relación con el Cabildo, y con cada uno de los organismos institucionales para los registros de participación ciudadana.

Muchos hermanos cristianos del Municipio Valencia, Parroquia Rafael Urdaneta llevan muy mal los números de registro y participación ciudadana, al igual que el control de asistentes a un oficio cristiano en el templo u hogar, algunas veces, más bien colaboran para que la gente no asista y se extravíe en sus caminos, y no les llegue el mensaje de Jesús. La ocupación del territorio, ver los espacios geográficos vacíos y las necesidades del pueblo son vitales.

Aprendí de Wesley, uno de los docentes metodistas de La Universidad de Oxford y de los esposos Williams, (Bill), Jefferson Clinton en sus programas de campaña candidatural y presidencial que, la presencia de un equipo rector, es necesario para lograr éxito en cualquier coyuntura y apropiarse del alma como carácter de los asistentes, extenderles las manos y escucharlos.

Siempre habrá un oponente duro, estará quejándose siempre. Algunas veces, por esta persona se debe comenzar de nuevo y, juega con su oratoria para ocasionar daño moral y desavenencias a quienes son miembros del club, templo o, tienen una participación en la comunidad. El club puede ser deportivo o social. Y sí es protestante, ser miembro bautizado de una congregación, de las treinta y cinco, (35), tendencias que hacen vida activa en el país.

Cuando era un niño de cinco,(5) años de edad, los más grandecitos hacíamos escopetas de madera con gomas para disparar chapas de refrescos, para resguardar el terreno de mi tío Juan Suarez Acosta, quien era anciano de la asamblea evangélica de Calle Sucre y con mi primo hermano,(hermanos desde la matriz de diferentes madres que era hermanas), era en la esquina del lote nueve,(9), con Av. Bolívar, colocamos un tronco liviano de madera para disparar, recordando que aquellos misioneros eran del Reino Unido,(Ingleses e Irlandeses, un australiano).En ese lugar, colocaban una carpa, con grandes letreros, donde el predicador principal era Don Guillermo Williams, durmiendo en el Señor, cuando tenía- yo- once años de edad. Es un ejemplo que tomé para ir más allá de una asamblea.

Siempre ha existido los tiempos peligrosos, tal como lanzar gallinas negras y aplicar bulling, y he visto acabar matrimonios en dos horas en su fiesta de bodas, sin autorización de los jefes del hogar, emitir malos juicios. Es que la envidia, personalismo, crear miedo es un presente en un universo de creyentes que se dicen fieles a su Señor, me hacen recordar a los nuevos alquimistas de La Fe.

En política, el mundo del presente nos sorprende mucho. Hay etapas muy dolorosas que venían sucediendo, y que los Clinton solucionaban con mucha precisión. He criticado a los esposos Clinton en siete artículos con diferentes fechas, pero, era por su posición ante Yasser Arafat por su posición en el acuerdo de paz con Israel, quien envió al ministro Ehud Barak para lograr ese vital acuerdo.

La gente sabe poco de política, actúa por diversión y hace campaña por intereses individuales. Tuve una gran experiencia en mi juventud con partidos ya establecidos y, mi organización militante. Hubo circunstancias, donde tuve que enfrentarme. Muchas personas desconectadas de la realidad y, queda claro de muchos votantes, quedan pocos, debido a la migración interna hacía países extranjeros. Mis campañas evangelísticas, eran un símil de las políticas, primero visitar el territorio, luego ir casa por casa para conocer los grupos familiares y por último buscar la manera de asistirlos, en lo primario, con entrevistas y graficar sus zonas de residencias para publicitar una página donde era su coordinador, corrían los años setenta. (70).

Los enfoques de un político deben ser distintos, en cada escenario una realidad. Estamos sometidos a los giros del destino, y de ello, he aprendido mucho. Mis mayores oponentes son personas de la misma fe, siempre han sido unos grandes hipócritas, no conmigo, su asunto es con Jehová mi Dios.

He asistido a muchos actos políticos, menos a funerales de amigos que me adversaban, jamás he caminado detrás de un ataúd. Entendamos, hay tiempo de adversidades, como de silencio, ha llegado el momento de hacer un giro político al país, en cuanto a las opiniones, soy responsable de mi criterio. Mi historia, la deben contar otros.

Hay una batalla de corporaciones para dominar a Venezuela, mediante las telecomunicaciones. Es una redefinición del mercado, ya hay pocas cosas en el paisaje industrial, doméstico o internacional, Nos han vendido a las industrias del Medio Oriente. El final de los hechos será sobresaliente. En la actualidad son solo mitos. El presidente Nicolás Maduro Moros, con su respeto, es parte de una historia mítica en Venezuela. El pueblo volverá a sus deseos, y bajo anuencia de los poderes reformará de nuevo al Estado. Hay en el porvenir muchas cosas por hacer. Es un choque sin precedentes de fuerzas políticas. Nunca ha habido una competencia del mercado como ahora, pero, el pueblo no tiene dinero para adquirir lo sencillo.

La movilidad corporativa es una clave para el apoyo gubernamental, y, una visión a largo plazo. Es el tiempo del desarrollo de estrategias, y se requiere una mayor conciencia para la investigación conjunta, nos movemos en un panorama mixto, donde un módulo se encuentra integrado a otros para supervivir. ¿A que tenemos que renunciar? Al aislamiento y, al propiciador del hambre. Es una cuestión de capitalismo contra economía planificada. Se trata de una nación soberana, y sí vemos la balanza, nos estamos deteriorando por la invasión maliciosa extranjera. Es cuestión de memoria.

Estamos en un cuello de botella, necesitamos del ser humano de una manera urgente. Es razonar sobre el balance final de la patria.

Hay un monopolio natural de ordenadores, las compañías privadas capitalizan las telecomunicaciones. Hay una competencia feroz en la telefónica, y en el panorama de las redes. Ante este hecho, el gobierno ha perdido credibilidad, vienen apagando los teléfonos, ¿Quién? El mismo pueblo, ya no se deja manipular, y busca la ruta menos costosa. Es cuestión de quedar en libertad y darse puñetazos. A esto, lo llamamos liberalismo abierto, y no es la idea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 494 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: