Cáscara Amarga 952

Inventamos y erramos

Inventamos y erramos. Aqueste este cura ignaro raro cleuasmo asno, perro loco perdidoso, ha de expresar que solo y sólo, está movido por la curiosidad, por el detalle y por el discernimiento como base de operaciones. Y, sometido a los dictados de Apeles: "Zapatero a sus zapatos", 330 años antes de Cristo. Asina ansí así, inventamos y erramos de Maleo 2001, que no inventamos o erramos de don Simón Rodríguez 1812. Inventamos y erramos, han de ser casos correlativos límite límbico grembo fronterizo contradictorios caliginosos de la tesis innovadora novedosa avanzada cojedeña de Cojedes TINACO de Maleo 2001, tanto como decir, errar y encontrar, errar e inventar, errar y crear, errar e innovar, erra e imaginar, errar y acertar, errar y atinar, errar y hallar, errar e inspirar. Y, asina ansí así, tanto como decir adelantar y atrasar, tanto como decir superar y atrasar, tanto como decir marginar e integrar, tanto como decir inclusión y exclusión, tanto como decir innovación y permanencia, tanto como decir tendencia y trascendencia, tanto como decir sabiduría e ignorancia, tanto como decir medio y fin, tanto como decir método y resultado, tanto como decir insumo y resultado, tanto como decir pregunta y respuesta, tanto como decir estímulo y reacción, tanto como entrada y salida, tanto como significado y significación, tanto como símbolo y realidad, tanto como inteligencia y objeto, tanto como sujeto y predicado, tanto como el espacio y la ubicuidad, tanto como la eternidad y la historia, tanto como lo bueno y lo malo, tanto como el imitar y la originalidad, tanto como el faltar y el inventar, tanto como luces y virtudes, tanto como moral y luces, tanto como decir el engaño y el desengaño, tanto como decir la felicidad y la infelicidad, tanto como decir la pereza y la invención, tanto como decir vicios y virtudes, tanto como decir la curiosidad y la ignorancia, tanto como decir el hábito y la costumbre, tanto como decir el cuerpo y el alma, tanto como decir la convicción y la duda, tanto como decir la esperanza y la desesperanza, tanto como decir lo visible y lo invencibles, tanto como la materia y la energía, tanto como decir la educación y la instrucción, tanto como decir la educación y la enseñanza, tanto como decir el capitalismo histórico histérico rapaz y materialismo histórico ingenuo capaz. Si aqueste cura ignaro raro cleuasmo asno, perro loco perdidoso, ha de estar plagado de contradicciones caliginosas borrosas, ha de ser un pensador borroso, cargado de las contradicciones caliginosas ambiguas como las arriba señaladas, con grafía grata gratificante en el yin y yang de Laozi, 530 años antes de Cristo, y de Walt Whitman 1855. A fortion y con mayor razón, cargado de borrosidades, también, lo ha de estar, lo ha estado y estará, don Simón Rodríguez, cuando ha estado cundido y forrado de contradicciones caliginosas borrosas inclusivas incluyentes inclusas de la Moral de Aristóteles del exceso y el defecto, y, que no y que nunca, don Simón, ha de estar en la Lógica del filósofo de Estagira, de la exclusión exclusiva exclusa del principio del tercio excluso, del inventamos o erramos. Asina asín así, a lo del capitalismo histórico histérico rapaz del presidente de los EEUU, George W Bush 2001, cuando sobre las ruinas de las Torres Gemelas Neoyorquina, propincuo a la invasión y al neocoloniaje a Venezuela, a cada venezolano dijera, con parlamento nefando nefasto: "O estás conmigo o estás con mi enemigo", en que ocurriera la invasión en abril de 2002. Y, don Simón 1812, jamás de los jamases, hubiera dicho esa expresión, tan parecida, a lo del: "O inventamos o erramos", que es una expresión característica del histórico histérico imperio capitalista rapaz gringo go home. Agora ahora hogaño, ya lo hemos dicho que en la ciudad desnuda contradictoria borrosa de Maleo 2001, hoy por hoy y mas y más que nunca, hay mas y más de 8 millones de casos correlativos límite límbico grembo fronterizo contradictorios caliginosos, y, up supra, los nombrados arriba, han de ser, solo y sólo, algunos de ellos, asina asín así, inventamos y erramos.

Con digresión y sin digresión, inventamos y erramos. Agora ahora hogaño, sigo en la persistencia cierta contumaz, de don Simón, que hubo de ser un ser pensador contradictorio caliginoso borroso, tanto como don Quijote, como don Francisco, como don Tiburcio de San Carlos de Cojedes de la calle Alegría, el de las moscas, la miel y el vinagre. Y, don Simón, esto lo expresara con singularidad esencial existencial real, asina ansí así: "La curiosidad es una fuerza mental que se opone a la ignorancia, o sea y es decir, decir la curiosidad y la ignorancia, como de los aspectos antagónicos ambiguos articulados armónicos absurdos de don Simón, es tanto en su mismo decir, de la sabiduría y la ignorancia, de la pereza y la laboriosidad, tanto como la cordura y la locura de don Quijote, tanto como las gracias y las desgracias de don Francisco, tanto como la miel y el vinagre de don Tiburcio, han de ser casos correlativos límite límbico grembo fronterizo contradictorios caliginosos, de la tesis innovadora novedosa avanzada cojedeña de Cojedes TINACO de Maleo 2001, continente que contiene a los contenidos de los atributos de don Simón, asina asín así del inventamos y el erramos.

Con divagancia y sin divagancia, inventamos y erramos. Agora ahora hogaño, sigo en la persistencia cierta contumaz, de don Simón, que hubo de ser un pensador contradictorio caliginoso borroso, tanto como don Quijote, como don Francisco, como don Tiburcio de San Carlos, el de la miel y el vinagre, y, esto lo expresara con singularidad esencial existencial real, don Simón: "¡No hay cosa que no se puedan hacer valer con pareceres: Los pareceres, convertidos en opiniones, han consagrado los mayores absurdos…!" En armonía don Simón 1812 con don Quijote 1605. Cuando el famoso Caballero de la Triste Figura dijera: "En don Quijote, no todas las cosas siempre son lo parecen y no todas las cosas siempre son lo que son" Referíase don Quijote, nada más, que a la Primera Ley de la Dialéctica de Heráclito y de la simultaneidad de los contrarios, en que un río no es dos veces el mismo río y es el mismo río las dos veces, que endespués fueran las Leyes de la Dialéctica de Hegel y Marx, mas y más, primero fuera don Quijote, primero en el tiempo primero en el derecho. Referíase don Quijote, en conjunción con don Simón, al cambio, al proceso, al encadenamiento de procesos del movimiento histórico espiralino circular sinusoidal de la acción recíproca de la historia en eterna noria notoria, que ha de contener a la tensa armonía simultánea contradictoria de la unidad de contrarios y de las transformaciones de los valores jerarquizados y polarizados en un progresivo avance sin saltos de talanquera ni vuelos de gallera, en una difuminación continua espectral. O sea y es decir, decir don Quijote y don Simón engastados en la historia, y, que jamás de los jamases don Simón, hubo de decir lo del presidente de los EEUU, George W Bush, sobre las ruinas de las Torres Gemelas Neoyorquinas con que se propuso a invadir a Venezuela en el 2001, y, cuando dijera, Bush, a cada uno de los venezolano: "O estás conmigo o estás con mi enemigo". Y, diera el golpe de Estado en abril de 2002, apoyado en la Lógica de Aristóteles y del principio del tercio excluso. Don Quijote y don Simón, engastados en la historia, ¡No han de concebir, la exclusión, lo de inventamos o erramos! ¡Mas y más!, don Quijote y don Simón, engastados en la historia, ¡Han de concebir, la inclusión, lo de inventamos y erramos!

Con etiquete y sin etiquete, inventamos y erramos. Mas y más, "O inventamos o erramos" es frase tuerta sin la otra parte: "Tomen lo bueno -dejen lo malo- imiten con juicio- y por lo que les falte inventen" como dijera Javier Biardeau el miércoles 30 de agosto de 2017 en la página web de Aporrea. Apoyado, Javier Biardeau, en la borrosidad, de lo bueno y lo malo, del inventar y el errar, en de don Simón 1812: "Por la manía de imitar servilmente, a las naciones cultas, venga la América a hacer el papel de vieja, en su infancia en todo". Con don Simón, el cosmopolita, el de lo bueno y lo malo, el del inventar y el errar, el de la guerra y la paz. Agora ahora hogaño, que si todos pensáramos como don Simón, a buen seguro y sin lugar a dudas, y, con certeza, que no habría amos imperiales históricos histéricos rapaces como los EEUU de Norteamérica. Las naciones cultas, no llamarían a los cañones, las naciones cultas llamarían a consejos en sus deliberaciones, o sea y es decir, decir con don Simón 1812, decir y nombrar a lo dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático diabético, o sea y es decir, decir y nombrar, a las nalgas, al radiante ojo avizor culantro quevedoiano absurdo en las mesas misas musas de don Francisco 1612. Con don Simón 1812, las naciones cultas reglarían la marcha de sus negocios con palabras, no con tambores de guerra, o sea y es decir, mentando y nombrando y sosteniendo a la pura plausible prudente calma chicha quieta tranquila paz sosegada octaviana absurda medular estable profunda de Octavio César, año 14 después de Cristo. Con don Simón 1812, es tanto como decir y nombrar a don Quijote 1605 en la ironía ofensiva defensiva quijotesca cervantina absurda medular estable profunda de entre la guerra y la paz, de entre el discurso de las letras y las armas. O sea y es decir, con don Simón 1812, decir, las naciones cultas reglarían la marcha de sus negocios con palabras, no con tambores de guerra, viendo el suelo que pisan y buscando su vida en el trabajo. Agora ahora hogaño, nunca jamás inventamos o erramos. Mas y más, pero y empero, lo del discernimiento y lo de la curiosidad de don Simón, en el inventamos y erramos.

Si inventamos y erramos, han de ser casos correlativos límite límbico grembo fronterizo contradictorios caliginosos de la tesis innovadora novedosa avanzada cojedeña de Cojedes TINACO de Maleo 2001, tanto como decir, errar y encontrar, errar e inventar, errar y crear, errar e innovar, erra e imaginar, errar y acertar, errar y atinar, errar y hallar, errar e inspirar. Entonces sea dicho que inventamos y erramos, ha de ser del materialismo histórico ingenuo capaz de Hegel, Marx y don Simón, opuesto al capitalismo histórico histérico rapaz del inventamos o erramos de la Lógica de Aristóteles. Ergo vergo sea dicho que la exclusión exclusiva exclusa aristotélica de la Lógica de Aristóteles, 353 años antes de Cristo, del de él de Aristóteles: "O estás conmigo o estás con mi enemigo" es del ego de George W Bush 2001. Que la inclusión inclusiva inclusa aristotélica de la Moral de Aristóteles, del plausible prudente punto puntual pináculo perpetuo término medio aristotélico absurdo medular estable profundo incluso incluyente inclusive de entre el exceso y el defecto de la Moral y Ética de Aristóteles, 353 años antes de Cristo, es de don Simón 1812, de entre el inventamos y erramos.










 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 688 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: