¿Será qué Súper Bigote ha puesto la torta -por no decir otra cosa-?

Lo que hay que decir está a la vista, a lo mejor no, pero sí. La duda de ser razonada lo destroza políticamente, pues, dos malos períodos lo demuestran y, el que una vez -vaya usted a saber- fue autobusero, muy poco lo amerita a que el autobús de su ruta lo embarque de nuevo, a no ser…

El poder que ha arropado a más de un presidente que, Carlos Andrés Pérez como uno de ellos saltó mucho charco para salir después saltando del poder, no así el presidente Raúl Leoni de gafas bien calzadas cada vez que hablaba se le salía la prótesis de su cordura de tanta ufanidad que ponía a Gonzalo Barrios a sufrir de gota y, Chávez se hizo inmortal dentro del círculo de su ambición por el poder que ahora Súper Bigote no quiere soltar y posible es que ya Chávez no le sirva por tantos entuertos cometidos para seguir con más de lo mismo como preciso, pero mientras exista las mentiras todo es posible y, a los maduristas solo le quedará llorar a moco tendido sin el bono de la cautela que les espera.

Pero el poder está ahí que María Corina lo quiere con tanto amor que perdió la ambición de ejércelo para que no la coja la noche del 28 de julio de este 2024 sin él que, la tiene con un pase de cortesía a favor de los gringos como aliados convincentes de así es como se gobierna, lo que no supo aprovechar Guaidó con todo el provecho que salió dentro de la comparsa de sus ambiciones que hoy lo mantienen cerca de La Casa Blanca como Paraíso del usufructo de todo para la oposición.

Votar para darle poder a otros puede ser una buena consigna, aunque el Súper Bigote ande por debajo de las nubes con Diosdado soplándole pareceres que bien tarde se le ocurrieron con la bandera blanca que ha seguido siendo de los adecos, pero que por el poder se vale todo y, es el mismo poder del que Bolívar dijo: "Democracia es el poder del pueblo; tiranía el poder de los tiranos" y otra frase que también soltó el Libertador y que los chavistas-maduristas no habrán olvidado es "Nuestra vida no es otra cosa que la herencia de nuestro país". Creo que esa frase Chávez no la olvidó nunca.

Lo que no entiendo qué papel juegan Lula y Mujica por separado a favor o en contra de Maduro habiendo sido ambos presidentes oferentes de darle dignidad relevante a que otros fueran presidente cada uno en su país.

Queda solo por saber si en Venezuela como idea relevante de Maduro se crea el ministerio de los bigotudos.

Creo y así lo pienso es que votar nulo es la mejor opción para el país.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1006 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: