Fratelli Tutti del papa Francisco no es un Manifiesto Comunista

Que la guerra no me sea indiferente. Gaza, Ucrania y todas las guerras en el mundo.

Es un monstruo grande y pisa fuerte.

Toda la pobre inocencia de la gente.

Es un monstruo grande y pisa fuerte.

Toda la pobre inocencia de la gente.

Así nos la canta Mercedes Sosa. Solo le pido a Dios.

Y ha sido cantada en el Vaticano y eso no lo hace comunistas.

Es canción de protesta, ante las injusticias de la guerra. Los sentimientos del corazón hacia el prójimo no son comunistas ni capitalistas. Son sentimientos de Amor, por los que sufren. Y eso nos identifica como cristianos.

En la sombra de la geopolítica, se observa las sombras de un mundo cerrado y lleno de mucha sangre.

La guerra, siempre ha acompañado a la humanidad desde la antigüedad y es su instinto más primitivo y depredador.

Parece ser, que toda persona que se opone a la guerra es comunista, a una sociedad del siglo 21, sin hambrunas, sin pobreza, sin violencia, sin pandemias, sin cambios climáticos, sin guerras.

Y es justamente, este hermoso documento: Fratelli Tuttie – Sobre la fraternidad y la Amistad Social.

Caminos de reencuentro.

Capítulo séptimo. 225.

En muchos lugares del mundo hacen falta caminos de paz que lleven a cicatrizar las heridas, se necesitan Artesanos de Paz dispuestos a generar procesos de sanación y de reencuentro con ingenio y audacia.

La injusticia de la guerra.

261. Toda guerra deja al mundo peor como lo había encontrando. La guerra es un fracaso de la política y de la humanidad. Una claudicación vergonzosa, una derrota a las fuerzas del mal. No nos quedemos en discusiones teóricas, tomemos contacto con las heridas, toquemos la carne de los perjudicados. Volvamos a contemplar a tantos civiles masacrados como "daños colaterales". Preguntemos a las victimas . Prestemos atención a los prófugos, a los que sufrieron la radiación atómica o los ataques químicos, a las mujeres que perdieron sus hijos, a los niños mutilados o privados de su infancia.

Prestemos atención a la verdad de esas victimas de la violencia, miremos la realidad de sus ojos y escuchemos sus relatos con el corazón abierto.

Así podremos reconocer el abismo del mal en el corazón de la guerra y no nos perturbará que nos traten de ingenuos por elegir la paz.

Por una sociedad más sana.

Comentarios agregados.

Acusar, denunciar, delatar, revelar, inculpar, imputar, atribuir, achacar, a través de las redes "YouTube", que el buen hombre jesuita papa Francisco, esta esparciendo mensajes del Manifiesto Comunista, es lo más absurdo, descabellado, disparatado, ilógico, irracional.

Esta guerra sucia, promovida por las altas elites de la guerra y la muerte, que dirigen las industrias de la guerra, solo intentan destruir, la Fe, la Esperanza y el Amor, que debe prevalecer en la humanidad.

Hoy, la humanidad, esta decidida a realizar un viraje táctico en sentido de una paz perpetua y dejar atrás el instinto primitivo criminal de la guerra.

Sembrar la paz.

Todas las semillas de la humanidad en función de la paz, tienen que ser abonadas, con el sentimiento más hermoso de los pueblos, que es el Amor.

La paz, no puede ser usada como instrumento de guerra.

Ver y observar a través de YouTube, los grandiosos desfiles de mujeres incorporadas a los ejércitos del mundo, me llama a la reflexión.

¿Por que?

La mujer, es la criatura con más y hermosos sentimientos de amor en el universo.

En el momento de la creación, fue dotada con esa esencia pura y noble.

El Dios de la creación la hizo mujer, pero también la hizo Madre.

Y eso la hizo única, como criatura protectora y generadora del amor.

Incorporarla a los ejércitos de la muerte, presentarla en esos desfiles, como un trofeo más de guerra, portando armas, para matar a sus propios hijos, padres, hermanos, esposos, amigos, familiares, vecinos.

Es quitarle a la humanidad, una parte del Amor, la Fe, la Esperanza, que la pesadilla criminal de la guerra pronto termine en bien de la humanidad.

En el pasado inmediato, la mujer fue emblemática en la guerra (enfermeras), salvando vidas, no quitando vida, no asesinando.

Es por eso, que estos desfiles de mujeres militares, intentan marchitar la flor hermosa que es una mujer e intentan vender de una manera subliminal que "ya es una maquina de la guerra moderna".

Fuente: Dicasterio Para el Servicio Del Desarrollo Humano Integral.

Ancianos Artesanos Por La Paz Global.

Capítulo Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 666 veces.



Lucas Pérez


Visite el perfil de Lucas Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: