Tiene razón señor, pero va preso

Qué manía con lo del "aire acondicionado", que algunos crean que para criticar al gobierno de maduro, señalar las contradicciones obvias del gobierno de Maduro, se tenga que hacer siempre desde una oficina con "aire acondicionado", que pena con ese señor, pero...

Aparte de esa imagen tan curiosa del aire acondicionado creo que los que defienden al gobierno de las sanciones, el bloqueo, la "guerra económica" y las conspiraciones de la derecha pitiyanky, tienen razón. Nosotros solo les reprochamos que crean que este gobierno es socialista y que está haciendo una revolución socialista. Maduro no es socialista, trabaja para el capitalismo, impulsa el capitalismo y todo lo que él trae consigo, va con su lógica. Y de esta manera coincide con sus supuestos enemigos. De aquí se derivan todas las contradicciones que nosotros señalamos. Por ejemplo, la "guerra económica".

Cuando Chávez quiso cambiar la constitución supo desde un principio que todos aquellos que se beneficiaron de la vieja constitución de 1961, complaciente con el libre mercado, la libre iniciativa y demás sobrenombres del capitalismo, iban a reaccionar, porque la bolivariana era para ellos una constitución comunista, de hecho intentaron un golpe de Estado para acabar con ella y llamaron a una huelga patronal y al sabotaje petrolero. Eso fue lo que maduro llamó luego, dentro de su gobierno conciliador, astutamente, "guerra económica", a saber: la reacción normal de los dueños de los medios de producción capitalistas a cualquier intento o amenaza de socializar, o estatizar la economía por parte del gobierno, o de la sociedad, según fuera el caso.

Cuando se hace una revolución siempre se está llamando a una guerra económica en contra de los grandes propietarios y estos reaccionan a los cambio, es natural, se desata una "guerra económica" que hay que librar en contra del capitalismo y el capitalismo en contra de la sociedad, es lo más normal. Sin embargo maduro no entendió (o se hizo el pendejo) que esta reacción no era en contra del socialismo, del cual solo quedaba el nombre, sino fue para que sus medidas económicas (las del gobierno) a favor de los capitalistas fueran cada vez más capitalistas, hasta el punto de que delegara sus responsabilidades como jefe y conductor de los procesos económicos, a dirigentes empresariales y verdaderos capitalistas, olvidándose de los políticos. Y maduro así lo hizo, buscó empresarios o agentes de los empresarios para que dirigieran la economía de la "revolución"…

…Lo que molestó a maduro no era la orientación capitalista de esta "guerra económica", en realidad fueron sus métodos de chantajes, a los cuales llamó "guerra económica", como si fuera excepcionalmente raro que ese sector privilegiado de la sociedad reaccionara (o reaccione) frente a los controles del Estado. Si el Estado controla los sueldos, los precios, el petróleo, las aguas y reserva naturales es lógico y natural que el capitalismo reaccione en contra de eso; a los capitalistas, al capitalismo, al capital, no le fue suficiente con que maduro privatizara las empresas socialistas o las tierras confiscadas a terratenientes, siempre lo quiere todo.

Desde el principio de su gobierno Maduro lo que ha hecho es ceder cada vez más espacios al capitalismo según cómo estos han ejercido presión con el chantaje de la producción, de la falta de divisas, del dólar paralelo, del control de cambio, las conspiraciones y las elecciones libres. Dicho de otro modo, maduro en vez de radicalizar la revolución, tomar medidas políticas sobre los procesos económicos y los cambios sociales, la fue entregando, delegando a los capitalista para que se ocuparan del asunto, la cambió por un capitalismo malo, la sustituyó por esa idea ridícula de la "burguesía revolucionaria" de Castro Soteldo, y a la vez buscando la manera de disimular la restauración capitalista llamando a todo lo hecho con eufemismos, "economía de bienestar social", "socialismo en lo social", "prosperidad económica", "socialismo democrático", "democracia social", "en Venezuela cabemos todos", "Somos Venezuela" etc., evitando hablar de socialismo a secas. Por eso, desde el principio de su gobierno tuvo la necesidad de falsificar, mutilar y adulterar el Plan de la Patria de Chávez, hasta lograr aprobar la nefasta ley antibloqueo, hecha para violar descaradamente la constitución de Chávez.

Las sanciones existen y el bloqueo extraño quizás también exista, sin embargo no afectan a una revolución socialista, porque no la hay, maduro acabó con ella. Las sanciones están dirigidas a hacer presión al gobierno, afectando éste a la población con su afán de desarrollar las fuerzas productivas CAPITALISTAS, porque nadie entiende –solo los explotadores saben por qué – que, con sanciones y bloqueos, crezca la economía del país, pero los trabajadores y menesterosos sean cada vez más pobres y menesterosos, los ricos más ricos y los pobres más pobres… Usted tiene razón señor, pero va preso.

VIVA Chávez



Esta nota ha sido leída aproximadamente 881 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: