La abstención consciente y organizada: el camino correcto

Por un momento hagamos abstracción, observemos con la razón y no involucremos las pasiones, e intentemos analizar las elecciones del 28 de julio próximo. Lo primero que salta a la vista, es la confrontación entre dos minorías burguesas que nada tienen que ver con los intereses del pueblo venezolano, o sea, que el pueblo trabajador el que vive en una condición de esclavo asalariado, no tiene absolutamente nada que buscar en estas elecciones, porque ninguno de los dos bandos que se aliaron para violar el derecho constitucional del pueblo a tener sus propias opciones electorales, ninguno de los dos repetimos, no pertenecen al campo de la gente que se gana el pan de cada día con el sudor de su frente, es decir, ninguno de los partidos y candidatos que están participando en estas elecciones viven de un salario de esclavos, de hacer colas para el gas, no se alimentan con los alimentos que vienen en la bolsa CLAP, no sufren el calvario de las colas para comprar gasolina, tienen o las relaciones o el dinero para cubrir los gastos de tratamientos médicos o cirugía, sus hijos estudian en escuelas privadas o en el extranjero, en fin, son una minoría política que gozan de una serie de privilegios que les está negado al pueblo trabajador. ¿Entonces, pregunto, cuál es la razón por la cual el pueblo venezolano, al que se le violó el derecho constitucional a tener sus propios candidatos con sus propios partidos, deba ir a legitimar este teatrillo asistiendo a votar el 28 de julio? Queda suficientemente claro entonces, que estas elecciones están diseñadas con el objetivo de defender solamente el sistema de explotación y desigualdad que tanto el madurismo como la oposición progringa gozan.

Todo lo anterior es "Razón Suficiente", para que las grandes mayorías de empobrecidos que forman hoy el pueblo venezolano, abandonen la ilusión de que votando por el menos malo podamos quitarnos de encima el desastroso gobierno del madurismo. No obstante, hay personas honestas, sinceras y no menos preocupadas que insisten por la misma situación, coincidiendo con el personaje del cuento de Chéjov, Carta a un vecino erudito, que la propuesta que estamos haciendo "no puede ser, porque esto no puede ser nunca"

Sin embargo, y por la importancia que le damos al debate dialéctico para aprehender la realidad tal cual lo señala Palas Atenea, vamos a seguir metiéndole más leña al fuego con el propósito de que la llama del debate y dialogo colectivo no se apague más siga creciendo y con la cual podamos forjar el instrumento, el arma política que el pueblo necesita para liberarse. Es importante recalcarlo, este debate no es para nada trivial, debemos darle la importancia estratégica que tiene porque en su seno está la posibilidad de que se abra un escenario político cualitativamente distinto, en el cual, pueda emerger un fuerza material popular que modifique la correlación de fuerzas a favor del pueblo trabajador.

En este sentido insistimos que a pesar de todas las estratagemas que está utilizando el gobierno-psuv para mantener el poder es posible su derrota. Y la ABSTENCION CONCIENTE Y ORGANIZADA COMO VOTO, ya sea en su versión voto nulo o en la de no ir a sufragar pero ambas de un modo consciente, organizado como movimiento popular, como una tercera opción entre las dos burguesías, y con un programa mínimo, estaría ejerciendo la máxima presión social sobre un gobierno que nos ha hundido en la miseria y que practica el empobrecimiento programado como una forma de control político. No olvidemos que el futuro no existe, hay que hacerlo.

Nuestra propuesta por supuesto que no es soplar y hacer botella, y mucho menos ES LA PROPUESTA, pero siempre ocurre que cuando una idea nueva impacta en la tranquilidad del campo de las ideas ya existentes, entonces por lo general, el sentido común acomodado al confort de la tradición se resiste aceptarla y la niega esgrimiendo su autoridad demostrada pero con los mismos viejos argumentos que ya no dan cuenta de las nuevas realidades. Y un elemento nuevo de la realidad política venezolana es que no más hasta ayer al pueblo venezolano se le fragmentó en dos pedazos, uno los chavistas, el otro, los escuálidos, pero esta división sociopolítica que hasta ahora funciona a favor de las a las dos burguesías que luchan por el poder, la de maduro y la de la machado para graficarlas a grandes rasgos, esa división está desapareciendo, se puede incluso con un poco de ayuda resquebrajar más. La concentración de la riqueza en las manos de estas dos burguesías se ha hecho tan evidente y tan grande que ante los mismos ojos de los empobrecidos del chavismo y los empobrecidos de la oposición se ha hecho potable, por tanto, que lo que está en la base de la confrontación política en Venezuela el 28 de julio es la agudización de la lucha de clases, esa y no otra la causa que hay que extirpar. Es decir, dos fracciones de una misma burguesía parasitaria aliada a las transnacionales capitalistas que pugnan por el poder y que están dispuestas a lo que sea necesario ( este elemento debe estar presente en cualquier análisis de los revolucionarios), y del otro lado, un pueblo empobrecido que por falta de un partido propio debe someterse como esclavo a los desmanes de esta lumpen burguesía. Voy a concluir, por ahora, con dos preguntas, ¿las elecciones del 28 de julio, de acuerdo al diseño que tienen, a quien favorece entonces? ¿dónde se saca el argumento, de que votando por el menos malos el pueblo tendría la posibilidad de liberarse de los planes neoliberales de esclavización salarial y mayores grados de desigualdad e injusticia social?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 955 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: