Reflexiones ingenuas: "revolución educativa o revolución transformadora…no queda otra"

"La libertad es siempre la libertad de

aquellos que piensan de otra manera".

Rosa Luxemburgo

Uno de los problemas graves que está padeciendo la sociedad venezolana es la crisis educativa (amén de la crisis de la salud, económica y otras).

La educación constituye el piso fundamental para levantar una sociedad consustanciada con el desarrollo tanto económico como cultural, histórico, social.

La crisis actual no sólo es económica. Va más allá.

Si bien es cierto que las medidas cohercitivas impactan la totalidad de la vida social, la educación, por ser el basamento cultural, social, estratégico, constituye el basamento ético, moral, cultural, científico, espiritual y en consecuencia el elemento estratégico para afrontar las consecuencias que generan a nuestro país fortaleciendo la moral de la población a través de un proceso de concienciación y

La sociedad capitalista ha convertido a la educación en un mero instrumento para formar mano de obra calificada para la producción económica mientras que los hijos de los burgueses reciben una educación elitesca los hijos de los estratos más ingentes son educados para el trabajo rústico, manejar instrumentos de trabajo o administrar los recursos económicos que no les pertenece (fábricas, ministerios, empresas…).

La construcción de una sociedad justa, igualitaria, inclusiva pasa por el diseño de un sistema educativo que promueva los valores de la libertad, igualdad, amor al prójimo, responsabilidad, creatividad, altruismo.

Y pasa por la formación en las artes, moral y ética socialista, dignidad humana, consciencia social.

La revisión de los pensa de estudios, tanto a nivel de preescolar, básica, diversificada y universitaria constituye una necesidad prioritaria para lo cual es fundamental hacer una gran jornada que permita el debate de los agentes sociales consustanciados con el cambio del sistema social y económico, educadores, movimientos sociales, comunidades educativas sobre el fortalecimiento de una moral y ética revolucionaria que llegue a los niños, jóvenes, adultos.

La historia y valores de nuestra patria al unísono con la visión socialista revolucionaria sería la columna vertebral y enlazadora de los curricula de los niveles educativos los cuales estarían vinculados prácticamente con las actividades realizadas en las instituciones del estado (Ministerios, entes adscritos, fábricas Misiones…)

Uno de los elementos tácticos para lograr dicho objetivo consiste en la incorporación real de los representantes en la elaboración del diseño curricular y en la participación activa en las actividades pedagógicas y culturales realizadas en las instituciones educativas para lo cual el sistema debe garantizar los medios efectivos.

El momento actual constituye una coyuntura trascendental en la consolidación del proceso revolucionario que se inicia el 19 de abril de 1810 con la Proclamación de la Independencia de Venezuela, la Firma del Acta de Independencia el 5 de julio de 1811 y la Victoria de las fuerzas liberadoras en Carabobo el 24 de junio de 1821 al mando de del Libertador Simón Bolívar quien en Angostura, el año 1819 declara la frase "Moral y luces son nuestras primeras necesidades" haciendo referencia a la necesidad de educar a los ciudadanos americanos con una moral y ética consustanciada con los valores transformadora y una cultura humanista y universal para garantizar la libertad en el continente la cual fue impulsada por hombres como Andrés Bello, Simón Rodríguez y otros intelectuales revolucionarios de la época.

Y me refiero al momento actual porque la situación política nos indica que es necesario profundizar el proceso revolucionario bolivariano, proyecto socio-político iniciado por el Cte. Hugo Rafael Chávez Frías, el cual revindica la lucha de nuestros libertadores y revolucionarios como Ezequiel Zamora, Juan Crísóstomo Falcón y otros héroes.

En tal sentido es fundamental revisar aguas adentro las fallas y errores que se han cometido durante estos 22 años de gobierno que conspiran contra el camino de la revolución socialista bolivariana y que en los actuales momentos enfrenta sanciones y bloqueo, intentos de invasión, magnicidio por parte del imperio, y más cerca un proceso eleccionario al cual el gobierno del Presidente Maduro va con muchas debilidades debido, no sólo desde el punto de vista económico, sino también político, institucional, electoral debido a fallas, omisiones, falta de decisiones acordes con la realidad del país y sobre todo una trama de corrupción en la cual están involucrados funcionarios de alto rango así como hechos que conspiran contra el ingreso económico, salud, educación, estabilidad, consumo , es decir, las necesidades básicas de las familias venezolanas situación que ha ocasionado el éxodo de muchos venezolanos al exterior buscando solución a dicha problemática.

En consecuencia hay dos elementos sustanciales que el Presidente Maduro debe abordar con urgencia: el primero es presentar un programa de gobierno en el cual se refleje soluciones a corto, mediano y largo plazo para solucionar la problemática arriba planteada sobre todo la relativa a la situación del ingreso de los trabajadores de la administración pública (empleados públicos, educadores, médicos, personal administrativo, y de servicio, obreros..). El segundo está la necesidad de remover algunos de los miembros de su gabinete a fin de colocar personal que realmente estén identificados tanto intelectual como ética y moralmente con un gobierno de carácter revolucionario, popular, socialista consustanciados con la visión participativa y protagónica reflejada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

En términos generales, el proyecto educativo debe empezar por sus altos dirigentes (gobernantes, representantes del pueblo (diputados, concejales), miembros del gabinete, gobernadores, misioneros, presidentes de las empresas del estado, miembros de los consejos comunales, jefes de los CLAP, es decir, toda la estructura del poder público nacional, de lo contrario seguiremos con el parasitismo, inercia, burocracia, corruptelas.

Y lo peor, el pueblo, cansado de la incapacidad y corruptela y de no ver una luz al final del túnel pasará factura y optará por una vuelta al pasado lo cual sería un retroceso histórico sin precedentes y sobre todo, afectaría al resto de los países latinoamericanos que están construyendo su propia identidad.

Para luego es tarde.

Patria socialismo o muerte. Venceremos



Esta nota ha sido leída aproximadamente 956 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: