Malcriados con las Prestaciones Sociales no se metan

No solo MCM y los apellidos, procuran con su malcriadez daños al conjunto de la sociedad venezolana, sino que Washington ha dispuesto de todo un entramado de malcriados y malcriadas a sus servicios, cuyos objetivos no son otros sino procurar destruir la tranquilidad de las y los venezolanos. En este último decenio, nos topamos con quienes valiéndose de la heroica historia de tradición revolucionaria del PCV, se valen de ello para utilizarla en detrimento de la misma causa revolucionaria y en provecho o beneficio de los intereses de Washington, valga decir, en favor de la contrarrevolución. Así, fuimos testigos de la coincidencia plena entre quienes se auto definían como supuestos «comunistas» y parecían más bien, estar al servicio del mismísimo imperialismo. En los hechos, tal cual, el otrora PCV, se convirtió en una plataforma de agresión contra Venezuela, su pueblo y clase obrera. Un ejemplo de ello, lo constituye el hecho que dicho aparato del imperialismo, agredía al Gobierno Bolivariano con la estratagema de ser el responsable de haber destruido el salario, mientras ocultaban los efectos causantes verdaderos de dicha realidad; por fortuna, fue el mismo imperialismo, quien se encargó de desnudarse y como chacumbele, delató sus crímenes, glorificándolos como causa heroica, propias de criminales de poca monta. El cuarteto del auto proclamado Buró politiquero con sus incontables ruedas de prensa, que inicialmente contaron con la exclusiva cobertura de Tribuna Popular, pero que hoy en día son cubiertas por una notable cantidad de medios privados, en su mayoría, afines a los intereses imperialistas, en donde la palabra «sanción» y sus efectos es omitida como tema de discusión, solo se habla de temas cuyas causas son producto o resultado de las sanciones, pero como siempre ocurre, su responsabilidad debe ser adjudicada a Nicolás Maduro, porque así lo dispone la Casa Blanca y punto. Se omite tocar el tema en profundidad, no vaya a ser que se ataque al imperialismo, lo cual está prohibido.

Así, en 2019, confesaba John Bolton: «Deseo dejar claro que esta amplia orden ejecutiva (de Trump) autoriza al gobierno de Estados Unidos a identificar e imponer sanciones a cualquier persona que continúe proporcionando apoyo al ilegítimo régimen de Nicolás Maduro», y esa acción, implicó entre otras acciones, que no ingresaran al erario público nacional, los recursos necesarios para cubrir el pago de los salarios del sector público, mucho menos, recursos para incrementarlos, como –caprichosamente- exigían desde el malcriado Buró. Ya más recientemente, se han hecho públicos informes de la Oficina de Servicios de Investigación del Congreso de Estados Unidos, ente estatal, que ratifican lo que siempre se ha denunciado pero que ante los ojos del cuarteto del Buró peceveco, es cuestión de banalidad. Así, en el informe: «Panorama general de la política de sanciones de Estados Unidos», publicado por la Oficina de Servicios de Investigación del Congreso de EEUU, se concluye: «Esas sanciones, no lograron desalojar a Maduro y contribuyó a una crisis económica en el país que ha impulsado a 7,7 millones de venezolanos a huir», los venezolanos y venezolanas que nos quedamos en nuestra Patria resistiendo los avatares de dicha política criminal, sabemos cuán cierta es la premisa allí planteada, podemos diferir en la cantidad de migrantes pero los efectos de dichas políticas imperiales, sí se sintieron en las familias venezolanas. El informe de 54 páginas, revela que las sanciones contribuyeron a una caída pronunciada de la economía venezolana –constantemente- durante casi una década desde la imposición de una serie de sanciones estadounidenses. Hecho confirmado por el diario estadounidense: The New York Times, integrante del complejo industrial-mediático del imperialismo de los EEUU, quien señaló: «Las sanciones a la industria petrolera, que representa alrededor del 90% de las exportaciones del país, causaron recortes dramáticos en los ingresos del gobierno y aumentos significativos en la pobreza» (23-07-2023). Por otro lado, Juan González, principal asesor del presidente Biden para América Latina, reconoció que las sanciones que impone sistemáticamente EE.UU. a Venezuela son de las más crueles del mundo, afirmó «Nosotros lo que hemos visto es que ahora tenemos un marco de sanciones en Venezuela, que es uno de los más robustos en todo el mundo. Entonces, añadirle otra sanción no va a cambiar el status quo», expresó el funcionario estadounidense el 20 de enero 2024. Las sanciones imperialistas, son una variable inexistente para el cuarteto del Buró peceveco de Washington, obsesionado por culpabilizar a Nicolás Maduro de todo lo malo que ocurre en Venezuela; para su infortunio, Washington siempre lo desmiente pues la Casa Blanca, siempre estima que el mal que hacen a los venezolanos y venezolanas, es very cool, plausible.

Ahora que doña MCM le ha dado por darle una crisis depresiva por no poder ser candidata presidencial de los EEUU, Washington estima que es hora de activar sus malcriados para echarle broma al Gobierno Bolivariano, y lo hace activando a su trío de frustrados de la vieja izquierda, sí esos del Buró peceveco, quienes han seleccionado un tema muy sensible para la clase obrera venezolana, las Prestaciones Sociales. En su rueda de prensa del 07-02-2024, dirigida por Pedro Eusse, alerta: «sobre maniobras para legalizar eliminación de las prestaciones sociales». Lo cual, viniendo de estos nefastos personajes; la clase obrera, sí debe ponderar ese alerta, recordemos que sí alguien sabe de robo de Prestaciones Sociales, esos son: además de Teochoro Petkoff ex ministro de Planificación del gobierno de Rafael Caldera apoyado por el PCV de Pedro Eusse, Oscar Figuera y Yul Jabour. La historia de las Prestaciones Sociales, da cuenta de la Reforma de la LOT en 1997, fruto del Acuerdo Tripartito (Gobierno, Fedecámaras y CTV). El robo del siglo, como fue llamado por los trabajadores y trabajadoras venezolanas, mediante el cual se eliminaba la retroactividad del pago de las Prestaciones Sociales por el pago anual de las mismas. Este crimen, fue corregido por Hugo Chávez mediante la aprobación de una nueva Ley del Trabajo, la LOTTT, que restableció el carácter retroactivo del pago de las Prestaciones Sociales, a lo cual se opuso Pedro Eusse por el PCV (11-01-2011, diario El Universal). Es decir, no solo ya concretado el robo de las Prestaciones Sociales, la oposición del PCV al restablecimiento del beneficio en las condiciones vigentes antes de Teochoro y su plan neoliberal dictado por Washington. Por eso afirmamos, y re alertamos a la clase obrera, Memoria Activa con estos facinerosos que expertos en robo de Prestaciones Sociales sí que son. Como dice el diputado Diosdado Cabello: «Cumpliendo instrucciones del FMI como corresponde a todo gobierno neoliberal. Caldera, aplica la llamada Agenda Venezuela, en complicidad con la Confederación de Trabajadores de Venezuela y la central empresarial FEDECAMARAS, aplican un paquete de medidas nefastas que golpeó la calidad de los trabajadores y al Pueblo en general, cabe destacar que esta medida que despojó a los trabajadores de sus prestaciones sociales, tuvieron el apoyo de la cúpula del PCV de Óscar Figuera». Recordemos a Marx y como diría Hegel: «dice en alguna parte, que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa».



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1384 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: