Cáscara Amarga 873

La ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina

La ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina. La ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina de entre la razón y la sinrazón, la locura y la cordura, la ofensa y la defensa, el combate y el casamate, el amor y el odio, la rabia y la ternura, lo hermoso y lo horroroso, la justicia y la injusticia, la guerra y la paz del ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha. Y, en la ironía ofensiva defensiva quijotesca cervantina absurda significativa medular estable profunda de entre la ofensa y la defensa, el combate y el casamate, ubicábase, endenantes, el poeta romántico británico Jhon Keats, cuando dijera que, del, de él, de Jhon Keats: "No odio a quienes combato ni amo a quienes defiendo". John Keats, ubicábase en de por medio por la calle de en medio en la línea de don Quijote. Que, endespués, Hegel y Marx, ubicáranse en la síntesis intelectual esencial hegeliana marxistas absurda medular equilibrada profunda de entre la tesis y la antítesis, de entre lo cuantitativo y lo cualitativo. Agora ahora hogaño, decir síntesis intelectual esencial hegeliana marxistas absurda significativa medular equilibrada profunda es decir la ironía ofensiva defensiva quijotesca cervantina absurda significativa medular estable profunda. Y, siendo asina, al materialismo histórico ingenuo, faltárale la ironía quijotesca cervantina, para lograr la unidad de contrarios, ante el capitalismo histórico rapaz. Y, los platos rotos los estamos viviendo, en el aquí y en el ahora, con lo de Siria, Ucrania, Taiwán, Palestina, en donde han faltado, las nalgas de don Francisco y la ironía de don Quijote, en las mesas misas musas. Cosa que entendiera primero que Hegel y Marx, Jhon Keats en diciendo que: "No odio a quienes combato ni amo a quienes defiendo". Jhon Keats, ubicábase en de por medio por la calle de en medio de entre la razón y la sinrazón, la locura y la cordura, la ofensa y la defensa, el combate y el casamate, el amor y el odio, la rabia y la ternura, lo hermoso y lo horroroso, la justicia y la injusticia, la guerra y la paz de don Quijote, en que, ubicábase Jhon Keats, que no lo hicieran ni Hegel ni Marx, mas bien, negaban la espiritualidad de la Filosofía de las 4E de Maleo 2001, del entendimiento y la estética ética espiritual. Hegel y Marx, ubicábanse en la línea del progreso económico científico tecnológico siglo XIX, línea, que negara las supersticiones espirituales religiosas, lo que esterilizara la ideología del progreso económico científico tecnológico. En tanto que Jhon Keats, ubicábase de entre lo seráfico y lo satánico, lo que faltárale a Hegel y Marx, en el materialismo histórico ingenuo ante el capitalismo histórico rapaz, ubicarse de entre lo seráfico y lo satánico de las supersticiones espirituales religiosas de la Filosofía de las 4E de Maleo 2001, en la línea de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina.

Con divagancia y sin divagancia, la línea de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina, es tanto como decir, la figura significativa medular estable profunda de todos los casos correlativos límite contradictorios caliginosos de equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático diabético, porque, con el poeta Antonio Machado, mas y más, moscas golosas vulgares familiares, se cazan con miel que con vinagra. Y, asina lo rezaba don Tiburcio en su pulpería de la calle Alegría de San Carlos, en que guindaba del techo una enorme serpentina melosa, en que se veía el montón de moscas pegadas de la melaza espiralina serpentina. Y, que a don Tiburcio, tanto como a don Francisco y a don Quijote, los BRICS, han de tener presente en las mesas misas musas, haciendo a mas y a más, de Hegel y Marx, a John Keats, de entre nalgas, de entre gracias y desgracias, tener presente, a la línea de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina.

Con digresión y sin digresión, la línea gris caliginosa borrosa difusa de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina de don Quijote, ha de encontrarse en el lienzo pictórico blanquinegro de entre el yin y el yang de Laozi siglo VI antes de Cristo. La línea gris caliginosa borrosa difusa de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina de don Quijote, ha de encontrarse en el lienzo pictórico blanquinegro en el limitante límbico pecíolo de la cúbica composición con hoja de Fernand Léger 1918. La línea gris caliginosa borrosa difusa de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina de don Quijote, ha de encontrarse en el lienzo pictórico blanquinegro en el límite límbico frontero tocante tangente en el cóncavo convexo contradictorio caliginoso concupiscente 69 cojedeño de Maleo 2001. La línea gris caliginosa borrosa difusa de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina de don Quijote, ha de encontrarse en la bacinilla de Rosa María de entre la mitad llena de miao y la mitad vacía. La línea gris caliginosa borrosa difusa de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina de don Quijote, ha de encontrar su mayor grisura en el punto crucial decisivo inflexivo topológico borroso caliginoso de la línea curva lemniscata de Bernoulli, de la línea curva parabólica cúbica de Picasso. La línea gris caliginosa borrosa difusa de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina de don Quijote, ha de encontrarse en el mero radiante ojo avizor culantro quevedoiano ano de don Francisco de entre nalgas, de entre gracia y desgracias del ojo del culo conceptista cancioneril barroco ¡Coño! ¡Qué peo! De lo que ha de seguirse que don Quijote y don Francisco, han de estar siempre encompinchados en las mesas misas musas moscas melosas en picaresca picardía guiñándole el ojo a los BRICS. Y, en diciéndoles, no cometas la ingenuidad del materialismo histórico y el materialismo dialectico en el parque párvulo infantil de darle la espalda a don Tiburcio, a don Quijote y a don Francisco. Y, a mas y a más, ha de encontrarse, la slash diagonal hipotenusa contrarrecíproca ad absurdum mayéutica socrática, en la optimalidad ortogonal pitagórica de entre el teorema directo y el teorema indirecto de Pitágoras y Sócrates. Y, a mas y a más, ha de encontrarse, la slash diagonal hipotenusa contrarrecíproca ad absurdum mayéutica socrática en el cuadrángulo rectángulo de Pitágoras y Sócrates, en la resolutiva optimalidad pretendida ciriglianovillaverdeiana de entre lo consciente y lo inconsciente en la dinámica de grupos en el huracán de ideas de Cirigliano y Villaverde. Y, a mas y a más, ha de encontrarse, la slash diagonal hipotenusa contrarrecíproca ad absurdum mayéutica socrática en el cuadrángulo rectángulo de Pitágoras y Sócrates en el cartón cuadrángulo rectángulo piramidal paradójico kelseniano guindando del techo del Botiquín de Miguelito en San Carlos de entre lo verdadero y lo falso, en que Miguelito mandara al carajo al principio de incertidumbre de Heisenberg. Asina asín así, a mas y a más, ha de encontrarse en la slash diagonal hipotenusa contrarrecíproca ad absurdum mayéutica socrática en el cuadrángulo rectángulo de Pitágoras y Sócrates de entre la elocuente locura negra y la prudente cordura blanca, la línea gris caliginosa borrosa difusa de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina de don Quijote.

Si la línea gris caliginosa borrosa difusa de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina de don Quijote, ha de estar de entre la elocuente locura negra y la prudente cordura blanca. Entonces sea dicho que la línea gris caliginosa borrosa difusa de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina de don Quijote, ha de ser la figura maleoiana absurda significativa medular estable profunda en la perogrullada primera vez de Perogrullo de todos los casos correlativos límite contradictorios caliginosos de entre la forma ser y no ser de la tesis innovadora inédita novedosa avanzada cojedeña de Cojedes TINACO de Maleo 2001 y la Filosofía de las 4E de Maleo 2001 del entendimiento y la estética ética espiritual. Ergo vergo sea dicho que la slash diagonal hipotenusa contrarrecíproca ad absurdum mayéutica socrática en el cuadrángulo rectángulo de Pitágoras y Sócrates ha de guindar del techo del botiquín de Miguelito en San Carlos. Que el cuadrángulo rectángulo de Pitágoras y Sócrates guindando del techo del botiquín de Miguelito, en el cartón cuadrángulo rectángulo piramidal paradójico kelseniano de Kelsen, en que leíase, el enunciado de la otra cara es verdadero y el enunciado de la otra cara es falso, con que Miguelito, a la songa y songa, burla burlando, mandara al carajo al principio de incertidumbre de Heisenberg. Que asina asín así, que a mas y que a más, ha de encontrarse la slash diagonal hipotenusa contrarrecíproca ad absurdum mayéutica socrática en el cuadrángulo rectángulo de Pitágoras, Sócrates y Miguelito. Que decir la slash diagonal hipotenusa contrarrecíproca ad absurdum mayéutica socrática, es decir, que ha de estar de entre la elocuente locura negra y la prudente cordura blanca, tanto como la línea gris caliginosa borrosa difusa de la ironía ofensiva defensiva quijotescacervantina de don Quijote.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 638 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: