Ante El Plan "Hasta El Final"

El Dilema del Gobierno ante Las Primarias y el Dilema de la Oposición

El Dilema del Gobierno ante Las Primarias y el Dilema de la Oposición

Ante El Plan "Hasta El Final"

Roberto López Sánchez

Ante las previstas elecciones primarias de algunos sectores de oposición, el gobierno de Maduro enfrenta un dilema potencialmente muy peligroso para su estabilidad institucional, una especie de ruleta rusa.

Al mismo tiempo, los sectores de oposición también tienen que confrontar su propia ruleta rusa, ante las reiteradas propuestas extremistas de Maria Corina Machado, las cuales amenazan con hundir el barco electoral antes de que la campaña se inicie.

Analizaremos ambos aspectos de manera sucinta.

Si el gobierno permite la realización de las primarias, una masiva movilización popular para votar ese día, pudiera convertirse en una especie de referéndum demostrativo en contra del PSUV, lo que anunciaría la segura derrota del gobierno en las presidenciales de 2024. De realizarse las primarias, las mismas serán ganadas, con mucha probabilidad, por la precandidata Machado, lo que fortalecería su condición de liderazgo político entre buena parte de la ciudadanía que desea votar contra el PSUV y lograr un cambio de gobierno por vía electoral.

Una gran cantidad de votantes ese día de las primarias, que represente, proporcionalmente, una cifra difícil de alcanzar por el PSUV, asestaría un duro golpe moral al chavismo gobernante, y generaría una crisis en el partido de gobierno, pues con seguridad saldrían internamente propuestas para sustituir la candidatura de Maduro por otro líder o lideresa que no tenga tanto rechazo entre la población.

En el caso contrario, si el gobierno impide la realización de las primarias, recurriendo a alguna de sus ya tradicionales trampas pseudo legales, manipulando al TSJ o al CNE, evitaría la derrota simbólica que sufriría ante una masiva votación ciudadana en las primarias opositoras, pero al mismo tiempo agudizaría su ya desprestigiada fama autoritaria en todos los espacios internacionales, cerrando la posibilidad de cualquier aliviamiento de las sanciones económicas que le imponen Estados Unidos y la Unión Europea.

Si Maduro decide suspender las primarias, generaría problemas para sus relaciones internacionales con los países aliados, comenzando por los gobiernos "progresistas" de Latinoamérica, como Brasil, Colombia y México principalmente, extendiéndose ese impacto a las grandes potencias como China y demás países del BRICS+, que no desean aparecer en el escenario internacional como sostenedores de gobiernos antidemocráticos y violadores de los derechos humanos. Al mismo tiempo, lejos de aliviarse las sanciones, el bloque occidental liderado por USA procedería a profundizar dichas sanciones, agravando con ello la precaria situación económica del país.

Vemos entonces que ambas posibilidades, permitir las primarias o suspenderlas, generan grandes problemas para el gobierno de Maduro. La medida que finalmente tomen no les va a salvar del agravamiento de la crisis política y económica.

En cuanto a la oposición, la consigna programática de Maria Corina, de ir "hasta el final", unida a las recientes declaraciones de Antonio Ledezma, quien cómodamente desde su exilio amenaza con rebeliones civiles y alzamientos militares, genera una crisis en el bando opositor, pues la gran mayoría de los factores políticos que la componen se encuentran actualmente muy distanciados de esos planes golpistas y guarimberos, y han optado por regresar a la participación electoral y el reconocimiento hacia la Constitución, como mecanismo principal para buscar la salida del chavismo-madurismo del poder.

Esas declaraciones de Ledezma, complemento del encendido verbo de María Corina, pueden servirle de pretexto al gobierno para desatar una campaña represiva que le permita suspender las primarias, que busque inhabilitar a la mayoría de los posibles candidatos opositores, mientras persigue y detiene a un buen número de líderes sociales que han encabezado las masivas movilizaciones y conflictos de trabajadores que se desarrollan en el país desde hace más de un año.

El extremismo político del mariacorinismo, que busca recorrer un camino ya totalmente fracasado, y para el cual, además, la oposición no cuenta con ninguna fuerza para desarrollarlo (ni para movilizaciones guarimberas ni posibles levantamientos militares), debería llevar a todo el resto de organizaciones y líderes opositores, a deslindarse claramente de ese camino violento que dibuja Maria Corina en sus discursos. Y no sólo deslindarse, sino aislar políticamente a esos factores extremistas, antes de que su aventurerismo haga colapsar la buena disposición ciudadana que actualmente busca salir de Maduro y del PSUV por vías electorales y democráticas.

En conclusión, por una parte, el desarrollo de las primarias lanza al madurismo por un túnel sin salida, pues cualquiera de las opciones que desarrolle ante las mismas, será perjudicial para el gobierno, profundizará las contradicciones en su interior, y lo dejará muy debilitado para las elecciones presidenciales del 2024. Lo que colocaría, como opción nada descartable para Maduro, la suspensión misma de las elecciones presidenciales del año próximo, acudiendo a tramoyas como conspiraciones y montajes de "golpes de estado".

Y en cuanto a la oposición, el desenlace de la sorda confrontación que de hecho se desarrolla actualmente entre las posiciones aventureras, extremistas y golpistas como las de Maria Corina Machado, y el resto de propuestas que ven en la participación electoral y la exigencia de respeto a la constitución y el voto ciudadano como mecanismo decisor de la voluntad popular, será el que determine la fuerza que el pueblo venezolano pueda acumular para generar un cambio de gobierno en 2024.

Si las primarias se realizan, aunque no tengamos un candidato en particular, ni apoyemos al extremismo de ultraderecha que aparece liderando ese proceso, nuestro llamado será a la mayor participación ciudadana posible. Las primarias deben convertirse en un referéndum contra Maduro y el PSUV. No importa quien las gane.

Si no hay primarias, la búsqueda de un candidato opositor de consenso, no inhabilitado, pasaría a ser la tarea fundamental de las fuerzas opositoras. La estrategia "Barinas", de apoyar masivamente al candidato unitario que finalmente logre sobrevivir a las trabas que colocará el gobierno, debe ser el norte a seguir para una derrota contundente del PSUV en el 2024.

Maracaibo, Tierra del Sol Amada. 26 de agosto de 2023.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1848 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Profesor Titular de la Universidad del Zulia (LUZ) con ingreso en 1994. Licenciado en Educación (LUZ, 1994). Magister en Historia (LUZ, 2005) y Doctor en Ciencias Políticas (LUZ, 2013). Actualmente dicta 6 materias en la Licenciatura de Antropología en LUZ: Historia de América; Historia de Venezuela; Intercambios Económicos; Poder y Movimientos Sociales; Culturas Afroamericanas; y Modo de Vida e Identidad Nacional. Ha dictado seminarios a nivel doctoral y nivel maestría en universidades venezolanas; y seminarios de Historia de Venezuela en universidades de Chile y España. Actualmente coordina la Unidad Académica de Antropología. Ha dirigido proyectos de investigación a través del CONDES-LUZ, y CLACSO. Línea de investigación: estudio de los movimientos sociales. Ha publicado más de 50 trabajos científicos. @cruzcarrillo09

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: