Papeles para el debate

Escenarios de posibles coflictos a partir del primer trimestre de 2007

Elaborado en Dic. 2006.

Ocurridas las elecciones Presidenciales en las cuales salió victoriosa la propuesta de reelección del Líder de la Revolución Bolivariana, la oposición (por medio del ex gobernador Rosales), procura conformar un bloque (plataforma unitaria), que le permita superar sus desencuentros a fin de poder enfrentar los desafíos (retoma del poder), y las propuestas de cambio que el Presidente Chávez elevó a la sociedad (pero también a la dirigencia y militantes de los partidos políticos que le venían acompañado), a objeto de construir Un Todo Amalgamado que garantice la consecución de los objetivos estratégicos del proyecto bolivariano y la Unidad del Pueblo hacia el Socialismo.

Nos referimos por una parte, a la creación del partido unido para la revolución bolivariana (que llevaría tentativamente como siglas “PSUV”, según idea del Comandante Presidente, Hugo Chávez), y por la otra la reforma parcial y/o enmiendas de la CRBV; ambas, garantizarían el piso político y jurídico necesarios para darle continuidad a la propuesta socialista, en lo político, social, económico y cultural. Al respecto, estamos convencidos que en todas las sociedades abiertas, siempre existirán voces disidentes. Venezuela no es ni será la excepción de la regla. Por tanto, la propuesta de la creación de un partido único de la revolución obedece a los fines de unificar las fuerzas de avanzada que pululan en el seno del pueblo y no para cercenar el derecho de la disensión de la minoría sobre determinadas políticas públicas que a la luz de sus intereses de clase, aparecerían como contradictorias e inconvenientes.

Por el contrario, se procura estimular su participación por las vías democráticas y que ellos, desde las tribunas existentes, puedan manifestar sus oposiciones y consideraciones como suele ocurrir en los sistemas políticos democráticos.

Hasta ahora, la minoría que históricamente controló el poder real en nuestro país por más de 40 años y que estaban acostumbrados a lograr sus objetivos por medios o sistemas de negociación ajustado a sus intereses y necesidades (más no democráticos pues se sustentaba sobre la base del reparto burocrático de cuotas de poder a espaldas del Pueblo), ahora, deberán reflexionar sobre como reinsertarse en el nuevo esquema sociopolítico tal que, puedan participar de las bondades del nuevo modelo que emerge como expresión de la voluntad de las grandes mayorías (con base a la democracia participativa y protagónica), y no de la democracia de representación popular que como tal, fracasó en nuestro país; donde la forma de negociación que emerge es otra y ellos, deberán asimilarse (sumarse), si de verdad son democrático y desean participar que no perturbar, el devenir histórico y el nuevo modelo de democracia que nace con la Revolución Bolivariana.

En ese sentido, no creemos que la oposición sea capaz de articularse tal que de ese consenso se concrete una voluntad política (bloque o plataforma unitaria), que les permita nuclearse pues los intereses que se mueven alrededor de este fenómeno denominado “oposición”, en términos de clase y económicos, son múltiples y disímiles; amén que la configuración de un partido único entre ellos (si ese fuere el caso), es opuesto a la naturaleza de su conducta y percepción de la vida. Los postulados que los mueven y animan en lo político, social y económico son divergentes a los del socialismo. Es decir, ellos promulgan el individualismo y no el colectivismo; el egoísmo y no la adhesión; la competencia y no la solidaridad. Por tanto, creemos (vista su ideología y principios), que una propuesta de ese orden sería casi imposible se materialice en su seno.

Podrán negociar determinadas cuestiones; más nunca se unirán como si lo haría el pueblo y su vanguardia, a objeto de concretar propuesta revolucionarias en función de los intereses generales del Pueblo; salvo que entiendan que andando solos su destino sería incierto y su “desaparición” política inevitable, pues no poseen sustento ideológico que les justifique existencialmente frente a nadie. Por tanto, reiteramos lo que el Presidente Chávez afirmó, “la IV República murió”.

Visto lo anterior y hasta tanto no logren limar sus diferencias (muchas de ellas insalvables), los más radicales procurarán en soliloquio dar continuidad a su lucha (o actuaciones terroristas cuando lo legal no les funcione), en contra del pueblo y su vanguardia. Nuevamente actuarán por la vía de instituciones “fundamentales” (Iglesia; Gremios Empresariales; Medios de Comunicación; Ong´s), financiadas desde el exterior pero con base de apoyo en la denominada “sociedad civil”, en temas y materias que evidenciarán a todas luces sus contradicciones con el Pueblo. Lucha de clases que ellos atizarán pero que le endilgarán a la vanguardia revolucionaria, a quien acusarán de ideologizar todo lo que acontece; cuando la verdad serán ellos quienes así actúen. Temas como socialismo o marxismo y otros que les causan pavor, estarán en el tapete.

Del mismo modo, estimularán mecanismos de presión “legales” que elevarían incluso si es posible ante la Asamblea Nacional o instancias de gobierno o por ante la comunidad internacional (en caso que la medida nacional no prospere), solicitando la revisión y/o eliminación de Leyes que afectan sus puntos de vista o solicitando la creación de nuevas Leyes que les permita la materialización de un instrumento jurídico para soportar su tesis de una “amnistía política” para quienes atentaron contra El Pueblo, Sus Instituciones y Su Proyecto de País en el pasado reciente. Dicha solicitud la disfrazarán con el discurso de la reconciliación y la unidad nacional de todos los venezolanos. Jugarán a estimular la “sensiblería humana”. En el caso de los medios de corte privado, la SIP, en tanto gremio empresarial, será utilizada como una de las vías principales para atacar al gobierno nacional y sus políticas públicas en materia comunicacional.

A la final, su búsqueda los lleva a la necesidad de definir la creación de un escenario que afecte negativamente (por medio de sus agentes infiltrados en el Poder Legislativo y en el movimiento revolucionario), los intentos de reforma y/o modificaciones parciales (léase también enmiendas), de la CRBV cuando ésa no sea proclive a sus intereses sociopolíticos.

Así mismo, actuarán (nuevamente), a fin de estimular el desgaste (creación de condiciones subjetivas), político del Presidente para así permitirse consolidar y materializar un ambiente objetivo que les accedería, en el lapso señalado en la legislación vigente, a convocar la revocatoria (mediante referéndum), del mandato presidencial y por mampuesto, de todo el poder popular que le acompaña; para así regresar (sempiterna aspiración), de nuevo al estatus quo perdido. No descartamos que intenten “retomar” la calle vía la única figura que los logró nuclear recientemente a objeto de consolidar las condiciones subjetivas que señaláramos supra, ya que las mismas son necesarias a la luz de la activación de la “Operación Mayo”, propuesta desde la administración Bush para ser aplicada en Bolivia, Ecuador y Venezuela, donde simultáneamente incitarían actos de un mismo tenor que como tales producirían un efecto dominó (según sus cálculos), que derrumbaría los gobiernos revolucionarios que en dichas naciones vanguardizan (junto a Brasil, Argentina y Chile en un segundo plano), el proceso de liberación popular que ocurre en el Continente. De allí que para el imperio era (es), vital e impostergable, la muerte (física y espiritual), del Comandante, Fidel Castro Ruz, soporte moral y sempiterno mal mayor que en América Latina quien para ellos, obscurece el proceso de concreción de la oferta neoliberal del imperio en su “patio trasero” junto al Presidente Hugo Chávez, Evo Morales, Daniel Ortega y demás compañeros presidentes quienes como malos ejemplos, afectan la agenda geopolítica mundial imperial, tanto en el Medio Oriente como en Europa y Asia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2877 veces.



Manuel José Montañez Lanza


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: