Mi palabra

¿Cuál es la dictadura y sus dictadores?

"Cuba envía médicos y demás solidaridad

por todo el globo y es una terrible dictadura.

USA crea guerras, saquea recursos y es democracia"

Pablo Hasél

La perversidad de los que, pretenden entregarle el país al gobierno de los Estados Unidos, se hace cada día más evidente y peligrosa. En estos momentos, cuando el empleador de mercenarios se encuentra en serias dificultades para saciar su voracidad, tratan de meterle muletas de cualquier manera, pero todos los argumentos para justificar su actuaciones rastreras, se caen sin necesidad de moverlos y terminan haciendo el triste papel de enfermos con impulsos irresistibles, ya que, siguen con el mismo cuento utilizado, desde el mismo momento que, el imperialismo empezó las invasiones, supuestamente para proteger a la humanidad del comunismo y ahora han agotado todos los recursos para presentar al gobierno de Venezuela, como una amenaza para los EE. UU, con anuncios increíbles, como ¡La dictadura! o ¡El dictador Nicolás Maduro!

Por los momentos, todo se ha quedado en los medios de comunicación, a pesar del poderoso poder mediático, porque son muy pocos, los que se creen esas mentiras, ni siquiera repetida tantas veces, como una canción de moda y da la ligera impresión, que viven en estado de shock, totalmente atormentados en una pesadilla en la que supuestamente ven y sienten la dictadura, como un rugido de fieras salvajes en la media noche. Con toda razón, en el momento más crítico de la pandemia del Covid-19, se metieron en la cola del pelotón dirigido y creado por el imperialismo para acelerar la invasión, aprovechando el momento muy complicado, en el cual el gobierno venezolano –como tenía que ser– se desplegó a lo largo y ancho del país para minimizar los daños de este terrible virus, pensando en el pueblo, mientras Donald Trump, acosaba haciendo uso de cualquier bicho rastrero.

Uno de los más fieles indignos: Guaidó, llegó a Miami, perseguido por la "dictadura" y ha pasado tan imperceptible, que solamente algunos jodedores se dieron a la tarea de regar la noticia, pero, aun así, nadie se escandalizó, no quedándole otra a lo más rancio del parlamento de los Estados Unidos, que invitarlo para escucharlo balbucear la "famosa" pieza oratoria, como un niño empezando a pronunciar palabras ¡La dictadura de Maduro! Recordándonos la expresión de Franklin Delano Roosevelt, al referirse a Tacho Somoza: "Sí, es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta" ¿Qué les quedaba? ¡Recibirlo y después arrumarlo, como un parapeto viejo!

El recurso de la dictadura de Maduro, ya nos les sirve a los persistentes mentirosos de la oposición para seguir engañando, ni siquiera en las interminables colas para surtir gasolina. Por eso, se encuentran sumamente acelerados en realizar las primarias para escoger el candidato a las presidenciales, pero, como todo el que abriga esperanzas a través de las mentiras, no dejan de pregonar e insistir en la dictadura, ya que, es parte del libreto del imperialismo para atacar al gobierno venezolano. Sin embargo, donde existen sobradas razones para demostrar manejos propios de una dictadura, es, en instituciones manejadas por contrarios al gobierno, precisamente por probados golpistas y dictadores. La CEV, es un verdadero nido de fabricantes de mentiras y la plana mayor nunca piensa en algo distinto, ya que, parece un partido político. La FMV, su presidente parece eternizarse en el cargo, como ficha de AD ¿Quiénes son los dictadores?

Es tan risible el eterno pregón de la oposición con la palabra dictadura, que, en Venezuela, no han cesado las protestas y es raro, cuando se ve algún cartelón denunciando dictadura. A donde usted vaya, no consigue una muestra de autoritarismo, como tal. Sin embargo, de lunes a sábado muy temprano por la mañana escuchó a un amigo, quien hace las veces de secretario de unos médicos, pronunciando la palabra dictadura, como un loro viejo, pero, es para referirse a las mujeres; él tendrá sus razones. Todos los gobiernos dictatoriales de los últimos años han sido impulsados por los gobiernos de los Estados Unidos, y en su propio territorio a cada momento se presentan casos descaradamente con mano de dictadores, pero terminan disfrazándolos con la caricatura democrática y a llorar al valle, como dicen en algunas partes de Venezuela, como una tradición.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1540 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: