Saque su titulo de periodismo en una caja de ACE

¡ACE lavando y yo descansando ¡ACE lavando y yo descansando ¡. Era el Jingle, de una famosa publicidad de este detergente, años atrás, que también sorprendía a los compradores del producto, ofreciéndoles algunas sorpresas contenidas en la caja de ACE.

Veía Ud. acompañado del slogan publicitario a la foto o caricatura de un Ama de Casa, fregando bolsas y bolsas de ropa, con una sonrisa en los labios, sin echar una gota de sudor y mostrando la ropa blanquita.

Pareciera que la Directiva del INCES, asesorados no se sabe por quién, ofreció hacer cursos exprés para formar reporteros, es decir formar periodistas que se dedicaran al reporterismo, quizás una de las modalidades del periodismo mas riesgosa y de cuidado.

Bueno, pero ellos, asesorados, no se sabe por quién, hasta ahora, lanzaron esa mantequilla, gradúese de periodista reporteril, en un santiamén, sin pasar por procedimientos enredados, como Tesis de Grado, madrugonazos, chuletas y profesores con cara de venenitos. No señor, déjese de eso, en el INCES, le ofrecemos ese Título al mismo precio, sin engorrosos procedimientos.

Los Directivos del INCES, en eso, se parecen a los Directivos de algunos Canales de Televisión, que para ahorrarse unos reales, llama a sus usuarios, a realizar notas de prensa, a tomar foto y videos y enviarlos al canal, sin importarle el manejo poco ético de la imagen y de la información, que por cierto, y quizás ignoran, tiene protección en el Derecho Internacional.

Pero lo que nada nos cuesta, hagámoslo fiesta. Hay quienes pretenden ignorar la historia del periodismo, ignorar también las luchas que se han producido para lograr tener esa profesión a nivel universitario; ignorar que existen aproximadamente 29 Escuelas de Periodismo en Venezuela, con sus respectivas especialidades y para colmo ignorar el peso de la Deontología Profesional, en esa disciplina.

Echan por tierra también, los que fomentan el ejercicio del periodismo a la ligera, el periodismo exprés, la existencia en el mundo y en nuestra región de aproximadamente 100 Códigos de Deontología Profesional, donde se establecen normas orientadoras para el ejercicio del periodismo responsable, así como el esfuerzo de los que según ellos, perdieron su tiempo formulando Teorías acerca de la Teoría de Comunicación, el Periodismo, y la filosofía que los abarca. Olvidándose, entre otras cosas, que en nuestro caso particular esta profesión, como las que existen en las universidades venezolanas, tienen protección constitucional y que en las Escuelas de Periodismo, la materia de Ética profesional, es obligatoria.

Claro, en el fondo de esta tramoya, lo que se pretende es que la Comunicación, el Periodismo en particular y la Información en General, estén a libre albedrio, de quien le dé la gana de manejarla, a su antojo, para manipularla, para lavar cerebros y ponerlas al servicio de la publicidad morbosa, del poder contralor, de los intereses hegemónicos, de la Guerra, como actualmente, se hace con las llamadas Guerras de Cuarta Generación.

No es sólo el manejo técnico y la capacidad de imitar algunas labores que realiza el periodista, sino que se trata, en general, del conocimiento teórico sobre la concepción de la Comunicación, su impacto en la ciudadanía y la responsabilidad que implica como profesional el manejo de la información. No es vano, la propia UNESCO ha formulado un Código de Ética Internacional, que orienta sobre la materia.

No es la primera vez que me he enfrentado a estos argumentos que pretenden, desmeritar a la profesión del periodista, e incluso decir que su ejercicio no requiere de formación universitaria.

Los que se mueven en esa tendencia, han venido ejerciendo el periodismo al margen de la Ley y de alguna manera, pretenden justificar su conducta, haciendo mofa de la formación académica indispensable que se debe tener en el manejo de la información, que por cierto, de acuerdo a los nuevos criterios jurídicos constituyen ya, valores universales.

Pero lo que no podía imaginarme, es que desde una institución educativa del Estado venezolano, se pretendiera consolidar esa tendencia, ignorando todo lo que he señalado, la historia de periodismo, su formación académica y sobre todo la existencia de 29 instituciones de educación superior que forman periodistas profesionales en general y en determinadas especialidades. Por cierto, que la Escuela de Periodismo que hoy tiene la UCV, es la de más larga data en nuestra región, sirviendo a otras que se han creado después y formando legiones de periodistas que hoy ejercen en los diferentes medios de comunicación que existen en Venezuela.

Para refrescarles la memoria a los que se mueven en esa onda, debo recordarles una expresión del Premio Nobel Latinoamericano, García Márquez, que refiriéndose a la responsabilidad en el ejercicio periodismo, profesión, que ha ejercido dijo: "La Ética al Periodismo, es como el zumbido al moscardón".

En otras palabras la formación deontológica es fundamental en el ejercicio del periodismo por la gran responsabilidad que debe tenerse en el manejo de la información, que de acuerdo a su tratamiento puede generar un gran beneficio para la humanidad, pero también nefastos efectos. Así como una mala praxis médica, puede acabar con la vida de una persona, el manejo irresponsable de la información, puede también matar moralmente a un ciudadano.

Lamentablemente, hoy en nuestro país, observamos que a pesar de la larga historia, no tengamos un Colegio de Periodistas, que como, otrora, defienda la profesión y al periodismo y una Escuelas de Comunicación que desde sus instancias directivas, tampoco asumen esa responsabilidad.

Esa lamentable situación en nada justifica desmeritar la noble profesión del periodismo, ni da a pie para que se ejerza el periodismo en forma ilegal, cuando la tendencia mundial en material comunicación es que cada día esta profesión se ejerza con mayor responsabilidad y criterios deontológicos.

De consolidarse la tendencia que desmerita la formación académica en el periodismo, ya veremos en la televisión, a modelitos de falda corta, con tumbaos insinuantes , de sonrisa de oreja en oreja, levantando con la mano el título enrollado, como aparece en las fotos de graduandos, parodiando la cuña publicitaria de ACE y diciendo: ¡Yo Disfrutando y tú Estudiando¡ ¡ Yo pirateando y tú estudiando¡, con música de Reguetón de fondo. ¡Aprovecheee¡, Saque su Título de Periodista en una Caja de ACE, o en una bolsa como se distribuye ahora.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1401 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: