El 17 de diciembre entierro al mantuano Simón Bolívar

Este 17 de diciembre se cumplen 192 años de la muerte del mantuano caraqueño: Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Ponte Palacios y Blanco. Y yo como Negro, que no acepto ser etiquetados como Afro, he decidido dar fin a la Mentira y escribir todo lo que pueda para desagraviar a mis ancestros, por dejarse engañar con el cuento de que iban a libertarlos de la esclavitud y les darían tierras para tener Patria, si les acompañaban a pelear contra el Rey Sol de España. Lo que ocultaron a mis ancestros fue que él y su grupo de mantuanos rebeldes, sólo les tenían asignado el trabajo de cargar los pertrechos equipajes, alimentos y las bestias que ellos no podían cargar y además colocarlos como carne de cañón en los campos de batalla.

Bueno, decidí volver a tocar el tema de la Negritud, viendo las noticias y videos de lo que está pasando en Haití y la cantidad de muertos que allí se producen a diario y la poca importancia que le dan todos los gobiernos del continente, la prensa y las ONGs defensoras de los Derechos Humanos, sucesos que a mí lo que me provoca es ponerme a llorar. ¿Es que 400 años de ignominia no bastan? Los Negros haitianos cometieron el gran pecado de ser los primeros en haberse liberado y fundado una Nación en el continente americano y eso no se lo ha perdonado todavía la culta y cristiana Europa. El llamado que hizo ayer la Vicepresidenta de Colombia, solicitando les sean resarcidos los daños patrimoniales causados a los Negros y Negras colombianos, también me animaron a retomar este tema.

¿Quién recuerda o sabe, cuántos miles de Negros y Negras murieron en los cientos de batallas que libró Bolívar y sus compañeros mantuanos, apoyados en nuestra capacidad de carga? ¿De dónde cree Ud. Amigo lector, que surgió esa expresión de: ¨Negro solo sirve para cargar bojotes? Basta con leer un poco los libros oficiales de la historia venezolana para no encontrar ninguna huella que hayamos dejado en esa historia patria, solamente hay el caso de Pedro Camejo, llamado Negro Primero, porque era muy diestro en el manejo de la lanza y se las clavaba con más precisión y cantidad en el pecho y estomago a los soldados de las tropas españolas.

Bolívar muere en 1830 y no es hasta 1854, cuando se dieron cuenta los mantuanos amos del valle, que les salía más barato, pagar con fichas el trabajo esclavo en las haciendas, que tener que mantenerlos en condiciones para trabajarles a ellos; es por eso que los mantuanos hicieron una Ley donde liberaron oficial y legalmente de la esclavitud a la mano de obra que les generaba el estándar de vida que disfrutaban en las ciudades. Esto trajo terribles consecuencias para mis ancestros ancianos quienes por cientos murieron por el hambre y las enfermedades que les fueron contagiadas a las mujeres negras desde que iniciaron la trata de esclavos.

Mientras en España y en toda Europa habían cesado las prácticas esclavistas, aquí en las haciendas de los mantuanos se acentuaban y las leyes a nuestro favor, que eran emitidas desde el Consejo de Indias, eran engavetadas y entre ellos se burlaban de los Negros esclavos diciendo: ¨Se acatan, pero no se cumplen¨.

Pasaron 192 años y el engaño continuo todavía, los herederos de Bolívar se convirtieron en héroes y nosotros los Negros ni siquiera aparecemos reflejados en sus historias que inventaron, donde justifican las matanzas que se hicieron entre ellos, para apoderarse de las pertenencias del Imperio Español, como ahora intentan hacer con el imperio norteamericano, prometiéndonos que ahora si tendremos derecho a tener una Patria donde todos seremos iguales. Hoy como ayer nosotros ponemos los muertos y ellos se llevan la gloria y nos hacen creer que están luchando para liberarnos. El mismo cuento de siempre. El mismo musiú, pero con diferente cachimba.

Antes nos decían Negros para clasificarnos para usarnos como bestias de carga, ahora nos dicen Afros y nos hicieron desaparecer por arte de magia. Ahora no existimos. No estamos. Con el cuento de que todos somos, mestizos iguales, la nueva raza cósmica, etc. Etc. Nos hacen rendirles pleitesía y trabajar para ellos sin ningunas responsabilidades hacia nosotros. Ahora no servimos para cargar bojotes, solo para servirles de payasos y entretenerlos tocando nuestros tambores y nuestras mujeres moviéndoles el trasero para despertar sus lujurias. Por eso y por muchísimas razones más, yo decidí no conmemorar ninguna de esas fechas Patrias que los Mantuanos de siempre nos han vendido y más cuando ellos mismos no quieren ver impresas en sus monedas y billetes la cara de su Libertador, sustituyéndola por los Patricios del imperio Yanqui. Da pena ajena encontrar la imagen de Bolívar impresa en billetes tiradas en las calles y en los basureros.

Yo había decidido no tocar más el tema de la Negritud, pues la imposición que hicieron los gringos del término AFRO, para distinguir, designar y etiquetar a todos los seres humanos con piel obscura, pelo rizado, nariz ancha y labios gruesos, hizo que a los que estamos orgullosos de nuestro fenotipo racial Negro, se nos acusara de racistas acomplejados y hasta llegaron al extremo de borrarnos de todo tipo de documento legal o educativo como si la palabra NEGRO fuera una grosería. Para los blancos anglosajones del Norte y para los AFROS de allá, traídos del África como Esclavos, las palabras NEGRO y NEGRA son ofensivas, insultantes y peyorativas.

En la hoy República Bolivariana de Venezuela, no encontrará usted la palabra NEGRO o NEGRA en ninguna Ley, esto lo decidieron los patriotas mantuanos desde la Constitución de 1864, para evitar los levantamientos de Negros y Negras Cimarrones que argumentaban debían ser tratados como ciudadanos y no como esclavos a pesar de la Ley que los liberaba de esa condición desde 1854. Los Mantuanos bolivarianos de esta época han sido más inteligentes y aprobaron una Ley contra la Discriminación, negando nuestra existencia como grupo racial con identidad propia y los derechos conquistados con nuestra participación en la gesta independentista.

Después de 23 años de Revolución Bolivariana, podemos afirmar que la población negra venezolana continua invisibilizada, discriminada y confinada en comunidades donde la pobreza y carencia de los servicios públicos básicos es notoria, donde es casi imposible mejorar su status social, económico o cultural. El único Negro que ha tenido alguna trascendencia fue Aristóbulo Isturiz y para eso tuvo que dejar de ser Negro y transformarse en AFRO.

La población denominada blanca anglosajona y europea ha tenido mucho éxito insertando en la psiquis de los demás grupos raciales, que los Negros y Negras somos una especie de homos sapiens inferiores, que nacemos sin derechos y para ser esclavizados, excluidos e invisibilizados, por lo menos esa es la percepción que yo he acumulado en mis 82 años de existencia en este planeta. A los 55 años de edad fue cuando pude descubrir mi ESENCIA y el porque me tocó vivir las vicisitudes de mi EXISTENCIA (SOY, LUEGO EXISTO) y pude darme de cuenta que yo era un Negro Venezolano y NO un Venezolano Negro. Pude entender la intención de las expresiones: ¨Negro solo sirve para cargar bojotes¨ y ¨Negro es Negro y su apellido es Mierda¨, o ¨Negro cuando no la hace a la entrada, lo hace a la salida¨, las cuales no son nada de chistosas y entendí que esas expresiones estaban dirigidas a mi persona y era la formas de (Negrearme) o sea manifestar el racismo que aún práctica gran parte de nuestra población, en contra de nuestra gente. Ante la situación descrita, usted amigo lector le pido responda a la pregunta siguiente: ¿TiENEN ALGUN SENTIDO PARA LOS NEGROS Y NEGRAS QUE VIVIMOS EN ESTE PAIS CONTINUAR CELEBRANDO FESTIVIDADES O CONMEMORANDO HECHOS HISTORICOS DONDE NO HEMOS SIDO INVITADOS?.

A los que van a salir a contestarme o a insultarme, por el contenido de este artículo, les pido me describan un caso, (uno sólo) en el cual ellos hayan sido testigos o protagonistas, donde no se cumpla la máxima siguiente: ¨Cuando un Negro y un Blanco, comen juntos en compañía; el Blanco le debe al Negro o es del Negro la comida¨. Yo en mis 82 años de vida, no he encontrado, ni recuerdo ningún caso que rebata esta Ley de convivencia humana en Venezuela. Puede ser que en otros países no suceda, me gustaría comprobarlo.

Yo sé que este escrito va a causar piquiña y me van a tratar de acomplejado para arriba y de propiciar la lucha racial, cuando la verdadera lucha es de clase sociales, tal como me lo expresó el Comandante Chávez, cuando le hice este planteamiento en la sede del Colegio de Profesores de la ULA, durante un almuerzo (1996) donde fui invitado por el profesor David Fermín (QEPD), en ese tiempo Presidente de APULA. Yo para ese momento estaba promoviendo la conformación de un movimiento político de NEGROS, INDIOS Y MESTIZOS, para participar en la vida política del país (NIMES). Y Después de esa conversación desistí y decidí incorporarme al proyecto del Comandante en la campaña que estaba haciendo y recorriendo al país.

Para los que no conocen nada de mi trayectoria y lo involucrado que estoy con esta temática, les informo que, en mi tesis de grado, para graduarme de politólogo y la maestría que hice en Pedagogía Alternativa, trata sobre LA EXISTENCIA Y ¨LA PARTICIPACION DE LA POBLACION NEGRA EN LA VIDA DEMOCRATICA DURANTE EL PERIODO 1959 -1995. Aprobadas en ambos casos con mención publicación. O SEA QUE SE DE QUE ESTOY HABLANDO.

El lector de este artículo, que hasta este párrafo ha llegado, sabrá comprender las razones por las cuales me declaro en rebeldía para seguir celebrando o conmemorando fechas que solo sirven para fortalecer a la clase política que históricamente ha discriminado, excluido y explotado a las personas que muestran el fenotipo racial, que las caracteriza como Negros por el color de su piel. ¨

juanveroes@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 688 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: