Venezuela es el país #1 del planeta

Hace poco le mandé a Aporrea un artículo que escribí donde demuestro científicamente (con evidencias científicas) cómo el actual jefe de Estado venezolano y su gente serían (son) los principales responsables del masivo incremento de crímenes atroces, como descuartizar a las víctimas y lanzarlas a los cochinos para comida, o, como mujeres violando a niños, y niños traficando en pornografía infantil, y otras tremendas barbaridades, atrocidades, y aberraciones del comportamiento humano, cosas jamás visto antes aquí en Venezuela de manera tan flagrante y rampante, pero no me lo publicaron (ver más abajo por qué).

Son cosas que ocurren hoy aquí en Venezuela, pero no esporádicamente, sino de manera regular y continuada y aun creciente, todos los días y a nivel nacional, cada día empeorando, lean las noticias, es algo atroz, yo no sé cómo una sociedad puede seguir viviendo así sin implosionar en una guerra civil al estilo de Ruanda, es absolutamente horrible.

Bueno …

En ese artículo que Aporrea no me publicó, les presenté entre otros ejemplos, una atrocidad que me pasó a mí personalmente aquí en Venezuela recientemente (la primera vez después de 40 años viviendo en este país de manera intermitente y permanente), donde escribí (modificado un poco ahora):

"Son atrocidades y aberraciones del comportamiento humano, como cuando yo, estando discapacitado y en muletas, en Guiria (Venezuela), en el 2015, fui muy violentamente secuestrado, torturado, y casi matado a machetazos por seis jóvenes que querían los dólares que yo jamás tuve (por eso me iban a cortar en pedacitos con sus machetes, pero me escapé), quienes además se masturbaron a mi lado tocándome y cortándome la barriga (livianamente para aterrorizarme) con un machete mientras yo estaba atado a mi propia cama, como un animal, listo para ser descuartizado, como le pasó a Carlos Lanz. Eso, es aberrante, pero explicable (ver más abajo)."

Bueno, como dije arriba, Aporrea no me publicó ese artículo, sin embargo, eso no me ofende ni me molesta ya que ellos son los dueños del medio, yo no, entonces en mi libro ellos tienen todo el derecho del Universo de publicar o de no publicar lo que ellos decidan de publicar o de no publicar. Yo no tengo nada que decir en ese asunto. Normalmente, cuando Aporrea me rechaza artículos, es porque usé demasiadas groserías, o porque yo habría escrito palabras que podrían, dependiendo de cómo serían interpretadas, y por quién, meter a Aporrea en problemas legales (difamación, libelo, calumnia, etc.).

Entonces, estoy bien con eso.

Cuando esto ocurre, normalmente dejo pasar el asunto, y paso a otro tema ya que, por algo, no fui publicado, lo cual insinuaría que posiblemente el tema que había abordado necesitaría más pensamiento de parte mía antes de escribir al respecto, y eso lo agradezco mucho a la gente de Aporrea, porque cuando eso ocurre, siempre aprendo algo nuevo, sin embargo, en este caso, quiero seguir con el mismo tema, pero intentaré abordarlo de otra forma:

1- Todos nacemos con genes de criminalidad y psicopatía (capacidad de cometer barbaridades aberrantes sin empatía) donde en algunas personas esos genes se activan más que en otras. Alrededor de 10 de cada 100 personas nacen con los genes de la psicopatía activables (pero no necesariamente activados), pero solo alrededor de 1 de cada 100 personas desarrolla la psicopatía hasta un extremo considerado (hoy) criminal.

2- Nadie conoce todas las razones por las cuales los genes se activarían más en algunas personas y menos en otras, sin embargo, gracias a los avances científicos, particularmente en el área de la resonancia magnética (tomografía axial computarizada), se está encontrando más y más evidencia que los factores que pueden activar o impedir la activación de los genes, tendría mucho que ver con el desarrollo hormonal de la persona y con la reacción bioneurológica de la persona a los estímulos externos (el ambiente, las circunstancias, trauma, etc.), o sea, tendría mucho que ver con cómo nuestras neuronas reaccionarían dependiendo por ejemplo de su acondicionamiento previo, o de, por ejemplo, las circunstancias que promoverían o impulsarían la creación o la muerte (incluso el asesinato y el suicidio) de nuestras neuronas y sus carreteras y autopistas que existen principalmente en nuestros cerebros, pero que también existen por todo nuestro cuerpo. Hoy se sabe que las neuronas no son fijas, sino que pueden ser modificadas, matadas, o creadas durante toda la vida del ser humano aunque las neuronas que se establecieron en nuestros cerebros durante la niñez y la adolescencia son las más difíciles de influenciar o cambiar.

3- Desde hace por lo menos 60 años, se ha estado comprobando científicamente que la desnutrición crónica en los niños y los adolescentes es uno de los principales factores, sino el principal factor que contribuye directamente a la activación --- de por vida y básicamente permanente ---, de los genes relacionados a la delincuencia, la criminalidad generalizada, y la psicopatía (capacidad de cometer crímenes bárbaros y aberrantes sin empatía), influenciando directamente de manera extremadamente negativa nuestras neuronas, por ende, nuestra capacidad de discernimiento entre el bien y el mal (la psicópatia), entre otras cosas.

Sabiendo esto, y haciendo un poco de investigación para confirmarlo y corroborarlo (ver más abajo), uno puede determinadamente concluir que las sociedades donde la desnutrición crónica existe entre las niños y adolescentes desde su nacimiento y/o durante su joven edad (pubertad), serían las sociedades más violentas y criminales del planeta, con comportamientos humanos aberrantes, etc. … serían sociedades donde la violencia, la delincuencia, y la comisión de actos bárbaros y aberrantes serían cometidos de manera más seguido que en las sociedades donde los niños y adolescentes serían bien nutridos desde el comienzo de sus vidas.

Este hecho se puede confirmar y corroborar fundamentalmente y muy fácilmente al buscar las informaciones en le internet sobre, por ejemplo, los niveles de criminalidad (la comisión de crímenes de todos tipos) de país en país, como esta información por ejemplo, donde Venezuela se encuentra número 1 del planeta en cuanto a la criminalidad generalizada junto a otros países donde la desnutrición crónica ocurre de manera rampante y persistente como ocurre aquí en Venezuela desde el 2013, una condición perpetuada por los gobernantes de esos países; Venezuela, Papua Nueva Guinea, Sudáfrica, Afganistán, Honduras, Trinidad Tobago, Guyana, y El Salvador, entre otros (pero Venezuela es el peor país de todos).

Lo opuesto también se aplica.

En los países donde los niños y adolescentes son generalmente muy bien nutridos desde que nacen, el nivel de criminalidad dentro de esas sociedades, es muy bajo; Qatar, Emeritas Árabes, Omán, Suiza, Japón, Islandia, etc.

Entonces, uno puede razonablemente llegar a formular la siguiente ecuación:

más desnutrición crónica = más violencia y criminalidad (y comportamiento aberrante).

EL CASO VENEZUELA

En absolutamente todos los países más violentos y criminalizados del mundo, no solo los gobernantes son entre los más corruptos del mundo (eso se puede corroborar con más investigación), sino que a raíz de ser tan corruptos, ellos permiten que una enorme parte de su población (normalmente más de 80%) sufra de desnutrición crónica, ¿por qué?, bueno, porque pueden.

Esto se hace al redistribuir los recursos del país (Estado, gobierno, privados, etc.) de tal manera que por lo menos 80% de la población pague las riquezas de la minoría 20%.

Esto es precisamente lo que ha estado ocurriendo aquí en Venezuela desde el 2013, y se ha hecho principalmente al deliberadamente y progresivamente reducir los salarios y pensiones de las mayorías obreras y trabajadoras (80% de la población) desde alrededor de $500 al mes en el 2013, a menos de $15 al mes hoy, por ende enriqueciendo a los ricos (la minoría 20%), mientras los precios de casi todos los productos básicos al consumidor aquí en Venezuela son más elevados que en los países donde los salarios y las pensiones de los obreros y trabajadores son superiores a $1500 al mes.

O sea, se ha forzado a por lo menos 80% de la población venezolana a vivir en un estado de desnutrición crónica (ya van 9 años).

No creo que en toda la historia de la humanidad se haya visto este nivel de deliberada barbaridad humana a una escala tan enorme donde afecta de manera gravísima a por lo menos 24 millones de venezolanos y venezolanas, todos impotentes frente al actual Estado venezolano y sus clases dominantes, un situación profundamente aberrante donde el mismo ser humano (el más malo) arremete libremente, impunemente, y deliberadamente contra su prójimo (el más inocente), simplemente porque puede, donde, en este caso, son las clases dominantes y gobernantes venezolanas (no son extranjeros) y sus socios (el 20%), quienes arremeten de manera casi totalmente impune contra los indefensos (el 80%).

Este es precisamente el caso actual de Venezuela, desde el 2013, y empeorando cada día más (para el 80% solamente) … aunque los medios de comunicación del actual Estado venezolano digan lo contrario … ellos mienten, pregúntenle a cualquier venezolano o venezolana honesto y honesta que vive aquí que no tenga contactos o palanca.

Hay gente que dice que esta barbaridad del ser humano contra el ser humano que existe hoy aquí en Venezuela, entre la masiva y rampante violencia y criminalidad generalizada, se debe a la "guerra económica" que supuestamente empezó en el 2013 contra el actual Estado venezolano, sin embrago, ha sido el mismo jefe de Estado venezolano quien ha estado firmando decreto presidencial tras decreto presidencial, decretos aprobados y firmados por él mismo que han progresivamente oficializado los salarios mínimos y las pensiones desde el 2013, pasando de alrededor de $500 al mes en el comienzo del 2013, como dije arriba, a menos de $100 al mes a finales de ese mismo año, a menos de $20 al mes el año siguiente (2014), y desde entonces, hasta menos de $2 al mes hasta finales del 2021 … hoy está en menos de $15 al mes y se acerca a $10 al mes, justo antes de Navidad, ¡malditos sádicos!

Ven, no fue la oposición quienes firmaron esos decretos, no fue tampoco el presidente de EEUU, ni el congreso de EEUU, ni el gobierno del Reino Unido o de Canadá, ni Duque de Colombia, ni tampoco fue Dios, ni el Diablo, ni algún marciano, no señor, fue el actual jefe de Estado venezolano quien firmó y sigue firmando TODOS esos decretos, él mismo oficializando la pobreza y la miseria de por lo menos 80% de la población que él gobierna, o sea, oficializando la desnutrición crónica en por lo menos 80% de la población de Venezuela.

Otra gente dice que todo esto ha ocurrido debido a las sanciones impuestas contra el actual Estado venezolano por EEUU, Europa, y Canadá, pero eso no puede ser, porque las sanciones fueron impuestas solamente a partir del 2016, cuando los salarios y las pensiones, vía decreto presidencial, ya se encontraban por el piso, regularmente por debajo de $20 al mes, reducidos deliberadamente y oficialmente de por lo menos 95%, por el actual jefe de Estado venezolano.

CONCLUSIÓN

Más la reducción de los salarios y las pensiones = más la pobreza crónica.

Más la pobreza crónica = más la desnutrición crónica.

Más la desnutrición crónica = más la violencia y criminalidad crónica.

Y más el comportamiento aberrante.

¿Quién precisamente sería la principal persona responsable por el hecho de que Venezuela es hoy el país #1 del planeta con la mayor tasa de criminalidad?

La respuesta es obvia.

Venezuela es el país #1 del planeta.

Sí señor.

N.B. Todo esto fue inspirado por el actual fiscal general de Venezuela quien tanto se jacta públicamente de meter presos a los más pobres --- y por ende a los más crónicamente desnutridos --- de nuestro país que comenten graves crímenes, cosas horribles, aberrantes y torcidas, esencialmente exponiéndolos públicamente en un show como animales en jaulas de un gigantesco zoológico, sin JAMÁS decir pío sobre la causa principal de esta rampante criminalidad que ha transformado este país que una vez fue un paraíso terrestre, en un infierno total repleto de la mayor cantidad de violencia y criminalidad (y comportamiento aberrante) del planeta. Es impresionante de ser testigo de gobernantes que se jactan de encarcelar a los criminales que ellos mismos crearon en primer lugar vía la desnutrición crónica. Así lo veo.

oscar@oscarheck.com


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1012 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: