Integración ética renovadora en Nuestra América

Con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela 1999, se generaron instancias solidarias de integración. El 14.12.2004 se crea la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América Tratado de Comercio de los Pueblos. ALBA-TCP, como intento de complementación entre países, con énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social. El 23.02.2010, en México, se crea la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños- CELAC ratificada en Caracas en 2011. A nivel global, en septiembre 2015, la ONU aprueba la Agenda 2030 con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) un acuerdo global orientado a poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, lograr la prosperidad económica y social y la sustentabilidad ambiental.

El encuentro bilateral del presidente de Colombia Gustavo Petro y el presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro, abre paso al diálogo y a la integración, el respeto a la libre determinación y la soberanía, la integridad territorial y la no injerencia en asuntos internos de cada país. Reiteran continuar impulsando la construcción de un nuevo orden internacional, justo e inclusivo, multicéntrico y pluripolar, con estricto respeto a los pueblos a las instituciones elegidas por ellos y a las diversas culturas que existen en nuestro planeta. Asumiendo una integración ética solidaria. constructora de paz con verdad, justicia, diálogo democrático, defensa de los Derechos Humanos, convivencia fraterna y cuidado de la Casa Común, cada vez más con sentido de buen vivir.

Desde la espiritualidad liberadora y la Diplomacia de los Pueblos, este clamor ético popular impulsa a retomar el camino de integración solidaria en la construcción de la paz para asumir la integración no sólo comercial, sino en función del bienestar de los pueblos. El rescate de la ética en la dimensión política, como aporte al bien común. Valorar la democracia con respeto a las diferencias, en unidad en la diversidad dentro de criterios culturales comunes en la historia del continente mestizo y del sueño bolivariano de la Patria Grande.

Frente a la actitud irresponsable de los grandes poderes transnacionales, los movimientos sociales y los gobiernos responsables intentan con el triunfo de Luis Ignacio Lula D Silva en Brasil recuperar su rumbo solidario. Con una visión ético política que inspira a las comunidades eclesiales de base de Nuestra América a seguir dando aportes que tiendan a ofrecer en medio de la crisis, una esperanzadora perspectiva ética de integración en función del bien común y de la defensa de la vida en el planeta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1300 veces.



Programa LLegó la Hora

La Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social, Fundalatin, es una organización civil, cristiana-ecuménica, abierta a todas las personas y credos, inspirada en la Teología de la Liberación y el Pensamiento Bolivariano, que centra su atención en los sectores oprimidos de América Latina. Fundalatin se creó en Caracas en el año 1978, ante un continente bajo dictaduras militares que practicaban el terrorismo de Estado, (desapariciones, torturas, exilios), según decían "para salvaguardar la civilización occidental cristiana amenazada por el terrorismo".

 fundalat in@gmail .com      @FundalatinVzla

Visite el perfil de Programa LLegó la Hora de Fundalatin para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: