Crítica ácida

Sombra de terror internacional mientras Venezuela triunfa

Los pueblos levantan su protesta luego de sufrir la pandemia, se la combate, pero sigue viva y pendiente de imprudencias y descuidos de la humanidad descreída. Pese a vivir en una nación considerada entre las más destacadas o las mejores en el control al coronavirus, opositores comunicadores inducen a olvidar el detalle de Venezuela triunfante, porque son medios de agitación social, tímidos y recelosos en las advertencias sobre bioseguridad, estimando que, si coinciden con el gobierno socialista, chavista, revolucionario y bolivariano, están apoyando al presidente Nicolás Maduro.

Medios de agitación social dominados por la oposición, evitan contribuir enfáticamente en las advertencias al peligro de no usar tapaboca y el largo etcétera de recomendaciones para evitar el virus. Si fuesen tan determinantes en alertarnos cuantitativamente, como lo son para incluir las cuñas comerciales, si creería que les preocupa la salud del colectivo, lo contrario es indicativo de amar primero el materialismo publicitario. Lo triste es que esos dueños de medios confusos sin remedio, estén empeñados en una posición contraria al deber moral, sin haberles importado derrocar a Chávez por 47 horas.

No volví a preguntarle a jóvenes y no tan jóvenes por qué no usaban tapaboca durante diligencias habituales impostergables: trabajo, estudios, compras y salidas obligatorias de cualquier índole, varias respuestas desagradables me cortaron la buena intención, sus autores seguramente ven por TV que en naciones con más fallecidos se impone el fantasma de las ventas, actitud encaminada a agradecer a quienes provean de lo que sea y "no le paren mucho", disculpen la cita coloquial, aduciendo que son vainas impuestas por Maduro y sus conmilitones comunistas.

Años atrás expresé por emisoras de radio y en artículos de opinión para medios regionales en Aragua donde hoy me tienen vetado, e igualmente escribí en periódicos revolucionarios de circulación nacional a los que no volví a enviar colaboraciones por hacerlo únicamente para Aporrea, indicaba mi satisfacción de ver que Barrio Adentro y demás medidas de auxilio a las comunidades desasistidas, significan cuando menos atención directa, si eso es el comunismo nuestros habitantes descubrían que el marxismo leninismo no es el mercantilismo voraz, el socialismo cubre disposiciones desde tiempos de Chávez y por lo que los capitalistas pierden.

La sombra de tinieblas se expande por Europa, víctimas de flagelaciones por hambre e incomodidades, levantan el descontento contra quienes en forma torpe y aplicando tensas medidas solo favorables al capital y su burocracia, en nada contribuyen a la paz, hay efecto por las empecinadas sanciones inaceptables, el terrorismo antiruso les parece fórmula complaciente a quienes les pagan en altos cargos, con la anuencia de gobernantes pitiyanquis en los cinco continentes, por temor a sanciones de EE UU a empresas particulares, aplauden declaraciones guerreristas internacionales.

Un ensayo de países con fuertes economías emergentes creado el 29 de noviembre del 2006, a fin de regularizar políticas con la influencia mundial de sus integrantes, es el BRICS, responde a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, identifica economías en naciones con gran dimensión geográfica y demográfica. En el fondo la intención lógica de estos países es impedir la hegemonía perniciosa de gobiernos imperialistas, que se jactan de invasores y ductores del mundo. Después de 16 años el grupo BRICS muestra prudencia en esta crisis, ante los fracasos occidentales encabezados por Washington y gobernantes lacayos, vasallos esparcidos por el mundo temeroso.

Tormenta contra la paz es la amenaza del subsecretario del Departamento de Estado para América Latina, Brian Nichols dicha ante la comisión de Relaciones Exteriores del Senado en Washington "Nicolás Maduro comete un error grave si piensa que nuestra paciencia es infinita y que las tácticas dilatorias le van a servir". Obsérvese que nada les cuadra empeñados en obstaculizarnos, entretanto Venezuela refuerza su economía sin encabestrarse a intereses del cobarde pasado proyanqui, firmes en acuerdos con el comercio mundial castigando a quienes sean entreguistas arrodillados a dictámenes de los extodopoderosos estadounidenses polidelincuentes en su derrumbe siglo XXI.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 480 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: