Cuento o razón

¿Quién entiende a los humanos?

Pipo corrió de un lugar a otro y después cuando vio que Juancho que observaba como el sol, cual llamarada, se ocultaba allá en el horizonte por la lo lados de Juangriego, se acercó a él y le preguntó;

- ¿Juancho quién entiende a los humanos?

El periodista lo observó con asombro ante tal interrogante y hasta se rascó la cabeza, cosa que no acostumbraba a hacer y luego se quedó observando fijo a su perro y le manifestó: "Pipo no te metas en esos temas profundos e ignotos. No es fácil contestar una interrogante semejante y más aún si viene de un perrito como tú. De paso, ¿por qué tú formulas esa pregunta?"

Pipo escuchó al reportero y no contestó de inmediato, pues no estaba acostumbrado que Juancho le respondiera una pregunta con otra, porque mal que bien siempre le respondía sus interrogantes, las cuales a veces entendía y a veces no, pero ahora fue diferente, aunque no quiso entrar en detalle por la actitud del periodista y comentó: "Porque he escuchado que hoy dicen una cosa y mañana otra. No son fieles ni leales a sus principios, ni menos con sus semejantes y eso no lo podemos entender nosotros los perros que mostramos fidelidad y querencia en todo momento, es decir en los malos y en los buenos momentos, sin embargo, he notado que los humanos no son así, al contrario, no son leales, ni fieles y de paso son muy egoístas e hipócritas. Y esto para serte sincero no lo entiendo yo ni tampoco mis semejantes.

El periodista admirado por los comentarios de Pipo no le quedó más remedio que darle la razón y agregó: "Mira Pipo, lo mejor que podemos hacer es no meternos en esa profundidades, donde en vez de aclarar cosas, las vas a oscurecer y esa no es la idea de una conversa entre tú y yo, por tanto vamos a dejar esto hasta aquí y mañana seguimos hablando de otro tema menos escabroso que éste. Ahora nos toca esperar la hora para dormir y amanecerá y veremos".

El perro observó al periodista y entendió que no quería conversar sobre el asunto planteado y por eso decidió darle las buenas noches y se retiró a buscar su dormitorio, para descansar y esperar al otro día.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1300 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: