Parlamento

Futuro incierto

El oposicionismo venezolano, en obediencia y complicidad con la Casa Blanca, bajo los gobiernos Donald Trump y Joe Biden, han ocasionado al pueblo venezolano un gran daño, hoy ese mismo pueblo, ha respondido colocando a la oposición y a sus aliados foráneos en un escenario político con un futuro incierto. Con un drama aterrador que los coloca en la arena política sin: propuesta de cambio, sin liderazgo, sin apoyo popular, pero si con un gran rechazo, el venezolano de a pies los ve vinculado a la corrupción y a una actitud anti Patria. Hoy pagan bien caro los errores cometidos en el pasado y en el hoy presente. Pese a la peor crisis en la historia del país, la oposición venezolana no encuentra la forma de apartar del poder al Chavismo, dirigido por el Presidente, Nicolás Maduro, todo indica que el gobierno parece haber recuperado parcialmente el control de la situación y la oposición se encuentra ante el dilema de participar, debilitada, de una nueva mesa de diálogo y en la próximas elecciones presidenciales programadas para el año 2024.

En la actualidad, la oposición venezolana presenta un futuro incierto, pero el pueblo venezolano, con la dirección del Chavismo, en el gobierno tiene un reto que se centra ahora en elevar su producción petrolera que actualmente ronda los 750 Ml Bd, pero para lograrlo es necesario relajar las sanciones impuestas dentro del ámbito internacional y darle paso a la inversión privada externa, para lo cual son indispensables los acuerdos políticos que permitan a Venezuela producir más crudo.

El futuro incierto se agudiza en el seno de la derecha terrorista venezolana, cuando pierde como aliado al gobierno Colombiano, el actor más activo del desaparecido cartel de lima. El nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, consideró que es momento de que la normalización de las relaciones con Venezuela se materialice en el comercio y la producción binacional. Ya hay un flujo normal, ahora hay que ampliar eso hacia el tema del comercio, hacia el tema de la producción", manifestó el mandatario colombiano con relación a los avances en la integración diplomática con nuestro país. Tal hecho constituye una derrota enorme al mal llamado gobierno interino del exdiputado rastrojo: Juan Guiado.

El futuro incierto de la oposición terrorista venezolana, va en aumento, en relación a los hechos que estamos viendo y viviendo: en fecha reciente del mes agosto, Caracas y Bogotá, designaron los representantes para las embajadas, para consolidar el restablecimiento de los vínculos diplomáticos, que se habían fracturado durante el gobierno saliente del vasallo y títere de la Casa Iván Duque, quien de manera innoble decidió desconocer al presidente constitucional, Nicolás Maduro, y aliarse al autoproclamado exdiputado rastrojo Juan Guaidó. Hoy en franca derrota.

El futuro incierto continuo, cuando se le consultó al nuevo jefe de Estado Colombiano, Gustavo Petro, el respaldo a Guaidó como jefe de Estado se lo consultaron al presidente Petro durante una entrevista, a lo que respondió recordando el mito de las cavernas de Platón. Dijo que, como en el mito platónico, la realidad del exdiputado rastrojo Juan Guaidó como presidente de Venezuela está hecha de puras sombras. El presidente de Colombia agregó que el exdiputado de Voluntad Popular "no tiene control de nada en Venezuela".

El futuro de la oposición terrorista venezolana, se hace más incierto cuando, El exalcalde metropolitano de Caracas y prófugo de la justicia, Antonio Ledezma, cuando confirmó en fecha reciente, su interés en ser presidente de Venezuela. No voy a mentir ni andar con hipocresías, quiero ser Presidente de Venezuela, pero una cosa es lo que yo quiero y otra cosa es lo que se pueda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 440 veces.



Francisco Medina

Abogado. Dirigente político. Exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar

 medinafranr@gmail.com

Visite el perfil de Francisco Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: