¿Quién responde por el "conflicto" con educadores Presidente?

Una vez hecho el anuncio de que la semana próxima se hará efectiva la cancelación de la deuda con los docentes y trabajadores del sector educación (por concepto de bono vacacional y recreacional), cabría esperar que en los próximos días se conozca nombres de los que deben salir de funciones en el gobierno.

Asumiendo que el Presidente Maduro, al igual que Chávez, es un defensor de los trabajadores y de sus intereses, es claro que en esta crisis con los educadores quedan en evidencia actores que han generado malestares y descontento, afectando gravemente la imagen del gobierno, especialmente en el seno de los trabajadores.

A menos que lo ocurrido haya contado, desde el principio, con el beneplácito del Presidente Maduro, cosa que muchos pueden dudar aun, el Presidente no tiene otra opción que relevar de sus cargos a varios de los Ministros involucrados en esta crisis. Incluso siendo el máximo dirigente del PSUV, debería exigirle a los sindicalistas ( psuvistas ) del gremio educativo que cesen sus funciones de representantes de los trabajadores, por incapaces también.

Decimos esto viendo como en cuestión de horas, después de instalada la mesa de negociación, el gobierno termino accediendo a cumplir, en el corto plazo, con la justa y legitima demanda de los trabajadores, dejando claro que además de contar con dinero para honrar la deuda reclamada, se tenía la voluntad política para resolver la crisis.

Los sindicalistas del MPPE señalaron en documento consignado al Ministerio del Trabajo (25/07/2022) que "existen algunos funcionarios que pretenden distorsionar y vulnerar los preceptos constitucionales".

En el gremio docente movilizado durante los días de protestas en reclamo de sus derechos vulnerados fueron recurrente los señalamientos contra la ONAPRE, sin dejar por fuera los fuertes cuestionamientos también a las Ministras de Educación Yelitze Santaella y de Educación Universitaria Tibisay Lucena. El Ministro del Trabajo Francisco Torrealba, también esta entre quienes jugaron un papel estelar en el conflicto.

Ahora si el Presidente estaba al tanto de todo, como muchos arguyen, lo que debe revisarse con detenimiento es la "política salarial" que desde 2018 se ha puesto en marcha.

Si bien con la decisión anunciada de cancelar la totalidad de la deuda al sector educación se pone fin al conflicto reivindicativo que movilizo a miles de docentes y trabajadores a nivel nacional, debe quedarle claro al gobierno que, los trabajadores, a pesar de no contar con verdaderas vocerías sindicales que defiendan con vehemencia sus derechos e intereses laborales, están dispuestos a movilizarse en la defensa de sus logros y conquistas.

El 2024 está más cerca de lo que muchos pueden creer, no puede el gobierno jugar con fuego sabiendo que en año y medio entramos en un año electoral y que los trabajadores, que representan una masa significativa del electorado, pueden aplicar un voto castigo a un gobierno que desde sus orígenes se ha proclamado defensor de los trabajadores, de sus derechos y sus intereses.

Nadie en estos tiempos de crisis ha resistido más que los trabajadores, por ello a nadie más que a los trabajadores por justicia les correspondería mejorar sus condiciones materiales de vida en la medida en que los ingresos del Estado aumentan y que la crisis se supera.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 767 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: