Por ahí está Carlos Reyes

Por redes sociales pude seguir la marcha de los trabajadores del magisterio (a esos que milagrosamente no le aplican un expediente administrativo) caras conocidas y otras muchas desconocidas, la distancia, el tiempo transcurrido y la memoria juegan sus malas pasadas, pero es mi ciudad de Valencia y conozco cada calle, cada botiquín, donde hay arboles de mango y arboles de pejua.

Salen del punto de concentración con cierto orden y con mucha hidalguía, son esos que nos enseñaron las primeras letras y a cantar el himno nacional, el himno del árbol y que luego fueron nuestros consejeros y hoy son nuestros amigos y "no camaradas" ese termino que es para algún conocido que luego de desavenencias con una dirección es desechado, aislados, cercados por una red de silencio, me quedo con el amigo y con aquello de Aquiles Nazoa cuando expresa "Creo en la amistad como el invento más bello del hombre" A el poeta Nazoa lo veía en mis años de niñez en los actos del MAS si del Movimiento Al Socialismo, ese de Cabrujas, Teodoro, Pompeyo, Eloy Torres, Jacobo Borges, Puyuta, Ochoita, Juvencio Pulgar Lenin Sánchez, Pitoco, etc. Esos productores de política y de pensamiento que con errores y virtudes en los años 70s del siglo pasado, le dieron un vuelco y se deslindaron, de esa izquierda que admiraba, admira y sigue soñando con Gulag, UMAP, la invasión a Checoeslovaquia o a los Jemeres Rojos y un largo etc. De barbaridades.

Entre esos amigos veo ahí tomando una pancarta a un amigo que además es educador, y POETA con mayúsculas letras, un tipo crítico y de buen humor, que platica, razona, discute y que fue amigo de mi padre desde los lejanos finales de los 50s y principios de los 60s del siglo XX, marcha bajo ese sol valenciano. Por ahí va Carlos Reyes "el secre" lo veo que toma una pancarta con fuerza que parte del Rectorado de la Universidad de Carabobo hasta la Gobernación del Estado. Apenas lo reconozco y lo veo que conversa con sus contemporáneos ya se le notan los años de lucha y de vida, pero va acompañado por jóvenes educadores, a esos jóvenes que le s levantan expedientes administrativos, que son perseguidos, amenazados, vapuleados por los Sindicatos Blancos (esos que están al servicio del patrón del Estado, del gobierno, del partido, esos que no tienen autonomía alguna y que están a las ordenes de quien mande y que la palabra esquirol no los ofende y si los enaltece)

Carlos Reyes entonces nuevamente en la lucha, participa, activa, cree y crea da ejemplos de vida y rebeldía, esta con sus libros y sus enseñanzas, con su palabra y su fino humor, esta con los suyos en su batalla cual gladiador después de muchos años que desea seguir en la batalla junto a cientos de Espartaco, de hombres y mujeres que batallan en el asfalto y en la acera por un mundo mejor. Me gusta ver a quienes fueron mi referente de infancia en una nueva batalla y desde aquí amigo te acompaño. Ya nos tocara vernos y abrazarnos y saludar a los que vienen y también a los que se han marchado, a los que siguen siendo amigos, aunque ya no quieran a su pueblo, a enfrentar a esos que enaltecen a un pueblo con palabras y en los hechos lo vapulean y vejan.

Me gusta ver a esos seres que van por ahí regando melodías y que si hubiera un Estado medianamente responsable vería en Carlos Reyes a un hombre bueno, lleno de virtudes y seguramente con defectos, pero ante todo un venezolano leal a sus convicciones y a la palabra. No imagino que dirían los chicos que marcharon el martes 28 de este mes del Rectorado a la Gobernación del Estado Carabobo, pero si no los saben se llama Carlos Reyes y es un poeta, un hombre valiente y uno de los imprescindibles.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 468 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: