En Margarita, estamos tomando para el monte y en el monte nos añingotamos, con los ojos pelaos

Francisco Castañeda Malavé, en su libro Crónicas de la Margarita Adentro (2020), nos explica cómo ese proceso de contactos con otros mundos y otra gente, dejó en la isla ciertos términos (palabras) que fueron acoplándose y tomando un perfil propio.

Uno antes decía, del pollo me gusta el masango y por eso se entendía lo que hoy conocemos como muslo. Hoy, cuando sucede el milagro de comer pollo, se suele decir: dame una patica y un muslo.

Antes de aparecer la letrina o excusado, los margariteños tomábamos el monte adentro para vaciar las tripas. Uno ya tenía más o menos el sitio como apartado o reservado, pero había que tomar las precauciones del caso, porque por el monte, era posible sentir, ojos a la caza. Ya en el sitio previamente escogido, los margariteños nos añingotábamos y la carga, que a veces era pesada quedaba en el sitio. Este hecho concreto de la Margarita rural, creíamos que no volvería, pero volvió en pleno proceso de este progreso que tanto le encanta al camarada Dante Rivas y del cual, nos ha hablado con detalles en sus artículos.

Hoy los margariteños o una parte importante de nosotros, estamos volviendo al monte. Supongo que en Porlamar ya ni montes hay y la posibilidad de una añingotada será muy difícil. Es posible entonces, que allá están echándole mano a otros métodos. Un amigo me dijo en estos días, que están desarrollando el procedimiento de la bolsa y luego buscan, cómo hacer con ella.

En muchos pueblos del Municipio Gómez, estamos rescatando dos tradiciones. Está rescatada la vieja tradición de ir al monte y de añingotarse, como los hicieron nuestros abuelos y abuelas o como estuvo haciéndose hasta ya entrada la década de los años sesenta del siglo pasado.

El rescate de estas dos tradiciones (ir al monte para añingotarse) es posible hoy, gracias a Hidrocaribe. En los pueblos del municipio Gómez (Santa Ana, Tacarigua, El Cercado, San Sebastián, Los Altos del Gallego, El Maco, la Vecindad) y otras comunidades del Municipio Marcano, están volviendo al monte. En este caso, ya tenemos más de sesenta días sin recibir agua por las tuberías y es casi imposible comprar un camión de agua porque, comprarlo les deja a muchas familias, sin la posibilidad de comer. Un camión de agua potable y no potable está por los cielos.

Se acuerdan de la canción que nos cantó José Ramon Villarroel. Esta que dice: El tinajón de mi abuela se rompió/del Cercado se lo trajo la vecina/lo tenía en un rincón de la cocina/ en una orqueta que su viejo le cortó. En Margarita, también rompieron las letrinas y volvemos a la etapa más rural de Margarita. Todo esto, gracias al concurso mancomunado de Hidrocaribe, la gobernación, las alcaldías y los organismos nacionales, que están lavándose las manos.

El rescate de esta tradición en Margarita, no es un problema que se presenta gracias al esfuerzo de Hidrocaribe. Es justo decir, que, aunque la gobernación y las alcaldías no tienen aparentemente vela en este entierro, también tienen una especie de alianza estratégica con Hidrocaribe y mancomunadamente se juntan para este propósito. Siendo el problema del agua, un asunto serio (grave) en Margarita, la alcaldía de Gómez (por ejemplo) no tiene más de tres camiones cisternas y tres están malos según la información que se maneja.

Aquellos cuentos que nos echaba Dante Rivas, según los cuales, la producción y distribución de agua mejoraría, no pasó de ser otras de esas cosas que pensaba Dante Rivas desde alguna bonita oficina y con su equipo de "comunicación" dispuesto a echarnos bromas. Sesenta días sin agua y oficialmente, no se oye una explicación que nos permita entender, si después de Rómulo Betancourt en Margarita, hubo y habrá la ejecución de un proyecto importante para aliviar el problema.

Mis batatas están tomando masa muscular porque se da el caso, que uno se añingota en un sitio y tiene que ir moviéndose, según la carga que traiga. Por ahora, en Margarita no llueve y uno en cada añingotada está libre de los mosquitos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 861 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: