El Parque Los Enanitos esas cosas de un alcalde no tan grande

Hablar de los que partieron del mundo de los mortales parece inútil, pero se tiene que hacer y es que la crónica de los largos días obliga. Valencia la de Venezuela no cuenta con muchos espacios verdes para el uso y disfrute de sus habitantes y claro los espacios para que se diviertan los niños son todavía mas escasos. Hace algunos años en medio de la catarsis que provocaba el chavismo con Chávez aun vivo, Valencia tuvo la desgracia de elegir a un alcalde que casi con seguridad es de los peores que aterrizo en el mundo político y administrativo de la ciudad. Yo le aposte a este sujeto en cuestión y creí de buena fe que el tipo haría una buena gestión, gestión que termino en indigestión y llego a gastroenteritis administrativa.

Valencia es una ciudad que ha resistido batallas militares, sociales, políticas, sitios de exterminio e incluso resistió a Edgardo Parra a este último tendré que hacer referencia fueron de verdad años duros y poco amables para la ciudad, recuerdo los días cuando en medio del cumplimiento de sus deseos, como destruyo el Parque Los Enanitos y como la catarsis militante y la cartilla de lecturas de algun@s camaradas, compañeros, compatriotas y paisanos defendían con vehemencia absoluta el trabajo de las palas mecánicas, los picos y las palas que acabaron en muy poco tiempo una obra pequeña pero significativa para la ciudad y sus habitantes.

Llegue a escuchar a algún o alguna estudiante de la Aldea Hugo Chávez (algo de culto a la personalidad) que hablaba con propiedad casi absoluta de la necesidad de acabar con símbolos que no pertenecían a nuestra nacionalidad (chauvinismo "revolucionario") no faltaba mas y claro como el cuento de Blanca Nieves era de origen alemán, imagine por un instante que estos patriarcas de la fe, de estos guardianes de la disciplina revolucionaria dictada desde la oficina de un alcalde de una pequeña ciudad estarían planificando algo con la Colonia Tovar (por suerte nada ocurrió) y la Colonia Tovar quedaba fuera de la jurisdicción del Alcalde de Valencia de esos oscuros años.

En esos días Cuando Edgardo Parra estaba en plena cresta de la ola y que lo nombraron miembro permanente del consejo de ministros se me ocurrió llamarlo Alcaparra, así abreviaba alcalde Parra, ya se percibía que el apodo que se me había ocurrido un día de diciembre al final seria un epitafio en vida Alcaparra estaba en todos los guisos. Ya la vida nos puso y nos va poniendo a cada uno en su justo lugar y a pesar de los trabajos y la intención de destruir el Parque Los Enanitos las personas de bien le continúan llamando así.

La ciudad sigue andando y los amigos artistas siguen haciendo de ese punto de la geografía nacional un punto con menos sombras y algo mas de luz. Al parecer el nuevo alcalde Julio Fuenmayor esta tratando de hacer las cosas de mejor manera y es que un alcalde no es la flama de la revolución, un alcalde tiene sus tareas perfectamente claras en la constitución y sus tareas son específicas, puede dar unos pasos más allá o mas acá, pero intentar hacer de una alcaldía un espacio para la confrontación parecería una brújula sin norte.

La ciudad parece estar mas limpia, hay un poco mas de dialogo y los picos y palas para la destrucción de lo poco que hay parecen haberse detenido, ojalá y pudiera haber un acercamiento con los sectores artísticos de la ciudad del parte del alcalde, no por medio de la burocracia cultural esa que arrasa todos los vicios y bajezas que alguien como yo pueda imaginar, no. Un encuentro franco, propositivo, alternativo que le permita coordinar, intercambiar, proponer estructurar algo que le de trascendencia a su gestión.

Yo mientras tanto tratare de no pasar por la Casa Pocaterra esa donde se reúne la intelectualidad orgánica del madurismo e interactúa, la última ocasión que por ahí estuve junto a un amigo autor de un extraordinario libro acerca del escritor cuyo apellido ostenta esa casa de la cultura, palabras más, palabras menos fui corrido de la misma apenas pise el umbral de la puerta. Entiendo que es una casa de los valencianos (pero el poder es el poder) y preferí retirarme con mi amigo para evitar desencuentros y quien sabe si algo más.

Notas a pie de página: Espero ir a Colombia en agosto, por aquí por mi casa me llego un papelito o sea un volante invitándome a una reunión para manifestar mi apoyo a Alex Saab a quien en Barranquilla le conocen desde los días del escandalo de Cabo Verde como Lord Barranquilla. ¿Por cierto como es que el ciudadano nacido en Barranquilla es detenido en Cabo Verde y al mismo tiempo era miembro según una de las partes de la mesa de negociación en México? Escuchemos y veamos que dice el presidente electo de Colombia acerca de, la vida te da sorpresas: https://www.youtube.com/watch?v=EH1N7iv4m5o

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 559 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: