Aventis

La lucha en Venezuela es más pedagógica que revolucionaria, una revolución cierta

Todavía, observamos sí este socialismo aplicado en Venezuela es adecuado a los intereses del Estado y, sobre todo desde el presente, de los intereses militares porque los militares venezolanos de alto rango fueron preparados en EEUU, en Casa de Las Américas, por lo tanto, su formación militar de especialización es estadounidenses y crea dudas en la aplicación de las esperanzas y los fundamentos de disciplina socialista.

Hay una diferencia, en los países latinos las instancias militares perdieron autoridad porque se les instrumento hacia otras funciones de nivel civil, ocasionando cierta confusión en la determinación de objetivos y, las instancias defensivas y castrenses quedaron en una mínima progresión para dar lugar a un poder económico en un estadio de desarrollo que favoreció a la sociedad burguesa., una razón muy aducida a una esperanza muy incierta. Están dedicados al sistema agrícola, en vez del castrense

La burguesía socialista ya aparece en el extracto económico venezolano como un apéndice de la oligarquía, dando lugar a una pobreza más acérrima en la sociedad civil más deprimida, por lo tanto, no habrá cambio de actitud y el orden económica regido por sus leyes naturales nos oferta una sociedad socialista anclado en un plano burgués- oligárquico, donde las fuerzas del poder siguen en manos de los aristócratas del coloniaje y, ahora, estamos en un momento de transición hacia el futuro,, es el socialismo del mañana, donde los pobres no tenemos participación política e ideológica.

Es un nuevo modelo comunicacional y político, donde el dinero favorecido por las pocas entradas que tenemos va dirigido hacia el bienestar de pocos y con un fanatismo atroz hablan de guerra y bloqueo y el asunto es de productividad interna y el mal manejo de las riquezas del Estado.

El hombre contemporáneo se olvidó de formar partidos u organizaciones parea las masas. Un político objetivo debe saber manejar los fines de la nación y las caracterizaciones ideológicas del Estado representado. Es una fuerza inherente del compartir social con nuestra antropología, son las fronteras del ánimo venido del universo germánico y no español, acompañado de un ascetismo y gran religiosidad. Así, lo que conocen el campo político observan como su generación y jóvenes repiten una y otra vez el escenario en la lucha de una existencia no compartida por ese nivel burgués que solo se preocupa por el campo económico y, en nuestro caso, el mal uso del dólar y otras monedas extranjeras.

El gran problema es que esta generación revolucionaria no está preparada ideológicamente la experiencia no cuenta para ellos, pocos siguen una postura clara sobre la cuestión de paz y lo que implica la revolución y sus etapas, porque sigue siendo hoy un dogma del marxismo autentico y que solo Rusia ha rechazado por una secta autóctona de las de allí, que creía que Rusia podría saltarse sin más los estadios de desarrollo de la Europa Occidental A los socialistas nunca se les convence, todo dialogo o discusión resulta siempre desagradable porque no se logran convencer

Las luchas sociales, jamás son globalizadas porque trae subversión al antiguo modo de confrontación, Así que la radicalidad puede ser positiva o negativa, es cuestión del gusto de olvidar o tener presente. Es un didactismo y su autoritarismo de otras épocas, pero ante el culto de lo rebelde y desorden público revolucionario, no tenemos la afección por una posición opositora que haga prevalecer el reino de una ideología consensual. Estamos ante una pereza de lo humano y, la actual sociedad del individuo marcha hacia la integración protestataria

La eficacia corpomental nos lleva a una autenticidad de los hechos y, estamos frente a la evolución de las psicoterapias. Es la contemporalidad individualista, una variable social que nos lleva a la autodestrucción. A los ciudadanos ya no les importa botar basura en las calles, así le pase el camión cada mañana. Es cuestión de propósitos y verdades, recordemos lo aprendido en el pasado.

Las escuelas, en vez de ser centros de enseñanza pedagógica y pública se han convertido en lugares de dogmatismo y fanatismo partidista, lugares de sancocho, juegos de domino, es la nueva instrucción pública. Es menester un proyecto de salvación educativa que éste al servicio de nuestros menores al estilo ruso, norteamericano o cubano. Es una libertad hacia el pensar, es un proyecto a debatir en La Asamblea Nacional, es cuestión de principios políticos e ideológicos, necesitamos actualizar el campo científico, solo formamos macheteros, mecánicos que colocan los camiones privados frente a nuestras viviendas para dejar el aceitero. Simplemente es la nueva pedagogía, la del macho. No respetan las leyes constitucionales.

Lo cierto, es que hemos olvidado la función del Estado y el ejercicio político del ciudadano, quien debe acatar las normas y deberes de la República, ignoramos, en síntesis, lo referente a humanismo social y la capacidad técnico- científica en condiciones de explotar nuestros recursos para bien de las mayorías. Necesitamos de un verdadero nacionalismo económico y social. Porque, no hay otra forma de construir una nación, sino haciendo de lo económico, un asunto de todos los ciudadanos, se debe tener cuidado, los nacionalismos se han desprestigiado y las ideas preconizadas han caído en un automatismo mental.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 260 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: