65 años de la creación de la Junta Patriótica

Un 11 de junio de 1957, en un apartamento de Caracas, José Vicente Rangel, Amílcar Gómez y Fabricio Ojeda (URD), se reúnen con Guillermo García Ponce, clandestino Partido Comunista de Venezuela. La reunión es producto de la política emanada de la conferencia nacional del PCV en las montañas de Yaracuy de ese mismo año; ¡La más amplia unidad popular y democrática contra la dictadura! URD manifiesta la voluntad de integrar el espacio unitario, que plantaban los comunistas, con un programa mínimo concreto: amnistía general de presos políticos y exiliados por la dictadura, elecciones libres y democráticas, reinstauración del sistema democrático parlamentario.

Este órgano unitario y democrático se denominara Junta Patriótica, en homenaje a la Sociedad patriótica de 1811, asociación revolucionaria que dirigió los primeros momento de la lucha republicana e independentista venezolana.

Posteriormente incorporan a la Junta Patriótica Moisés Gamero (AD) y Enrique Aristiguieta Gramcko (COPEI). A finales del 57, Silvestre Ortiz Bucarán asumirá por AD.

El audaz e inatrapable equipo editor de Tribuna Popular clandestina asumirá la labor propagandística de la Junta patriótica; esta lanza sus «manifiestos», el primero del 10 de julio de 1957 y el 10 de septiembre, con casi medio millón de ejemplares se riegan por todos los rincones de la nación

La Junta Patriótica revela al pueblo venezolano el verdadero carácter dictatorial y corrompido del régimen militar, aquí el aporte de Fabricio Ojeda como periodista de la fuente de Miraflores juega papel fundamental.

La Junta Patriótica a partir del 11 de enero 1958 aplicara una estrategia de replicarse en los gremios profesionales, así nacerán Juntas patrióticas de médicos, estudiantes, abogados, mujeres, obreros los cuales lanzaran sus manifiestos al pueblo venezolano denunciando, los crímenes de la dictadura militar. A su vez la junta patriótica toma contacto con aquellos militares democráticos y afectos a las causas populares que ya no toleran el carácter reaccionario y autoritario de la dictadura perezjimenista, el levantamiento militar del 1 de enero del 58 evidenciaba este descontento en las Fuerzas Armadas.

Ya por instancias de la Junta Patriótica y su rama estudiantil se convocan las jornadas de protesta del 21 de noviembre de 1957 en la UCV las cuales marcan la agudización de la lucha por las libertades democráticas, a partir de aquí en la calle, en el multígrafo clandestino y la nocturna pintada en una pared, no cesara la lucha por reinstaurar la democracia en Venezuela.

El 10 de enero de 1958 cinco mil personas marchan por la Plaza de El Silencio y se enfrentan con la Policía de la dictadura, aquí la Juventud Comunista será la fuerza de choque, que protegerá a los manifestantes cubriendo su retirada.

Es la Junta Patriótica la que convoca a la huelga de la prensa que luego se transforma en huelga General, para el día 21 de enero de 1958, es la chispa que incendiara la pradera y hace salar por los aires el equilibrio de poder e intereses que habían logrado construir la dictadura militar del general Marcos Pérez Jiménez.

Quizás la única y más relevante reproche que se le puede hacer a la Junta Patriótica, fue no haber asumido la vanguardia del retorno a la democracia el 24 de enero de 1958, mientras ella luchaba por la democracia, otros ya venían negociando desde Nueva York, cuál sería el devenir de Venezuela, esta es una lección que debemos tomar en cuenta hoy en día, mientras la clase obrera venezolana hoy lucha por sus derechos, otros hoy vuelven a negociar y pactar los destinos de Venezuela.

Ayer fue en Nueva York, hoy es en México



Esta nota ha sido leída aproximadamente 272 veces.



Wladimir Abreu

Historiador. Profesor universitario

 vladimirabreu@hotmail.com

Visite el perfil de Wladimir Abreu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: