La expedición del Falke

Esta expedición que fue liderada por el General Román Delgado Chalbaud y preparada en Europa contra el General Juan Vicente Gómez.

La acción estaba integrada por dos grupos, el de los militares y caudillos que contaba con Delgado Chalbaud; que había sido ex almirante de la Armada de Cipriano Castro y por conspirar contra Gómez había pasado 14 años detenido en La Rotunda, desde 1913 hasta 1927.

También integraba ese grupo el General trujillano Leopoldo Baptista, quien había colaborado con Gómez en la toma del poder en 1908, otro de los generales era Santos Dominici; que había participado en la Revolución Libertadora como antiguo Secretario del Estado Mayor General y fue Embajador de Gómez en Washington.

El grupo de los militares contó también con el General Francisco Linares Alcántara hijo; que fue un destacado militar del Castrismo.

El otro grupo estaba conformado por jóvenes que participaron en los acontecimientos de febrero y abril de 1928, como Armando Zuloaga Blanco, Julio Mac Gill; hijo del Coronel castrista Samuel Mac Gill, instructor militar; Carlos Delgado Chalbaud, José Rafael Pocaterra; autor de " Memorias de un Venezolano de la Decadencia", Carlos Julio Rojas, Rafael Vegas, entre otros.

Román Delgado Chalbaud, desde que fue liberado de la cárcel en abril de 1927 y partió para Europa empezó a trabajar en esta invasión. Realizó contacto con los diferentes grupos de asilados, tratando de reunir a los jóvenes con militares del Castrismo.

Tarea nada fácil, ya que los jóvenes tenían diferentes tendencias como reformistas, democráticas y marxistas y era complicado unirlos con los que ellos consideraban "caudillos chopo de piedra", como los llamaban.

Lograron ponerse de acuerdo en un plan para derrocar al "hombre de la Mulera" que constaba de dos partes:

Una primera expedición comandada por Delgado Chalbaud, desembarcaría en las costas orientales de nuestro país y establecería una "cabeza de playa" para una segunda expedición que vendría con armas y una tropa superior para dirigirse hacia Caracas.

Contaban con la acción que producirían algunos guerrilleros antigomecistas que estaban asilados en Colombia, entre ellos Juan Pablo Peñaloza, que invadirían por el Táchira.

Para la expedición cuentan con el apoyo económico de la firma "Félix Prenzlau Co" de Hamburgo, de magnates venezolanos residenciados en Europa como Antonio Aranguren; empresario del petróleo; con la garantía financiera del Credit Francais y de la Casa Louis Dreyfus de Paris.

Delgado Chalbaud prepara un antiguo buque de 1.200 t de la armada alemana que había participado en el bloqueo de las costas venezolanas contra Castro en 1902-1903 de nombre "Falke".

Las armas son adquiridas por la mediación del Coronel chileno Samuel Mac Gill.

Los jóvenes no confían en los viejos caudillos, ellos pretenden hacer una Revolución, no cambiar un caudillo por otro.

A mediados de 1929 se preparó el plan de operaciones, siendo el objetivo inicial capturar el puerto de Cumaná, por un ataque por tierra, que era dirigido por Pedro Elías Aristiguieta, que coordinaría con la llegada del "Falke", que envolvería las fuerzas gubernamentales entre dos fuegos.

El plan inicial viene presentando fallas, el General Régulo Olivares, tiene diferencias con varios integrantes de la Junta de Gobierno y decide no participar en la invasión de Colombia.

El "Falke" parte desde las costas del puerto de Danzig; en el Mar Báltico, vía al Mar del Norte y el Atlántico. El buque ahora se llama "General Anzoátegui". La expedición cuenta con 100 hombres.

Llegan a la costa de Cumaná en el mes de agosto, Gómez los espera con el General Emilio Fernández, que era el Presidente del Estado Sucre.

Aristiguieta no pudo realizar el ataque terrestre contra Cumaná y Delgado abandonado por sus aliados decide realizar el ataque y ordena desembarcar, dejando el "Falke" en manos de Pocaterra.

Fernández cuenta con menos recursos militares que el invasor y decide atrincherarse en el centro de Cumaná. Delgado lo atacará por el frente, conoce su valentía, mientras Aristiguieta por la retaguardia, realizando los dos jefes rebeldes una operación en pinzas.

Delgado Chalbaud ataca al frente de sus hombres, Fernández resiste y los invasores no pueden avanzar del puente. Son dos leones que se encuentran.

Aristiguieta no llega, los atacantes se les van acabando las municiones y el gobierno va ganando por encontrarse en mejor posición.

El general gomecista cuenta con una táctica eficaz de parapetarse en un lugar bien protegido y esperar el ataque, además de la escasez de coordinación entre los dos jefes invasores, hace que la balanza se incline a favor de las fuerzas del gobierno.

Aristiguieta no pudo llegar a tiempo porque el baqueano se equivocó de camino y se perdieron por tres horas.

A las fuerzas invasoras de tierra son sometidas a fuego de aviación, fue la primera vez que el gobierno usa la aviación en una guerra. Dos aeroplanos los atacan con bombas y fuego de ametralladoras.

El enfrentamiento termina casi en un duelo personal. Delgado Chalbaud es muerto al llegar al puente Guzmán Blanco a la entrada de la Calle Larga de Cumaná, acción donde muere Zuluaga Blanco.

Delgado había marchado al frente de sus hombres con la bandera en la mano y Fernández comandaba la defensa en la primera línea de fuego. Aristiguieta es herido de gravedad y fallece a los días. En el Táchira fracasa la invasión de Peñaloza.

Al saber el desenlace desde el "Falke" deja el puerto y bota el parque que contaba con 3.000 fusiles Máuser; calibre ocho milímetros; dos millones de cartuchos en peines de cinco tiros; 25 carabinas, 25 pistolas alemanas con 1.000 cartuchos y 24 ametralladoras con la dotación correspondiente.

El "Falke" navegó hasta la isla de Granada y luego hasta Puerto España, en la isla de Trinidad, el gobierno gomecista pide a las Cancillerías de Alemania e Inglaterra que fuese capturado como barco pirata, pero no es escuchado.

Terminando así un drama que había comenzado en 1913 cuando Delgado Chalbaud inicia un movimiento conspirativo para evitar la reelección de Gómez y fue delatado y en encarcelado.

Se cuenta que cuando fue detenido Delgado Chalbaud, Gómez exclamo: ¡Que culpa tiene la estaca que el sapo brinque y se ensarte!

En esa cárcel vivirá un calvario de catorce años, con los grillos destinados a los enemigos más peligrosos del gobierno.

Finaliza el movimiento insurreccional más importante contra el gobierno de Juan Vicente Gómez y el pueblo comenta que nunca se libraran del caudillo de La Mulera, pasando ocho años más en el poder hasta su muerte el 17 de diciembre de 1935.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 716 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Rosario Araujo

José Rosario Araujo

Más artículos de este autor