Cáscara Amarga 573

Rabia y ternura

La rabia y la ternura, valorativas caras borrosas, de la teoría contradictoria Maleo 2001, devienen y sobrevienen de la canción que escuchaba de Silvio Rodríguez, Días y flores, en Radio Nacional de Venezuela, hoy lunes a las cinco en punto de la mañana, y, el puntero fiel fidedigno, el cri cri de las margaritas de Federico García Lorca, a mas y a más, en este mes de las flore, días y flores de Días y flores de Silvio, en que escúrrese la rabia por sobre las flores, la rabia por sobre todos los valores, y, en lo que déjase ver el egoísmo por sobre la ternura, el egoísmo por sobre el equilibrio de la urna enflorada y el nunca, el egoísmo por sobre el equilibrio del sepulcro florido y el nunca, que animan el impulso el impulso el impulso para atocar el divino sepulcro, lo que, a mas y a más, trae y traerá consigo el desequilibrio del equilibrio dinámico dialéctico dialógico difuso Maleo 2001, el desequilibrio entre la rabia y la ternura, el desequilibrio entre la urna y el nunca, el desequilibrio entre el sepulcro y el nunca, casos correlativos límite contradictorios caliginosos, que han de tener equilibrio dinámico dialectico difuso dialógico en el medio maleoiano profundo Maleo 2001. La rabia y la ternura, ayer domingo 08/05/2022, fue el día de las madres, fue un día en que sin querencia y con querencia, sin lugar a dudas y a evidencias, la ternura fue la reina sobre la rabia, a mas y a más, es como una recordatoria de que la rabia y la ternura han de estar en sostén sostenido equilibrio, tanto como el amor y el odio, la guerra y la paz, el ello y el súper yo, lo que es y lo que debe ser. La rabia y la ternura, han de estar incrustadas y metidas, estas valorativas caras borrosas, en las flamantes asaduras corazones y sesos, de todas las criaturas del mundo, incrustadas y metidas, en el hombre y la mujer, en el tú y yo. La rabia y la ternura en un sostén sostenido equilibrio del sube y baja del parque párvulo infantil, del yin y yang, del cóncavo convexo contradictorio caliginoso concupiscente 69 cojedeño de Maleo 2001. La rabia y la ternura, con un dinámico equilibrio dialéctico del fidedigno fiel balaceado puntero en la soledad y en la sociedad de tu balanza viva justiciera equilibrada con tu propio yo, con tu yo interior, con tu posesión espiritual razonada reconocible de a ti mismo en ti misma, fidedigno fiel balaceado puntero, que es tu íntima intuición fecunda. La rabia y la ternura, valorativas caras borrosas, y, al través y en de por medio por la calle de en medio el medio maleoiano profundo Maleo 2001, la íntima intuición fecunda, el puntero fiel fidedigno entre la soledad y la sociedad, puntero en la soledad y puntero en la sociedad en Florentino y el Diablo. Tanto como, la íntima intuición fecunda, tanto como el puntero fiel fidedigno entre la rabia y la ternura.

Con digresión y sin digresión, la rabia y la ternura, valorativas caras borrosas, y, al través y en de por medio por la calle de en medio el medio maleoiano profundo Maleo 2001, que es la íntima intuición fecunda, que es el puntero fiel fidedigno entre la soledad y la sociedad, puntero en la soledad y puntero en la sociedad en Florentino y el Diablo. La rabia y la ternura, valorativas caras borrosas, tanto como natura y persona del Libertador Simón Bolívar, y, al través y en de por medio por la calle de en medio el medio maleoiano profundo Maleo 2001, el interés instantáneo intuitivo instintivo ingenio inspirativo irresistible impulsivo del Libertador Simón Bolívar, la íntima intuición insemina del Libertador, en todos los casos correlativos límite contradictorios caliginosos Maleo 2001, y, de las plurales palabras preadas paradójicas que margullen en la catedral catacresis y el templo oxímoron cleuasmo quiasmo rio de Heráclito, padre y abanderado junto con Buda de las contradicciones, como natura y persona, díptico del Libertador, a lo que redujo el hexámetro de Quintiliano. Agora ahora hogaño, Buda el del complementario camino comino comido sino destino de la sintética sincrética ecléctica, entre el dolor y la alegría, entre el samsara y nirvana, entre el eternalismo y el nihilismo en correspondencia biunívoca correlativa con la rabia y la ternura. Heráclito el de la tensiva consonancia armónica simultánea contradictoria de plurales palabras pareadas paradójicas que margullen en la catedral catacresis y en el templo oxímoron cleuasmo quiasmo río efesoíta, y, asegún, del, de él, de Heráclito, que dijera que un río no es dos veces el mismo río y es el mismo rio las dos veces, en que margulle la rabia y la ternura. Asina en Buda y en Heráclito las valorativas caras borrosas, el amor y el odio, la guerra y la paz, la tristeza y el atrabiliario, como también la rabia y la ternura.

Con divagancia y sin divagancia, con concordancia y sin concordancia, las valorativas caras borrosas, la rabia y la ternura de Buda y de Heráclito, como también de Laozi y su lienzo pictórico blanquinegro del yin y yang, símbolo del tao, de la borrosidad y de la bandera de Corea del Sur, que la Pepsi Cola, representante de la transnacional de las colas de vainita no se robara el yin yang para su propaganda, y, no obstante, a lo que se opuso Luis Alberto Machado, y, sin embargo la Pepsi Cola, con su pelota y símbolo y eslogan penetraran a Rusia y derrumbaron al Ejército Rojo Soviético con la propaganda, a según don Cele Ávila, del, de él, de don Cele con ojo perfecto como el de don Francisco y el de don Quijote, dijera en la plaza Bolívar de San Carlos: ¡El marxismo con Pepsi es un amor! ¡Ah Vida! Que era como don Cele finalizaba su Pandora perorata lata destapada de esperanzas y desesperanzas, y con su sonrisa peregrina femenina masculina despedíase de la chamuchina por el portal de la policía pa´ la calle Alegría. Y, como tiénese dicho la rabia y la ternura de Buda y de Heráclito y de Laozi y su lienzo pictórico blanquinegro del yin y yang, símbolo del tao, de la borrosidad y de la bandera de Corea del Sur, que la Pepsi Cola, de vainita no se robara el yin yang para su propaganda, y, no obstante con su pelota y símbolo y eslogan penetraran a Rusia y derrumbaron al ejército rojo. Y, no obstante y sin embargo, la Rusia de Putin, levantárase, y, hoy ha despertado la rabia del imperio gringo go home y de la Europa arrastrada por el imperio de EEUU, y, han enfilado todas sus baterías armamentísticas guerreristas contra Rusia y a favor de Ucrania, y, el eslogan de la Pepsi Cola, que el marxismo con Pepsi es un amor, transformárase hoy, que es siempre todavía, y, el doctor Einstein no lo sabía, trastrocárase, en al marxismo con Pepsi Misil Nacismo Dron Cabrón, voy. Y, las nalgas de don Francisco, de don Quijote y de don Cele, de la esperanza y de la desesperanza, hasta fruncidas en las mesas, las misas y las musas, y, entre nalgas te veas, entre la izquierda y la derecha, tanto como las valorativas caras borrosas, de Laozi, de Heráclito y de Buda como la rabia y la ternura.

Si las valorativas caras borrosas de la rabia y la ternura son casos límite correlativos límite contradictorios caliginosos. Entonces sea dicho que la rabia y la ternura han de ser valorativas caras borrosas con medio maleoiano profundo Maleo 2001. Ergo vergo sea dicho que la rabia y la ternura es tanto como las nalgas de don Francisco, de don Quijote y de don Cele. Ergo vergo sea dicho que el imperio gringo go home derrumbó al Ejército Rojo Soviético con Pepsi es un amor, que el ojo de don Francisco, de don Quijote y de don Cele han de estar en la mesa misa musa de Ucrania y Rusia, que los radiantes ojos radiales de don Francisco, de don Quijote y de don Cele, radiales agujeros radiantes, han de estar incrustados y metidos, radiantes agujeros radiales, entre flamantes corazones asaduras y sesos de todas las criaturas del mundo, radiales agujeros radiantes, tanto como entre las valorativas caras borrosas de la rabia y de la ternura.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 342 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: