Pascualina hoy, el falso positivo de la revolución social/feminista, Aporrea, Óscar Figueroa y "algunas" desviaciones

Yo en lo personal, he diferido en muchas ocasiones con la Profesora Curcio. He creído (desde mi óptica por supuesto), que la profesora Curcio ha levantado la costra de la llaga, pero por alguna razón, ella no ha querido o intentado describir realmente la situación qué está bajo la costra de esa llaga. Sabe perfectamente, que los trabajadores tienen salarios de miseria, pero le carga el asunto a la guerra económica y al ataque al Bolívar. Casi todos los datos que suele mostrar la Profesora Curcio, le son útiles para explicar la llamada guerra económica y los ataques (muy ciertos) del imperialismo a Venezuela. Todo o casi todo es explicado desde la perspectiva de la guerra económica y los ataques del imperialismo. Cuando la he leído, que es siempre, tengo que recordar a Gaston Bachelard, cuando nos sugería que confiar solo en los datos nos hace vernos como muy pintorescos y creo, que la Profesora Pascualina ha sido muy pintoresca en sus análisis.

No hay duda que está "opinión" de Jesús Farias, tiene una carga muy agresiva y por lo que he visto hasta ahora, no tengo dudas tampoco, que es falso esto de una revolución feminista. Muy curioso que hasta donde he leído, las quejas vienen de los hombres. No tengo dudas que Pascualina venía diciendo cosas interesantes, pero la pintura, desde mi perspectiva, siempre le faltó algo de profundidad y la dejaba incompleta. Sus juicios y críticas estaban focalizadas en algún sitio de la esquina de Carmelita, como si Carmelita, la dolarización y la apropiación de los recursos por parte del capital, fueran un atraco con capucha. Esta manera de visibilizar el problema no iba al fondo o evitaba ir al fondo del asunto. No creo que Maduro y la "revolución" estén fuera de sospecha con el sentido y orientación de las políticas que en el ámbito económico viene asumiendo el gobierno. Pascualina de alguna manera omitía el fondo y parecía que esto era un problema con algunos monetaristas y no que el gobierno, es esencialmente monetaristas. Es lo que concluía de la lectura de sus trabajos.

Miren lo curioso y extraño que es la vida. Pascualina evitaba calificar adecuadamente al gobierno y observaba para la esquina de Carmelita. Evitó calificar a Jesús Farías y a él, le fue muy fácil descalificarla y colocarla como una tarifada, Los amigos que salen valientemente a la defensa de la Profesora Curcio, incurre en el mismo error de ella. Ahora el malo es Jesús Farías. No fue Mario Silva, ni VTV quienes decidieron censurar a la Profesora Curcio. VTV con todos sus programas es una herramienta para un pensamiento único y una política.

Los amigos que con sobradas razones salen a la defensa de la profesora Curcio, persisten en el error de postura de Pascualina. Ella creyó que la "desviación" proviene desde la esquina de Carmelita. Los amigos que hoy con justificación, salen en su defensa, piensan que el gobierno incurre en "algunas desviaciones".

En uno de los artículos que pude leer, se observa lo que yo estimo es un error o un pintura incompleta:

"Lo mínimo que debería hacer la dirigencia del PSUV, o de la Asamblea Nacional es exigir a Farías que demuestre o pruebe tal afirmación que no es nada ociosa, ni ligera. No. Allí se coloca en peligro la integridad física de La economista, investigadora, profesora universitaria, conferencista y articulista Pasqualina Curcio quien desde hace algún tiempo ha venido cuestionando no a la revolución bolivariana, como tendenciosamente declara Farías, sino las políticas monetaristas que nosotros denominamos neoliberales del gabinete económico del presidente Nicolás Maduro" https://m.aporrea.org/actualidad/a311925.html

Se entiende y bien, que el PSUV y la Asamblea Nacional son políticamente distintos a Jesús Farías y que este emite una opinión sobre Curcio a título personal. Además, hay la opinión, que todo esto que toma profundidad, es parte de "algunas desviaciones" . El detalle es creerse, estás "algunas desviaciones". Está dicho en el artículo ya citado. Pascualina no ha venido cuestionando a la revolución bolivariana, como si las (algunas) desviaciones fueran algo un poco paralelo y sin conexión con la "revolución".

Por supuesto, la actitud de Jesús Farías es arrogante, cerca el libre derecho a la opinión y es un hecho que contraviene el supuesto sentido protagónico y participativo de la revolución. Pero lo más grave, es que los amigos que valientemente están al frente de esta defensa, no ven o no quieren ver, que está posición de Jesús Farías es la más patética expresión de un autoritarismo que se empina cada vez con más ánimo. Esta manifestación de desprecio de Jesús Farías por la opinión del otro no es una pelea personal entre Farías y Curcio. https://m.aporrea.org/actualidad/a311958.html

Esta violencia hacia una persona y esta manera de pedir que no la inviten para que exprese su opinión, no no es nada distinto al derecho de palabra que le han negado al diputado del PCV Óscar Figuera, al cerco que Conatel tiene sobre Aporrea y a la censura impuesta a las organizaciones de izquierdas en medio comunicación propiedad de Estado. Es la misma cosa.

No creo que este hecho pueda verse como lo capta el amigo Juan Ramón Guzmán(*) en un artículo que leí a través de Whatsapp. El avasallamiento no es únicamente contra la profesora Curcio. Es contra toda idea y opinión distinta. El linchamiento no es únicamente a la profesora, que ciertamente ha venido poco a poco quitando la máscara al gobierno. El linchamiento es masivo y es una situación dónde se ve el rostro autoritario de una revolución que se apartó del camino

El malo no es Jesús Farías. No se trata de "algunas desviaciones". Es el fondo del asunto.

(*) No pude ubicar el enlace del artículo de Juan Ramón Guzmán.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1183 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: