"El Moro" desbordando valor por Fernando VII

Tomás García, el jefe del Valencey

Este valiente militar español escribió con letras doradas de honor y de gloria al Batallón Valencey en aquella jornada gloriosa de Carabobo en donde este militar nacido en la Isla de León, condujo la retirada de sus tropas.

García había ingresado como cadete en 1808 en el Regimiento de la Unión con 17 años, en donde obtuvo el grado de Subteniente. Tuvo una importante participación en la Guerra de Independencia española contra los franceses y lo hieren en Mengibar en 1808, ganando la Cruz de Distinción en la batalla de Talavera de la Reina un año después.

Gana el titulo español de "Benemérito de la Patria en Grado Superlativo", en Mayo de 1811, por su valor en la batalla de Albuera. Cae prisionero en Valencia del Cid y permanece en Francia hasta ser liberado en 1814.

Se une a la expedición del Mariscal Pablo Morillo y combate de Ortiz en 1818 y le toca asumir el mando accidentalmente el Regimiento de Castilla, después conocido como Burgos.

Tomas García fue apodado el Moro, por lo moreno de su rostro, era un soldado muy capaz y un combatiente temerario. Muy duro con sus tropas, sufriendo un atentado que ya narramos en un capitulo anterior.

Para 1821 es ascendido a Coronel y se le concede el mando como Comandante del Regimiento Valencey, nombre que tomó el Regimiento después de su reorganización.

Para la campaña de Carabobo se le concede el mando como Comandante de la Primera División, a la cual pertenecía el Batallón Primero del Valencey y en la acción apoya la retirada organizada en formación de "cuadros", que protege las unidades realistas y al mismo Mariscal Miguel de la Torre.

Por más de las embestidas de los patriotas no los logran desorganizar y dentro de ese cuadro se refugian los regimientos y jefes españoles. García no pierde su sangre fría dirigiendo con mano férrea la retirada de las derrotadas fuerzas realistas que se dirigen a Puerto Cabello.

En esa retirada son abatidos los jefes de la Segunda y Tercera División; el General Cedeño y el Coronel Plaza.

Ya a salvo de las tropas de Bolívar en Puerto Cabello, García se dirige al Mariscal La Torre pidiéndole, como lo señalaba el Reglamento, la Cruz Laureada de San Fernando. En "Justificación o Juicio Contradictorio Promovido por el Coronel Comandante de la 1° División Don Tomás García" reza que: "En mi oficio de 30 del mismo número129 con que di parte a V.E. de este desgraciado suceso informé en justicia lo que creía necesario a manifestar la serenidad y bizarría de dicho Gefe a las cuales se debió la salvación de parte de estas tropas, que se hallaron cortadas y demás individuos que baxo la protección del fuego del primer batallón del enunciado Cuerpo lo consiguieron igualmente."

Lo nombran Jefe del Regimiento Valencey, pero su brillante conducta le trae animosidad y envidia por parte de sus compañeros. Lo acusan de insultar al Batallón Hostalrich y le levantan información.

Al año siguiente, en abril de 1822, sostiene un duelo con un oficial de nombre Pascual Churruca, ayudante del Mariscal La Torre, en donde García es herido.

Es parte de las fuerzas que lleva Morales a Maracaibo y marcha en vanguardia como Segundo Comandante del Ejército. Es vencido y herido mortalmente en el paso del Socuy.

Así fue la vida de este militar que a pesar de la derrota pudo erigirse en Carabobo por su valor y serenidad a toda prueba.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 743 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Rosario Araujo

José Rosario Araujo

Más artículos de este autor