Desmontando las Fake News

La derrota del golpe fascista y su "apagón informativo"

Las fake news o falsas noticias inundan las redes sociales y la mayoría de los medios de comunicación occidentales. Las armas de la guerra mediática disparan mentiras, semi verdades, rumores sin confirmar, es decir, noticias falsas "creadas" por los dueños las empresas de comunicación o por sus "periodistas" sin ética, sin pudor, palangristas de oficio, pero nunca periodistas.

Así se ha manejado el mundo comunicacional desde siempre. La verdad es la primera baja que hay en esta guerra mediática. Plataformas creadas con el fin de esconder la verdad, mentir, manipular y engañar. Es el arma preferida del imperialismo y la burguesía que utilizan en complicidad con algunos jueces corruptos.

El detonante de la felonía militar con grupos de extrema derecha, empresarios, el gobierno de Washington y mandatarios de Europa fue el 11 de abril de 2002, pero la conjura la montaron los dueños de los medios de difusión, algunos periodistas, el alto Clero, "sindicalistas" y empresarios. La Sociedad Interamericana de Prensas (SIP), ya había declarado al comandante Hugo Chávez como "enemigo de la democracia, de la libertad de expresión y de prensa tempranamente desde el pronunciamiento militar del 4 de febrero. Así que el jefe de Estado de la República Bolivariana de Venezuela ya era el centro a atacar desde antes de asumir la Presidencia de la República.

La mediática nacional e internacional montó el cerco comunicacional. Prensa escrita, radio y televisión ya habían preparado el guión para tergiversar la verdad que llegó hasta lejos, más allá de los confines de la tierra. La "culta Europa" y algunos mandatarios de América Latina y el Caribe se sumaron a la conjura y dieron créditos a todo lo que difundían los medios sobre el "ataque a los derechos humanos por parte del dictador Castro Comunista". Fueron tejiendo la red de mentiras hasta llegar al 11 de abril y días siguientes cuando idearon el "apagón informativo" que mantuvo al país y fuera de sus fronteras totalmente desinformado. Los noticieros no desparecieron sino que daban la versión de los golpistas y difundieron las llamadas "comiquitas" en vez de la verdad.

Los golpistas y sus secuaces nunca contaron con los periodistas y comunicadores populares que difundieron la verdad sobre el golpe de Estado fascista contra la democracia protagónica. La prensa alternativa, comunitaria y "radio bemba", murales, "pintas" e improvisadas emisoras como "radio verdura" (camión de venta de frutas) voceaban la realidad del país.

En aquel entonces y consumado el golpe de Estado la burguesía y sus amos del norte se frotaron las manos. "No más petróleo para Cuba" era la consigna de los vendepatria y de los politiqueros de AD, Copei, Primera Justicia, MAS y magistrados del Alto Tribunal del país que celebraron la derrota y caída del "dictador Chávez". Pero el pueblo unido a los militares patriotas arrasó con el golpe fascista. Lección nunca aprendida por la burguesía que tiene bajo la manga la violencia clasista, el odio hacia trabajadoras y trabajadores y contra la dirigencia política revolucionaria.

Hoy las redes sociales, como punta de lanza de las clases dominantes, hacen el juego sucio. Desinforman o montan escenarios contrarios a la realidad, su narrativa va contra los intereses de la patria, buscan crear caos para derrocar gobiernos populares y democráticos.

La lección de aquel 13 de abril de 2002 sigue vigente.

Hoy decimos:

"Abril de lucha y victoria".

La mediática fascista con sus mentiras nunca desplazará la verdad. Periodistas y comunicadores unidos con nuestro pueblo defendemos la rigurosidad periodística, la ética y los postulados del buen periodismo.

Aquel 13 de abril el pueblo y los militares patriotas derrotaron el golpe fascista y su "apagón informativo".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 531 veces.



Alcides Castillo

Periodista-Politólogo-Especialista en Sistemas y Procesos Electorales

 acastillo472@hotmail.com

Visite el perfil de Alcides Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: