Thaúres del politiqueo madrugaron jugango envite y azar hacia 2024-2030

Por lo general, meditamos con anticipación, aquellas ideas, opiniones, informaciones, noticias, aún de agencias internacionales, de prensa, radio televisión y la ampliación de canales independientes con objetivos de neutralizar el monopolio de la Industria Cultural predominante, y otrora alienante, que ha ido sediento ante los medios alternativos, electrónicos caso del Portal Aporrea y otros tantos portales nacionales e internacionales, las redes Sociales y su multiplicidad en la Aldea Global de la Tecnología de la Comunicación y facilidad para llegar a las masas.

Libros que consultamos o leemos aunque sea contra reloj; no podemos dejar de lado, conversaciones informales con quienes en momentos dados abordamos temáticas de toda la cotidianidad del día a día, hoy minimizadas por la pandemia y su obligado aislamiento, la escuela móvil y tecnológica de los teléfonos, que nos acompañan casi todo el tiempo e informa sobre acontecimientos diversos en el mundo, aunque siempre fijamos la atención en el tema de la ‘’Ciencia Política’’, innegable, queramos o no, nos vemos tentados a opinar, tengamos o no razón, seamos o no activistas políticos. Pero es de mucho interés porque se trata de la sociedad, del país, del pueblo, de la gobernabilidad, de las leyes, de la administración pública, la economía, los planes de gobierno, la geopolítica nacional e internacional, de lo positivo o lo negativo, que acontezca cerca de nosotros o en otras latitudes.

El papel fundamental de los ‘’liderazgos políticos’’ al ejercer cargos de elección popular: en el poder ejecutivo, y demás poderes públicos, como sabemos, los que mayores votos obtienen en procesos electorales, ocupan mayores jerarquías de mando y altas responsabilidades legales, morales y éticas, pero en elecciones donde participan ‘’líderes de diversas ideologías políticas’’, de alguna u otra forma los, que, tienen mayor posicionamiento ante segmentos cautivos de masas, van al poder legislativo, alcaldías, concejos municipales y gobernaciones, para el poder ejecutivo solo se elige al Presidente de la República, que obviamente centra la mayor atención en unas elecciones al tratarse del jede de Estado, y por decisión de los votos emitidos en fechas previstas para las elecciones según disponga la Constitución, las leyes y autoridades responsables de organizar elecciones.

PAPEL PREPONDERANTE EN PERFILES DE BUENOS LÍDERES O DIRIGENTES POLÍTICOS.

Nos adentramos en Internet, Google, para conocer alguna definición elemental pero importante sobre el papel de un líder político positivo, y, nos guían según estos conceptos o consideraciones de interés: ¿Poseen nuestros candidatos a presidentes de gobiernos liderazgo Político? ¿Qué Guía hoy a los líderes políticos ¿El bien común? ¿La ética? ¿Sus ambiciones? ¿Cuáles son las verdaderas motivaciones de los políticos, contribuir a la toma de las mejores decisiones o su necesidad de perpetuarse en los sillones de poder como única salida profesional propia? ¿Es esencialmente inspiración o movilización de seguidores? ¿Es el líder un defensor de valores?

Obviamente que, si profundizamos el análisis determinando y avalando los últimos 63 años de continuidad ‘’democrática’’, solo por los numerosos procesos electorales que han colocado presidentes, parlamentos, en primera etapa, 40 años, en los últimos 23 años, dos presidentes, poderes legislativos, gobernadores, alcaldes(as), concejos municipales, etc., el balance es más negativo que positivo, lo que encajaría en lo que apunta Robert Louis Stevenson, que la política es la única profesión para la cual no se considera necesaria poseer preparación alguna. Dudas sobre sí debe un líder que aspire o pretenda ejercer liderazgo de preponderancia, debe demostrar de virtudes y cualidades indispensables para el cabal ejercicio de líder político.

En otro párrafo copiamos: Todas las dudas las hemos preguntado a nuestro docente del Máster Oficial en Dirección y Gestión de Personas, Sergio Edúlvasania, experto en Liderazgo Auténtico. Según, ‘’el fracaso es total’’, ya que los candidatos ‘’no han sido capaces de llegar a un acuerdo, no han podido negociar entre ellos y el nivel de enfado y crispación cada vez es mayor. Un candidato que no sepa ceder y negociar no es un auténtico líder, más bien es un pseudolíder’’.

Acotar que, esto último es referido a un país europeo, España, pero para nuestros efectos en Venezuela y nuestra América, aunque pareciera hay diferencias marcadas, en términos generales las conductas, cultura, lenguaje retórico, léxico, no guarda relación con el arte del bien decir, aunque persuadan y se posicionen en seguidores cautivos, hasta la sinonimia la distorsionan, su verbo, con intensos descalificativos, denigrantes.

Todo lo contrario de lo que se debe mantener: su auto estima, su honestidad, humildad, recato, pulcritud, integridad, virtudes, para que su elocuencia sea orientadora ejemplar, que sensibilice y de ejemplo a la juventud ante todo como generación de relevo, no como hasta ahora se estila, una chabacanería y hasta lenguaje soez, se le escapa a la alta dirigencia.

CONSIDERAMOS IMPORTANTE UN LIGERO ENFOQUE SOBRE CIENCIA. CONCEPCIÓN POLÍTICA

Resumimos expresando que: Según filosofía de Aristóteles es gobierno del pueblo y para el pueblo. La ética conduce necesariamente a la política. Conceptos muy bien definidos y sencillos de interpretar, por ejemplo: El fin del Estado es fomentar la virtud, ya que tal es el único camino para lograr la felicidad colectiva. La sociedad está primero que los individuos, así como el todo es anterior a la parte; por tanto, el fin social priva sobre los intereses individuales, y la justicia consiste en dar a cada cual los suyo, aquello que le corresponde.

Claramente este gran filósofo de la ética y enaltecedor de la Ciencia Política, señala caminos expeditos para obrar a favor de la filosofía política y sus bondades. Tampoco los filósofos que fueron apareciendo en la evolución del tiempo y la sociedad se apartaron e esos principios, salvo excepciones, J.J.Roseau, en su Contrato Social marcó huellas palpables para la conducción de la gobernabilidad bajo las directrices de la ciencia política y todos los beneficios a la que tiene derecho la Sociedad y las obligaciones del Estado bajo la conducción de los líderes políticos, que entendemos deben enmarcarse dentro de las leyes, la moral y la ética.

Cuales entonces serían los ideales y objetivos políticos, como ciencia social comprende un conjunto de actividades que deben ser la concreción de los procesos de una sociedad, bajo la conducción de verdaderos líderes políticos, que propicien dentro su ideología política el real objetivo de la ética, en contexto amplio para administrar un Estado la doctrina de la República y la Democracia a fin de garantizar principios y propósitos económicos, laborales, sociales, que como un todo debe funcionar la sociedad, de la mejor manera para precisamente las libertades, la justicia, el Estado de derecho, la pluralidad política a fin de que la gobernabilidad y gobernados sean objeto de libertades de pensamiento político, religioso y de todo lo que la Ley Suprema garantice en base a Derechos Universales.

LOS PÁRRAFOS ANTERIORES SON UN PREÁMBULO QUE DAN FUERZA A LA REAL FILOSOFÍA POLÍTICA CONCEBIDA POR LOS TEÓRICOS DE ESTA DANDO BASE PARA ENFOCAR LA DEPREDACIÓN POR LOS PROTAGONISTAS DE LA CIENCIA EN LA PRAXIS DE ESTA CON DETRIMENTO DE LA CIENCIA POLÍTICA Y LA DEMOCRACIA, PUES SUS ACTUACIONES AL MARGEN DE LOS VERDADEROS FINES CREANDO DESCONFIANZA EN LA SOCIEDAD.

Cuando elegí el título para significarlo dentro del juego político, es debido a lo que cotidianamente vivimos los venezolanos en este juego que no es de ajedrez, es un juego de muchas controversias, muchas contradicciones, pugnas extremas entre liderazgos de distintas corrientes, hasta el fanatismo los envuelve cuando profieren descalificaciones e infamias o epítetos ofensivos entre quienes se disputan la palabras con mucha soberbia o pasiones, que en nada ayudan a la ‘’DEMOCRACIA’’, en la que se escudan para hacer política que intoxica y denigra, además intrigante y generadora de odio y divisionismo. Hemos escuchado frases, que califican como que el pueblo está divorciado de la ‘’democracia’’, a mi modo de ver no es cierto, el pueblo está divorciado de los líderes políticos de diversas corrientes por sus prácticas nefastas. La democracia no es culpable.

Esto lo observamos en Venezuela, no exclusividad de nuestro país, porque en Europa y el Norte, también en las últimas décadas las prácticas de los líderes políticos son similares, y se perciben más en las campañas y sus propagandas en fechas electorales. Pero en nuestro país, creemos que, aunque nuestra democracia comenzó con violencia política en década del sesenta; sin embargo el lenguaje se mantuvo con cierto recato, pero poco a poco las pasiones y el extremo fanatismo político entre líderes disputándose el poder, fueron arreciando el discurso, y poco a poco salían a flote palabras o amenazas no cónsonas con el pluralismo político y el respeto entre unos y otros. Líderes desde los gobiernos empoderados se rebuscaban el lenguaje hasta utilizar el humor y la mitología griega, otros siguiendo con reserva máximas de Maquiavelo, Fouché, GoebbelsRobespierre, Tartufo, Goebbels, y otros según su ideología, derechas e izquierdas a pesar que se dividieron el mundo en dos continentes hegemónicos, siempre han mostrado y practicado extremos, sigilosos, emulando la astucia, la venganza, la tenacidad para actuar desde el poder, implacables con sus adversarios, promoviendo intrigas y creciendo enodios y desarrollo armamentistasarmamentista, a pesar de que siempre en el tiempo se suscitan ciertos cambios, pero no han sido para perfeccionar, ajustarse a la ciencia política, al humanismo y conductas de ejemplo a pesar de escoger y exaltar la democracia como mejor sistema de gobierno.

En nuestra Venezuela, avanzado el bipartidismo de los 40 años, hubo un presidente que amenazó y respondió a un periodista con una grosería, y, en los comienzos de estos 23 años de gobierno calificado de ‘’revolucionario y bolivariano’’, posteriormente agregado el híbrido de ‘’Socialismo del Siglo XXI’’ comenzaron con las ofensas, sectores opositores y del gobierno se tornaron radicales en su lenguaje político, y hasta la madre le mentaron al presidente, posteriormente faltas de respeto a autoridades e instituciones, y, poco a poco se fueron haciendo costumbre, la calumnia, la ofensa, descalificaciones y calificativos despectivos fueron siendo respuestas entre los líderes con más arrastre o seguidores, y como no hubo sanciones legales contempladas en Código Penal, se siguió con esas prácticas, ya casi hechas costumbre por parte de algunos líderes de alta y media jerarquía, por cierto muchos desde sus estrategias internas han puesto en práctica: ‘’El fin Justifica los Medios’’ y, hoy aún oímos desde las altas tribunas calificativos denigrantes entre dirigentes partidistas, lo que en sectores del pueblo, evolucionado en el pensamiento político no lo ven como ejemplar para nuevas generaciones.

Con la anuencia de quienes se toman el tiempo para leer mis artículos, tipo ensayo, porque ocupo unas cuartillas, también por la libertad del equipo editorial de Aporrea, que, no determina límites y podemos escribir de esta manera, que, lo hacemos para de alguna manera se tienda a lo didáctico y pedagógico, porque hay enfoques que requieren ráfagas de marco histórico, que nos permita originar amplitud en conceptos y raíces de lo que tratamos, porque nada es casual, todos de alguna manera buscamos puntos de partida.

En ese sentido, tal vez seasean más extenso en las motivaciones que el planteamiento concreto de lo que queremos significar en esta compleja materia, que como sabemos, todos y todas de una u otra manera, opinamos en forma constante, porque de ahí solemos tener bienestar o por el contrario pasar penalidades, dependemos del Estado en materia de leyes, derechos, deberes, y mientras las autoridades que la sociedad o el pueblo nombra a través del voto democráticonombre en nombre de la Democracia, y esos líderes, que escogemos en un momento dado por mayoría no cumplen sus promesas, actúan lo contrario a lo prometido en sus planes de gobierno, sea por omisión o por variables que escapanescapen a su autoridad y controles legales.

Las, las consecuencias las pagamos todos en general, unos más golpeados que otros, pero problemas graves que nos afectan, razones por las que, utilizamos nuestros derechos y deberes ciudadanos para avalar las gestiones, o por el contrario criticarlas y esperar lo que las leyes contemplan para la renovación de liderazgos, que es lo más lógico, por esas y otras tantas razones es un imperativo elevar la conciencia de las mayorías para que sus decisiones sean lo más cercanas a ir cambiando patrones de conductas ya caducos, que como sabemos fallamos y entonces se arrecian las complicaciones, ya en 63 años de estar nombrando las autoridades por el voto popular, debiéramos haber evolucionado en materia del pensamiento político a fin de no seguir eligiendo a demagogos, populistas, fanáticos, que una vez en el poder gobiernan solo para sus partidos, sus lisonjeros, los que rinden culto a la personalidad, y otras rémoras viciosas, que por cierto son de vieja data, y a estas alturas del siglo XXI debieran irse extinguiendo por dañinas a toda la sociedad. .

Cuando titulamos sobre el comienzo temprano del juego político, que la praxis, si lo rebuscamos en las verdaderas raíces de todas las inconsistencias de los liderazgos en el ejercicio de la política, que reflejan en el sistema democrático, observamos muchas variables, que no nos concuerdan con la filosofía de la ciencia política, se juega con la confianza y fe de quienes acudimos a votar por el candidato, que según nuestro pensar exponga planes de gobierno, que sea en beneficio de toda una sociedad o pueblo, que no debe ser discriminado, apartado porque no corresponda a la ideología política o religiosa del que llegó al alto gobierno por voto de una mayoría, que fue persuadida con la retórica del candidato triunfador. Es decir que, sí ganó equis candidato del mayor partido porque tiene más simpatizantes, este una vez en el poder es el presidente de todos, debe actuar con independencia política, para que haya equilibrio en leyes, planes, programas y beneficios colectivos, no debe seguir siendo, que los que ganan, no dejan espacio para otros ciudadanos que pudieran participar desinteresadamente por el bien del país, pero no el partido ganador y sus dirigentes, sufren una especie de metamorfosis o mutaciones, se endiosan, se hacen prepotentes, soberbios, el ego se les multiplica, hasta el punto que mandan a su criterio o discrecionalmente, sin importar a quienes apartan de sus egoísmos ideológicos políticos.

Casi destacado y reflejado, lo que a mi juicio aquí con humildad y sinceridad, expongo porque considero que en 63 años siendo testigo de lo que viene ocurriendo en mi patria, habiendo votado en todos los procesos, no siempre ganador en este juego político casi convertido en similitud con los de ‘’envite y azar’’, un poco para descifrar la manera poco pedagógica en que los liderazgos políticos han administrado la ‘’República y la Democracia’’, poco pedagógica, porque en 63 años, así sin mucha historia, son suficientes para haber hecho del país, lo que anhelamos las mayorías sin apartes, haber sembrado el petróleo, haber aprovechado todas las riquezas para un desarrollo sustentable, tal vez no a la par de imperios o potencias subyugadoras de los más vulnerables ante su poderío, sino que teniendo todos los recursos naturales y materiales necesarios, además de los humanos, que también hemos tenido a quienes han clamado por una patria con bienestar social, justicia, libertad, salud, educación, trabajo, independiente, no atada a subyugaciones foráneas.

Que sus hijos, líderes crecieran con el amor a la patria, la real identidad nacional, que no tuviéramos liderazgos, que sí salimos de las garras de un imperio, caemos en las de otros, siempre con la balanza a favor de ideologías políticas, religiosas, ajenas a nuestra cultura, copiando patrones de Europa, el Norte y ahora de Asia y Medio Oriente, se admite como es lógico la transferencia de tecnología, pero no dependencia, ello por supuesto no es óbice para la solidaridad, la cooperación, la geopolítica y diplomacia mundial, pero con soberanía e independencia de verdad.

Estamos hundidos a pesar de tantos recursos, hasta nuestros cerebros jóvenes se marchan, es paradójico, pero eso es lo que vemos, no queriendo tampoco catalogar todo de negativo, pero el balance de los 63 años, es más lo negativo, que lo positivo, a la vista se percibe, solemos culpar a terceros, pero es porque nosotros hemos aflojado las riendas, ha habido compatriotas que se han extralimitado de nuestras leyes y del nacionalismo patrio, aprovechándose de los cargos que el pueblo les ha dado, son traiciones condenadas por nuestro ordenamiento jurídico, después nos quejamos y culpamos a otros, pero se debe a que nuestras fortalezas y oportunidades, las cedemos a las amenazas y debilidades, que saben aprovechar a quienes como aves de rapiña saben donde están las presas a devorar.

Así que mientras nuestra dirigencia política siga en este juego de tramposos, mentirosos, demagogos, populistas, al margen de la inteligencia humana como privilegio natural, para conducirnos por rutas despejadas y no sombrías, iremos de mal en peor, debe haber altruismo, de haber amor por la patria, deben acatarse las leyes y las autoridades aplicarlas con equilibrio, no amañadas como ha solido ocurrir, el juego político debe ser como el de ajedrez y no el de las cartas, que el mejor thaúr sabe barajar y ganar al estilo oeste aquellas ciudades para el juego abierto sin límites en que ganen los más habilidosos o tengan más dinero.

Nos referimos a que deben de haber algunos cambios en la norma para elección y participación de candidatos políticos, exigencias de perfiles con preparación, limitaciones para quienes se hacen sempiternos en el juego, aun habiendo cometido delitos o por lo menos con las presunciones y acusaciones que aquí se lanzan entre unos y otros pero nada pasa, referencia propicia para quienes se fueron a hacer política fuera del territorio nacional, violaron leyes nacionales y vuelven como si nada ha pasado, esto por sana lógica, estos deberían retirarse voluntariamente o haber una norma, que no se les permita volver, porque ya gozaron de la confianza del pueblo y algunos de esos líderes cabeza de partidos quebrantaron su juramento.

No deben seguir el juego de envite y azar, pues ya se están lanzando con miras a las presidenciales del 2024, hasta 2030, por saneamiento político de nuestra República el pueblo debería retirar todo apoyo a quienes desde la oposición no supieron ejercer su verdadero papel y a los del gobierno también, utilizar la ley para retirarlos del poder, donde parecen amañarse en forma sempiterna, para merecer la confianza del pueblo, debieran rectificar en un 80 por ciento sus fallas e incumplimientos de la CRBV y demás leyes, no es posible seguir avalando este juego salpicado de conductas no acordes con la moral, la cívica, la urbanidad, el sano lenguaje, la democracia, la gobernabilidad y lo más cercano a la ciencia política. Bueno sería que asomaran nuevos liderazgos con visión de gobernar para todos y no para roscas o mafias, sabemos que hay gente con suficiente preparación o profesión política, estadistas, probos, que sepan de leyes, economía y otras materias indispensables para administrar una República.

Es lo ideal, sensato, a fin de hacer de verdad una refundación republicana, democrática real doctrina del Libertador, nada que ver con doctrinas o ideologías devenidas de del Euro Centrismo y otras culturas no autóctonas, Bolívar la creo autóctona, pero siempre distorsionada e influenciada por fuerzas foráneas con el aval de nuestra dirigencia, razones que como sabemos históricamente nada tenía que ver Simón Bolívar con copias de Europa, Norte u otro continente, de todos estudió, aprendió, pero hizo lo más cercano a nuestra idiosincrasia cultural, que esperamos a corto, mediano y largo plazo se cumpla la CRBV, que seguramente requiere enmendar lo de perfiles para presidencia de la república, legisladores y otros cargos, para un mejor futuro de nuestras generaciones de relevo, que deben recibir los mejores ejemplos de quienes gobiernan y dirigen la ciencia política, ojalá más cerca de lo que realmente somos los venezolanos y en similitud algunos de nuestros hermanos latinoamericanos.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 466 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: