En Absoluto

Las cosas como son. . .

Estos dias han sido movidos desde la perspectiva del orden necesario para avanzar al progreso que planteo la revolución de Hugo Chávez al país. Muchos años pidiendo transformación social y política en tiempos del guanabanismo y llega el comandante, a transformarlo todo y al parecer, el virus de la traición que vino después del 58 y, que le costó la vida a Fabricio Ojeda, mutó y hoy retorna en una corrupción 2.0 que debemos extirpar como quiera que sea. Son las viejas rémoras de las que hablo siempre el comandante supremo de esta revoluion..

Hoy el partido tiene tareas, respaldar a Nicolás, convocar el congreso, ser corriente de alto voltaje del gobierno, estar pendiente de los gobiernos locales, atender las estructuras municipales, pendientes de evaluar a los equipos, escuchar a la militancia, revisar a aquellos que después de las internas, se desaparecieron y hoy retornan al partido como si nada hubiera pasado y resulta que ni votaron por egoísmo político, o pior; jugaron a perder el territorio por su vileza. Ardua tarea la del partido, las cosas como son.

Ahora resulta que funcionarios infiltrados en la revolución, andan involucrados en corruptelas y en barbaridades que nadie se imagina, cosa que es natural cuando empeñamos el proceso a advenedizos, a neochavistas y a compinches. En tanto y en cuanto, no definamos que esta revolución no es de compinches ni de amigotes que nada tienen que ver con el proyecto, pues seguiremos cargando a cuesta estas porquerías que tanto daño hacen a la revolución de Chávez que hoy dirige Nicolás. Las cosa como son.

En Bolivar ha sido grande el esfuerzo por reconstruir la dignidad extraviada y ultrajada a la revolución, un empeño que estamos haciendo por recuperar espacios perdidos y retomar nuestro sueño de ser la alternativa económica no petrolera de Venezuela. Ojala entendamos que los compinches son solo eso, que hacen de las suyas y después se van, algunos hasta saltimbanquis y militantes de la parapolítica son. Las cosas como son.

Después de 22 años, no hay tiempo para recular ni para vivir de leyendas y las cosas como son.

Creo que en pdvsa, en las básicas, en los ministerios, alcaldías y gobernaciones, hay cosas que revisar, actitudes que no van cónsonas con la revolución, hasta a la juventud revolucionaria, debemos meterle el ojo aunque se molesten, eso no era!!! Sin embargo, estamos a tiempo de corregir, minimizar los errores y avanzar por el proyecto bolivariano de Hugo Chávez. Las cosas como son.

El camino es el correcto, estamos renaciendo y brindando la oportunidad de enderezar entuertos y gazapos politicos. Voluntad existe y visión también, solo debemos planificar y gerenciar la revolución con revolucionarios. Las cosas como son.

A LO INTERNO: Canten conmigo; Ay corocoro ay corocoro



Esta nota ha sido leída aproximadamente 519 veces.



Horacio Alarcón Basabe

Dirigente del PSUV

 alarconbasabe@gmail.com

Visite el perfil de Horacio Alarcón Basabe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Alarcón Basabe

Horacio Alarcón Basabe

Más artículos de este autor