Sobre las nuevas 3-R

"Pero lo principal que nos hundió al final, no fue el carácter o los desatinos de la dirigencia, sino la guerra y sus resultados: las muertes, la escasez por el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos. Todo eso, conjugado con nuestra falta de experiencia, los errores, el ego y la arrogancia del poder. Todo eso nos enterró en ese momento…, debimos tener más humildad, ahora lo veo claro" (Tomas Borges, enrtervista, 15 de julio de 2009)

El Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela. Nicolás Maduro, presentó, el 15/01/2022, la Memoria y Cuenta correspondiente al año 2021 y realizó algunos anuncios sobre el accionar del gobierno bolivariano para los años por venir.

En una deconstrucción derridiana (de Jacques Derrida) del discurso, diríamos que estuvo bien construido, hilvanado, con pases a ministros que lo apoyaron en su exposición, muy ontológicamente venezolano y, sobre todo, muy optimista. Por cierto, en los pases a los ministros se dieron informaciones muy importantes que el común de los mortales desconocemos por la mala política de información y comunicación oficial. Eso debería revisarse

Debe comentarse de entrada que las consignas políticas no son malas per se, por cuanto ellas puede servir como un mapa, una guía y motivación para una acción. Pero lo fundamental son las políticas que se diseñen pero, sobre todo, se implementen.

A las 3 R de Chávez (Revisión, Rectificación, Reimpulso), ahora el presidente Maduro, en consonancia con los nuevos tiempos, hizo la propuesta de 3 nuevas R (Resistir, Renacer y Revolucionar).

En ese sentido haremos algunas propuesta para el contenido de cada una de las 3 R.

Resistir

El presidente habló de una resistencia creadora, ideológica, porque el plan imperial no cesará y en este sentido esta R asume dentro de sí la repolitización y la repolarización.

En este tema está claro que los poderes que manda en EEUU no respetan la otredad, por cuanto, como constante histórica, se han caracterizado por el total irrespeto hacia el otro, con desprecio a lo distinto y el creerse la única y universal cultura.

Esos poderes, ahora bajo la presidencia de Joe Biden, continúan con su desprecio y su política surrealista, injerencista y desconocedora de la voluntad popular de Venezuela. EEUU, considera que los gobiernos no deben ser electos por sus pueblos. Es él quien debe decidir cómo y cuándo cambiar o colocar gobiernos. Sólo necesita que un gobernante no le agrade, lo acusan de dictadura y violador de los derechos humanos y ello justifica cualquier acción negadora del derecho público e incluso privado internacional.

Como se sabe hasta la saciedad, las administraciones gubernamentales de EEUU han actuado al margen del Derecho Internacional Público, han violentado los principios de las Naciones Unidas y desconocido cualquier principio de respeto a las reglas de juego internacional. Esa visión es parte de una política hegemónica que no respecta a nada ni a nadie en el campo internacional.

Sin embargo, hasta ahora se han estrellado contra el otro, que también existe, en este caso el otro es el pueblo aguerrido venezolano que, mientras no se comprenda, no se conozca y entienda su mentalidad, inquietudes, aspiraciones y en definitiva se ontología, difícilmente logren sus objetivos. Contra ese "muro de contención", no han podido ni podrán, esos poderes de EEUU y sus serviles internos y externos, como la oligarquía colombiana.

Venezuela (y su pueblo), decidió desde hace 20 años escoger el camino de no seguir siendo objeto de una historia hecha por otros, sino más bien ser sujeto de la misma, por eso está preparada para seguir en pie de lucha, en resistencia activa contra el acecho imperial.

De allí la importancia estratégica de la repolitización y la repolarización

Renacer

Dijo el presidente que Venezuela necesita un renacimiento revolucionario, moral y ético, profundo, desde las raíces.

Eso es una verdad a voces. Todos en Venezuela lo sabemos. Al respecto, insistiremos con lo ya dicho en otras oportunidades y artículos.

1. Debe combatirse, con todo el peso de la ley (política, jurídica y moral), al burócrata y al corrupto; ambos enemigos internos de la revolución bolivariana; son peores que los de la Cuarta República, porque en este caso la ética no estaba en juego y los intereses personales predominaban bajo una concepción utilitaria del pueblo. Pero en el caso del bolivariano se trata de defraudar a quienes han apostado precisamente por una nueva forma de hacer política, con moral y ética por delante.

El burócrata y el corrupto "bolivarianos" ostentan, hacen alarde de que tienen mucho poder, son poco discreto y les importan un bledo la opinión del otro. Están ensimismados, son egoístas y narcisistas. Es así que muestran a la vista del otro (y si el otro es pobre lo hacen con mucha más saña), sus camionetas 4 por 4, "último modelo"; van siempre acompañados por unos funcionarios de seguridad o policías, que van por las vías públicas, con motos de alta cilindradas, sin placas, y sin recato alguno exhiben sus pistolas, abren caminos agresivamente y detienen el tránsito para que pase "el que manda", quien además, se "masturba mentalmente" con esas acciones negadoras de cualquier condición revolucionaria. No me lo contaron, lo veo con demasiada frecuencia.

2. Realizar un trámite en algún registro, sobre todo si es comercial, o en alguna notaría, es una odisea. Allí usted de inmediato percibirá "en carne propia" a los burócratas bolivarianos actuando a sus anchas, con franelas rojas, que le hacen "pasar las de Caín". Registrar una Pyme, un emprendimiento, se convierte en un laberinto o en una proeza. Hay que armarse de mucha paciencia. Eso por cierto lo mencionó en un pase el Ministro Ricardo Menéndez.

3. Las aduanas, tanto la marítima como la aérea y las terrestres, son "caldos de cultivos" para las practicas más indeseables. Allí se produce una relación siamés entre la burocracia y la corrupción; la primera como el andamiaje, la base, de la segunda. La tardanza y desesperación se unen para que funcione muy bien el "bájate de la mula "y la coima.

4. Cuando el burócrata actúa como alcalde o alcaldesa, le resbala, le importa un bledo, que pulule la basura y los huecos por las calles en su Municipio y que los semáforos no funcionen.

5. Cuando como funcionario de CORPOELEC tiene que resolver los apagones que ocurren, por ejemplo, a cada momento en el interior del país, se da realmente su "postín", cuando no pide una "colaboración" para el refresco o para "tomarse algo". Así mismo ocurre también con los de Cantv, quienes hacen su negocio con los usuarios desesperados del servicio telefónico y de internet y no digamos los de Hidrocapital y sus "hermanos" regionales, quienes se hacen "la vista gorda" ante los botes del agua potable y de aguas servidas.

6. Lo anterior también, con sus propias mañas y modalidades, se consiguen en el SAIME, el INTT, en el Banco de Venezuela, el Bicentenario y en el Banco del Tesoro.

7. El presidente Maduro dijo enfáticamente que había que acabar con las mafias que controlan la distribución de gasolina en las bombas. Esas mafias son civiles y militares. Y hablando con la estadística y por vivirlo en "carne propia" sólo doy una muestra para que actúe la inteligencia. Las bombas que están en Bello Monte, al final de la avenida Miguel Ángel, en la avenida Victoria y en la Universidad Bolivariana tienen la mafia incubada hasta en las vísceras.

Lo peor de todo es que la víctima es el noble pueblo venezolano que está estoicamente resistiendo con mucha fuerza y conciencia al enemigo imperial.

Por eso la lucha contra la indolencia, indiferencia, el burocratismo y la corrupción, es una labor titánica, de todos los días, y hay que lograr que sus actores, con todas sus subjetividades y "malos hábitos", sean apartados de las responsabilidades delegadas o asignadas, "sea quien sea".

Los que hacen uso de esas prácticas, de gozo y narcisismo, no calibran ni miden las consecuencias que ello genera para el futuro mediato e inmediato de la revolución bolivariana.

De allí que no se puede permitir que las "fuerzas del mal" que operan desde el exterior y quieren ahogar la revolución bolivariana, logren sus objetivos con la anuencia interna de unos, sus lacayos, y otros, los enemigos internos, que se anidan en su seno, con boina y franelas rojas rojitas.

Por último, se debe practicar la política del respeto al pueblo de a pie, al pueblo llano, al que en las peores dificultades ha sabido restearse con la revolución bolivariana.

Y recordar siempre que los pueblos, como el venezolano, es capaz de resistir pero también se pueden cansar de la desidia, dejadez y la impotencia.

Revolucionar

Dijo el presidente Maduro que hay que "revolucionarlo todo, hacerlo de nuevo, hacerlo mejor, hacerlo bien".

Primer comentario a esta R. Debe desterrarse la visión de que el pueblo venezolano está ateniéndose a una rutina cotidiana y resignados a la imposibilidad de cambiarla y convencida de la inutilidad de sus propios actos. No.

Por eso es necesario:

1, Revolucionar el Estado burgués y comenzar a construir el Estado Comunal.

2. Debe rescatarse la confianza en las instituciones públicas, hoy sometida a la desafección y el desánimo del pueblo y para ello es de suma importancia rescatar el papel de un Estado que se "ponga los pantalones y/o las faldas".

3. Hacer eficiente la labor de Estado venezolano, que debe dedicarse a sus funciones naturales y no invadir espacios que terminan después en el acabose

4. Como presidente constitucional de Venezuela todo su tren ejecutivo debe estar bajo su subordinación y no haciendo lo que a cada uno mejor le plazca.

5. Los gobernadores y alcaldes fueron electos para resolver los problemas de la gente, del pueblo. Por tanto no deben estar "entretenidos" en ser jefes políticos o estar en comisiones que le quieten tiempo para hacer lo que deben hacer: servirle a los gobernados.

6. Desterrar la política del reciclaje, esto es, con el enroque permanente entre funcionarios que salen de una responsabilidad y son trasladados a otra sin que previamente sea evaluado su gestión saliente.

7. Dejar de estar responsabilizando de varios cargos a un mismo funcionario, porque como dice un dicho muy popular "el que mucha abarca poco aprieta".

8. Aplicar la consigna de Enrique Dussel mencionada varias veces por el Comandante Supremo Hugo Chávez: "Mandando obedeciendo al pueblo".

9. Si de revolucionar se trata debe comenzarse por hablarle claro al aguerrido pueblo venezolano. No importan cuán duro sea el mensaje, la información, la comunicación o la política

10. Hacer más y hablar menos.

Corolario

Debemos comentar que en el discurso presidencial se hizo mención a dos cadáveres políticos de la oposición venezolana (Leopoldo López y Juan Guaidó), pero no se habló nada de un clamor popular y nacional: los salarios y las pensiones. Como profesor jubilado de la UCV y pensionado del IVSS, esperaba, así como millones de venezolanos y venezolanas, alguna mención a ese tema siempre en el entendido, como lo dijo Erich Fromm, que la esperanza es "paradójica", porque "no es ni una espera pasiva ni un violentamiento ajeno a la realidad de circunstancias que se nos presentarán"

*Sociólogo, Doctor en Ciencias Sociales, Ex Director de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV y analista nacional e internacional.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 950 veces.



Franklin González

Doctor en Ciencias Sociales, UCV. Sociólogo, Profesor Titular, Ex Director de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Profesor de Postgrado en la UCV, la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela y en el Instituto de Altos Estudios ?Pedro Gual? del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores. Fue embajador en Polonia, Uruguay y Grecia.

 framongonzalez@gmail.com

Visite el perfil de Franklin González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franklin González

Franklin González

Más artículos de este autor