Venezuela formaría parte de los primeros ensayos

En mayo del 2018, diecinueve meses antes de la aparición del COVID, les presenté algunas predicciones. Una de ellas fue la siguiente:

"Habrá una epidemia tipo viral muy grave, casi a nivel nacional, pero más que nada en Caracas y sus alrededores, pero no habrá medicamentos para salvar las vidas de los más débiles."

En abril del 2021, siete meses antes de la aparición de Omicrón, dije que aparecería una nueva variante (cepa o mutación) de la pandemia:

"Me parece inevitable que esto ocurra más temprano que tarde, especialmente ya que la actual pandemia --- con sus más peligrosas venideras mutaciones --- se extenderá durante varias décadas, tal vez hasta 100 años en mi estimación."

En septiembre del 2021, hace unos cuatro meses, mi madre, Indígena, murió. Ella era una persona que estaba en perfecta condición física pero murió repentinamente unas pocas semanas después de haber recibido la segunda vacuna. Murió de una hemorragia cerebral masiva causada por la coagulación de la sangre, probablemente debido a la vacuna contra el COVID.

El 12 de enero del 2022, hace dos días atrás, salió la noticia en Aporrea sobre la muerte repentina de una joven modelo brasileña, quien como mi madre se encontraba en [perfecta] condición física, quien después de unas pocos semanas de haber recibido la segunda vacuna, murió de una trombosis, o sea, de la coagulación de sangre, como mi madre.

Esta mañana vi una advertencia publicada ayer en Youtube, donde un médico venezolano advierte que ahora, así como en Israel y algunos otros países donde se ha detectado un nuevo fenómeno relacionado a la pandemia, posiblemente haya surgido una nueva mutación donde se habría posiblemente combinado el COVID con la gripe y/o el COVID con Omicrón, y cosas así, fenómenos recientes que hasta ahora llaman Flurona y/o Deltacron. La gente cree que es solo una gripe, cuando no le es, dice el médico (y otros médicos en el internet), o sea, podría ser otra cepa donde se estaría combinando la gravedad del COVID con la alta capacidad de contagio del Omicrón, pero nadie lo sabe todavía, me imagino que lo sabremos dentro de las próximas semanas o meses.

Hoy, el 14 de enero del 2022, hace unos pocos minutos, mi vecino me vino a ver para contarme que su hermana de 62 años, quien también estaba en perfecta condición física, y quien también recibió la segunda vacuna hace unas pocas semanas atrás, murió repentinamente durante la noche. Todavía mi vecino no sabe de qué murió, ni donde, en el hospital o en su casa, pero podría ser debido a una hemorragia también. Veremos.

CONCLUSIÓN

Yo no sé si ustedes saben, pero las vacunas que han estado siendo administradas a nivel mundial, no han pasado todas las pruebas científicas usuales antes de ser permitidas para su uso en los seres humanos, más bien han estado siendo utilizadas bajo protocolos de emergencia hasta que sean, en su momento, oficialmente y completamente aprobadas (o no).

Este es una hecho.

Si quieren saber más al respecto pueden buscar información (incluso ver videos en Youtube) sobre el doctor Robert W. Malone, co-inventor de los procesos científicos que hoy utilizan para desarrollar estas vacunas, y el doctor Wolfang Woodarg, un médico y parlamentario alemán, y también pueden ver más información al respecto, aquí, y aquí.

Desde que empezaron a vacunar a la gente, las vacunas han estado afectando positivamente a la mayoría de las personas (por lo menos a corto plazo, nadie sabe cómo estas afectarían a la gente a largo plazo), y pocas personas proporcionalmente han estado muriéndose debido a los efectos negativos de las vacunas, entonces por ahora, estas personas están más que nada siendo consideradas daño colateral hasta que encuentren las causas de estas muertes (y otras reacciones negativas) con el fin de ver si estas reacciones pudieran extenderse más allá de una minoría.

Esta situación es común en lo que concierne el desarrollo de muchos tipos de medicamentos que no habrían sido inicialmente aprobados por completo o que fueron aprobados por completo pero que posteriormente, sobre un espacio de tiempo adecuado, habrían demostrado que los daños colaterales serían más importantes que los beneficios, y consecuentemente, esos medicamentos serían retirados del mercado. Existen muchos ejemplos, vean aquí, y aquí, son más de 1000 medicamentos que son retirados del mercado cada año solo en EEUU, uno de los países más estrictos en lo que concierne las medicamentos y sus usos.

Esta es una tendencia del ser humano, de poner el carro delante de los caballos, o sea, de adelantarse (de empezar a vacunar por ejemplo), asumiendo que lo que se estarían haciendo funcionaría, sin antes tomar el tiempo necesario para entender con precisión los mecanismos y las consecuencias de lo que se estaría adelantando.

Un buen ejemplo de este fenómeno natural, es lo que ocurre a menudo con el actual jefe de Estado venezolano, donde dice que va a hacer una cosa aunque no entienda bien los mecanismos ni las consecuencias a largo plazo, y al final nada funciona, por lo menos no a largo plazo, son como curitas, como por ejemplo lo que él estaba proponiendo en diciembre del 2014, hace 7 años atrás (ver link que sigue), para recuperar la economía venezolana, la cual desde el 2013 se ha estado cayendo a pedazos y que todavía no se ha recuperado aunque desde entonces él ha propuesto e implementado un sinnúmero de medidas, ninguna que funcione.

¿Por qué adelantar algo e implementarlo sin saber en primer lugar si eso funcionará y sin entender en primero lugar sus mecanismos y repercusiones?

Ver (2014): Presidente Maduro anuncia Plan de Recuperación Económica. Hará nuevos anuncios en Enero

Ese es uno de los misterios de este mundo.

Bueno, en este mundo, particularmente en los países salvajemente capitalistas como Venezuela, donde además no existen ni controles ni leyes aplicables de manera justa o equitativa, y donde a menudo lo que más cuenta es el dinero y las ganancias, y eso, mucho por encima del bienestar social-comunal, y mucho por encima de la visión a largo plazo, a menudo se toman decisiones muy importantes, como sobre la economía venezolana, o como sobre el uso de las vacunas por ejemplo (dentro y fuera de Venezuela incluso a nivel de la OMS), pero se toman de manera casi arbitrarias en el sentido de que se sabe, por lo menos intuitivamente, que estarían posponiendo lo inevitable, a menudo afectando negativamente a una parte considerable de las poblaciones, la mayoría de ellas inocentes e impotentes.

Ahora …

¿Cuáles serian las consecuencias de la actual vasta campaña mundial de vacunación?

Nadie sabe, ni lo científicos lo saben, habrá que esperar para ver, sin embargo, estas son mis predicciones:

- dentro de los próximos 5 años, se conocerá que las vacunas han afectado los genes de los humanos, creando mutaciones genéticas que pasarán de madre a hijo, donde poco a poco, y más y más, los niños nacerán con defectos físicos y mentales y enseguida pasarán esos defectos a la próxima generación, y así sucesivamente (o esas mujeres simplemente no intentarán tener hijos o serán multadas por caer en embarazo, y cosas así)

- la pandemia no terminará (a corto plazo), seguirá empeorándose cada año más, a veces con periodos de "descanso," para volver otra vez de manera aun más virulenta hasta acabar con por lo menos 20% de la población mundial (una de cada 5 personas) --- vacunados y no vacunados --- en los primeros próximos 20 a 30 años, y posiblemente hasta 40% o 50% en los próximos 100 años

- a largo plazo, posiblemente sobre un periodo de unos 500 años, la población mundial será compuesta de casi solamente los más fuertes y los que sobrevivirían los efectos negativos (daños colaterales) del sinnúmero de vacunas que serán desarrolladas y utilizadas sobre la población mundial sin ser comprobadas o aprobadas al 100% (como las de hoy), donde posiblemente la población mundial llegará a ser de solo unos 2 o 3 mil millones en vez de los casi 8 mil millones que somos hoy.

No me atrevo a proyectar con más precisión cuantas personas quedarán vivas sobre este planeta, o cómo ocurriría, pero les puedo decir que de acuerdo con la elite mundial, la cual utiliza este planeta como su patio trasero a su antojo y solo para satisfacer sus propios deseos e intereses, la población mundial ideal sería de alrededor de 2 mil millones, o sea, un cuarto (1/4) de la población actual, lo cual se demoraría al menos unos 140 años en lograr si se controlara el número de niños que nacieran, sin embargo, de reducir la población de esta manera para hacerles la vida más cómoda a la élite mundial y a sus clases dominantes, como quienes hoy se pelean entre sí como cavernícolas por el poder sobre el Estado venezolano, no sería muy práctico ya que sería muy difícil (casi imposible) de forzar a toda la gente del planeta de parar de fornicar para no tener tantos hijos, aun si saldrían deformes o con defectos mentales o genéticos.

Entonces, deben encontrar otras maneras de reducir la población mundial, y, de mantenerla así.

Antes, eso se hacía a menudo usando la guerra como una herramienta para reducir o controlar la población mundial (hasta más o menos los años 1940), mandando principalmente a los pobres a matarse entre ellos y así satisfacer los deseos de la élite, pero esa "moda" ha pasado de tiempo, creo, entonces, posiblemente, una de las nuevas maneras de cumplir con el mismo objetivo (si fuera el caso por supuesto), y a menor costo financiero para la élite mundial, sería de usar las pandemias como instrumento para reducir la población mundial mientras que algunos países --- como Venezuela por ejemplo --- usan la herramienta de la destrucción de la economía para reducir su población de manera considerable. Hasta ahora, bajo al gobernanza del actual jefe de Estado venezolano, la población de Venezuela se ha reducido de un 20% en solo 4 o 5 años, sin contar el (probablemente) significativo número de personas que han estado muriéndose debido a la falta de nutrición y medicamentos etc., un éxito admirable (si fuera el caso por supuesto) para quienes estarían posiblemente planificando estas cosas, sin embargo, eso no reduce la población mundial, sino que solo reduce la población de una región.

Yo personalmente creo que Venezuela, desde el 2013, ha sido y sigue siendo un experimento de la élite mundial para precisamente evaluar las próximas acciones de la élite mundial con respecto al resto del mundo.

Bueno …

Creo que hay otras consideraciones (entre otras):

- Hay que saber que las farmacéuticas que están desarrollando las más utilizadas vacunas, son norteñas, y que sus experimentos se basan más que nada en las reacciones y los efectos biológicos y fisiológicos positivos o negativos sobre --- mayoritariamente --- las razas norteñas y/o eurodescendientes, o quienes se habrían adaptado a esa cultura (comida, enfermedades, medicamentos, etc.).

O sea, ellos probablemente no saben, ni creo que les importe mucho, cómo las vacunas afectarían a los sureños, a los indígenas, a los asiáticos, a los africanos, etc., o sea, a las razas con genes diferentes que no se habrían adaptado completamente a la cultura norteña, lo cual representaría (en mi estimación) hasta 80% de la población mundial.

O sea, estarían posiblemente desarrollando vacunas que afectarían, digamos muy positivamente, a una minoría mundial (20%) a exclusión de 80% de la población mundial, la cual posiblemente sería más a menudo afectada negativamente por las vacunas. Me imagino que para la élite mundial, de poder a través de los daños colaterales de la vacunación deshacerse de una parte de ese 80% de la población mundial, sería (si fuera el caso por supuesto), un grandioso éxito.

Ciertamente existen precedentes para suponer que este tipo de cosa pudiera ser tomada en serio. Por ejemplo, existe el hecho de que durante las colonizaciones (1500 - 1900) los europeos usaron los virus y las enfermedades europeas para intencionalmente (y también no intencionalmente) reducir al población Indígena de la Américas de por lo menos 80%.

- No hay ninguna evidencia que permita excluir definitivamente al actual jefe de Estado venezolano de los posibles experimentos y los posibles mecanismos para la reducción de la población mundial ya que entre otras evidencias, en el 2002, poco después del golpe de Estado contra Chávez, el actual jefe de Estado venezolano y otros políticos venezolanos, de ambas tendencias, chavistas y opositores, tuvieron lienzos directos con John Kerry (ver la foto), quien más tarde fue el Secretario de Estado de EEUU durante el mandato de Obama (la élite mundial).

Si la élite mundial tuviera la intención de reducir la población mundial, no sería insensato de suponer que el actual jefe de Estado venezolano pudiera formar parte de, o ser uno de, los instrumentos o peones puestos en lugares estratégicos sobre este planeta para cumplir con este fin.

Finalmente …

De cualquier manera que sea, y aun si yo estuviera totalmente equivocado, yo creo que estamos viviendo el comienzo de la planificada reducción de la población mundial y que Venezuela formaría parte de los primeros ensayos.

oscar@oscarheck.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1419 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor