2022, ¿crece la economía venezolana y a quién favorece?

"…después del anuncio de diciembre de que PDVSA alcanzó el millón de barriles diarios, no hay manera de que el gobierno revolucionario no implemente en 2022 una política redistributiva de la renta petrolera que involucre a las mayorías" (tweet, carlosluna #EntérateAquí...)

Hasta los más contumaces adversarios del gobierno venezolano parecen coincidir en que el año 2022 se perfila un crecimiento económico para el país que podría ser el principio del fin de una crisis sostenida que estuvo a punto de llevarnos a un colapso económico definitivo.

Me permito presentar la cita de "especialistas" que meses atrás hacían de voceros oficiosos del colapso, recalcando siempre en sus profecías que con este gobierno no había manera de salir de la crisis.

"De cara al próximo año, nuestra expectativa es un crecimiento económico en torno al 6,9%, y una desaceleración de la inflación hasta las tres cifras bajas, la menor desde 2015, así como un tipo de cambio que mantendrá la tendencia hacia la desaceleración de su crecimiento gracias al fácil mecanismo de control que ha encontrado el gobierno con las ventas controladas de divisas, mitigando cualquier riesgo de una depreciación más pronunciada" (1).

"para el próximo año se preveé un crecimiento de la economía mayor a 4%, posiblemente cercano a 10%…el país saldrá de la hiperinflación con una inflación por alrededor de 100%", representante del Observatorio Venezolano de Finanzas. (2)

"Es probable que Venezuela salga de la hiperinflación, pero esto no quiere decir que el bolívar tome fuerza. En el 2022, el país va a crecer económicamente, pero esto es ínfimo si tomamos en cuenta la caída total de la economía en la etapa de recesión" opinó analista jefe de Ecoanalítica. (3).

Así muchos de los que desde 2012 en adelante justificaron: guarimbas, violencia de calle, quiebre de institucionalidad, sanciones económicas y financieras, colapso económico, golpes, invasiones mercenarias, etc., para desplazar del poder político al chavismo ahora aparecen con nuevos relatos.

El indicador más importante de que el próximo 2.022 podemos estar comenzando a salir del atolladero, para quienes conocemos poco de economía, más allá del manejo ordinario de los escasos bolívares que recibimos y con los que sorteamos la crisis, ha sido el anuncio oficial de que PDVSA alcanzó a finales de diciembre la producción de 1.000.000 de barriles diarios.

Digo que este es el indicador más importante para muchos ya que si ciertamente hemos visto también como en los últimos meses proliferan bodegones y comercios en las capitales, no somos quienes seguimos percibiendo sólo bolívares los grandes beneficiarios de estos establecimientos y sus "bondades".

Tampoco puede ser indicador, para muchos de nosotros, que vengan turistas foráneos a disfrutar de nuestras playas (Margarita, Morrocoy, Los Roques, etc.), nuestras montañas y selvas (Canaima), aunque nos alegra también que se pueda incentivar el turismo como fuente de ingresos a un país con un grandioso potencial en esta materia.

Particularmente no creo que quienes más se benefician de esta política económica puesta en marcha sean los "rojos enchufados", que tampoco desconozco que hay sectores cercanos al gobierno que se han convertido en casta privilegiada. Pero que siempre ha existido, antes de Chávez, con Chávez y en estos tiempos de Maduro. Quizás hoy más visibilizados por el contraste que genera la crisis. Los grandes beneficiarios de la flexibilización económica y de la política de abrirse al dólar han sido y serán los capitalistas de viejo y de nuevo cuño.

Estoy convencido que el gobierno no ha tenido más opciones de aplicar "medidas económicas extraordinarias" que le permitan sortear la crisis con los pocos, casi nulos, recursos con los que ha podido contar hasta ahora. Pero así como estoy convencido de ello tengo también la convicción de que el gobierno está obligado a mejorar progresivamente la situación económica que afecta a grandes mayorías, apelando a políticas de redistribución de la riqueza que por vía petrolera ingresa al país. Particularmente no me creo el cuento de que las materias primas ya cumplieron su ciclo en la historia de la humanidad.

Apuesto a que quienes dirigen nuestra política sean capaces de persuadirnos con hechos, antes de que sea tarde, más allá de "discursos retóricos" y recurrentes, que no está planteado que el país vuelva a las políticas económicas neoliberales que con Chávez fueron enterradas a principios del siglo XXI en Venezuela y que con la pandemia por covid19, demostraron en Europa, u.s y Latinoamérica que son las más perjudiciales para los pueblos.

Citas.

(1) https://prodavinci.com/perspectivas-2022-del-cambio-de-paradigmas-al-cambio-de-tendencias-b/

(2) https://www.elnacional.com/economia/perspectivas-y-recomendaciones-economicas-para-los-venezolanos-en-2022/

(3) https://elestimulo.com/proyecciones-economicas-2022-venezuela-se-arregla-o-se-hunde/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 741 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: