Feliz Año mi querida Venezuela

Hablando de información

Jueves, 30 de diciembre de 2021. Se nos va otro año, pero llega uno nuevo.

Si partimos del principio de que cada año tiene una especie de marca o signo que lo caracteriza, podríamos decir, que este año que está a punto de concluir se ha manifestado como el de la despedida de queridos amigos que se han ido marchando hacia otra dimensión, sin aviso y sin protesto, como solía aparecer en las letras de cambio, que antiguamente se firmaban cuando se compraba a crédito.

Los tiempos que nos ha tocado vivir se empeñan en mantenernos hiperinformados en este alud de información que nos cubre diariamente y que forma en nuestras mentes una especie de adicción a la información inmediata y fresca, normalmente, sin mucho análisis, ni revisión profunda de la misma, sin molestarnos en verificar su origen, su destino, ni mucho menos, la dirección a la que pretende conducirnos.

Ovejas del mismo rebaño masificado, vamos felices o no, hacia donde nos llevan.

Mucho más y supuestamente, mejor información, pero mucho menos profundización en la misma que nos permita desarrollar criterios que podríamos llamar independientes y libres de perjuicio y grosera manipulación.

El tsunami informativo a que estamos sometidos todos los días difícilmente nos permite pensar con balance y equilibrio y quienes lo hacen y promueven su uso, son acusados, muchas veces sin piedad, de ir lentos en el manejo de este océano tormentoso y agitado.

No importa lo que digan los promotores de la masificación informativa, sacerdotes de un aquelarre desbordado y sin medida, que descaradamente promueven sin ninguna vergüenza que más es siempre mejor.

No importa.

Tómese su tiempo, beba una taza de café, de té, de manzanillla o de tilo o de algunos de los bebedizos que promueve el brujo de Boconó.

Piense, medite, analice, sopese la información que reciba, regúlela, analícela, digiérala y siga adelante en esta lucha diaria entre corrientes tormentosas y ríos agitados.

En la medida de lo posible no se deje manipular por los vendedores de lectura veloz y respuestas prefabricadas.

Y Feliz Año mi querida Venezuela.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 636 veces.



Luis Enrique Sánchez P.


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: