Cáscara Amarga 456

Lo visible y lo invisible

Lo visible y lo invisible, es tanto de la ciencia del entendimiento como de la religión de la espiritualidad. Lo visible y lo invisible es tanto del entendimiento y de la espiritualidad como de la estética y de la ética. Lo visible y lo invisible es de la filosofía de las 4E, y, al través y en de por medio ha de estar la filosofía maleoiana profunda del tercio excluso y del tercio incluso de Maleo, ha de estar el medio aristotélico profundo del exceso y el defecto de Aristóteles. Lo visible y lo invisible es de los casos correlativos límite límbico contorno contradictorios caliginosos del ser y del no ser de los Veda, del somos y del no somos de Heráclito, de lo que es y de lo debe ser de Kitz, del universo expansivo einsteiniano y el universo contractivo maleoiano de Maleo, de la partícula y de la onda de Niels Bohr, que van a dar a los formidables confines enormes de la existencia hipotética del algo y de la nada, como que el olvido está plagado de memoria del poeta Mario Benedetti, como que el vacío está relleno de agujeros del físico Paul Dirac, como que la dignidad humana está llena de inteligencia, voluntad, libertad, responsabilidad, sociabilidad, sensibilidad, de la Moral y del Derecho Romano, como que la fe está plagada de paradojas absurdas aceptadas de Alan Richardson, como que la fe está plagada de lo visible y de lo invisible de San Pablo. Asina, lo visible y lo invisible es una enorme conjugación de la literatura védica upanishad sánscrita de los Veda con la filosofía de Buda, de Laozi, con la doctrina de Heráclito, Pitágoras, Sócrates, Platón, Aristóteles, Cervantes, Shakespeare, Luis Alberto Machado, Whitman, Einstein, Heisenberg, Kelsen, Antonio Machado, Wilde, Jorge Luis Borges, Kosko, Maleo, quien, dice éste, entre vivos, que no es fechero fichero estudioso, sino curioso; asina con lo visible y lo invisible, se ha de llegar hasta la conjunción con la tesis de Kitz, a según: "De que algo sea puede inferirse que algo fue o que algo será, mas nunca que otra cosa deba ser. Lo que debe ser puede no haber sido, no ser actualmente y no llegar a ser nunca, perdurando, no obstante, como algo obligatorio". Kitz, que margulló junto con Kelsen en el cleuasmo quiasmo río heraclitoiano, vino a dar a los formidables confines enormes de la existencia hipotética del algo y de la nada, que es la nutriente especulativa teórica de la matemática impecable razonada afirmativa del universo expansivo einsteiniano de luz curvada y el universo contractivo maleoiano de luz tragada, similaricadencia tautológica repetitiva platónica de la onda y de la partícula, de lo visible y de lo invisible de Niels Bohr. Similaricadencia tautológica repetitiva platónica de lo visible y de lo invisible de San Pablo. Hogaño ahora luego, hemos de afirmar que los casos correlativos límite límbico contorno contradictorios caliginosos de la forma ser y no ser de los Veda, de equilibrio dinámico dialéctico difuso, esto es, el medio maleoiano profundo, esto es, el mismísimo argentino platino fluvio de plata cleuasmo quiasmo río heraclitoiano, esto es, el continente de continentes que contiene los contenidos de lo visible y de lo invisible de Niels Bohr y de San Pablo.

Con digresión y sin digresión, lo visible y lo invisible, es tanto de la ciencia del entendimiento como de la religión de la espiritualidad. Lo visible y lo invisible es tanto del entendimiento y de la espiritualidad como de la estética y de la ética. Lo visible y lo invisible es de la filosofía de las 4E, y, al través y en de por medio, de lo visible y de lo invisible, ha de estar la filosofía maleoiana profunda del tercio excluso y del tercio incluso de Maleo, ha de estar el medio aristotélico profundo del exceso y del defecto de Aristóteles. Lo visible y lo invisible es de los casos correlativos límite límbico contorno contradictorios caliginosos del ser y del no ser de la literatura Veda, es del somos y del no somos de Heráclito, es de lo que es y de lo debe ser de Kitz, es del universo expansivo einsteiniano de curvada luz y el universo contractivo maleoiano de tragada luz de Maleo, es de la partícula y de la onda de Niels Bohr. Lo visible y lo invisible es de San Pablo. Lo visible y lo invisible, es como si estuvieras viendo, el cleuasmo quiasmo río heraclitoiano en el lienzo pictórico blanquinegro del yin y del yang. Lo visible y lo invisible de Niels Bohr, es como si estuvieras viendo el ombligo del cleuasmo quiasmo río heraclitoiano onfalósico del cóncavo convexo contradictorio caliginoso concupiscente 69 cojedeño.

Con divagancia y sin divagancia, lo visible y lo invisible, ha de estar en la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética del algo y de la nada, en un mundo plagado de contradicciones budaianas, en un mundo plagado de sucesivas armónicas simultáneas contradictorias heraclitoianas de palabras pareadas paradójicas, a saber, del dicho y del hecho, del hecho y del Derecho, de un continuo trecho estrecho arrecho dividido en infinitos trechos estrechos arrechos. Lo visible y lo invisible es de la filosofía de las 4E, y, al través y en de por medio ha de estar la filosofía maleoiana profunda del tercio excluso y del tercio incluso de Maleo, el medio aristotélico profundo del exceso y del defecto de Aristóteles. Lo visible y lo invisible es de los casos correlativos límite límbico contorno contradictorios caliginosos del ser y del no ser de la literatura Veda, es del somos y del no somos de Heráclito, es de lo que es y de lo debe ser de Kitz. Lo visible y lo invisible ha de ser del universo expansivo einsteiniano de curvada luz y el universo contractivo maleoiano de tragada luz de Maleo, ha de ser de la partícula y de la onda de Niels Bohr. Lo visible y lo invisible ha de estar en el punto inflexivo topológico borroso de la curva lemniscata bernoulliana, en el punto inflexivo topológico borroso de la parábola cúbica picassoiana. Lo visible y lo invisible ha de estar en la slash diagonal hipotenusa del Teorema de Sócrates, del Teorema de Pitágoras y del Teorema de Kelsen. Lo visible y lo invisible ha de estar en la optimalidad ortogonal pitagórica de Pitágoras, en la resolutiva optimalidad pretendida de Maleo, en la indeterminación védica profunda de la literatura Veda, en el hecho predeterminado fijo liberador de los Veda, en el hecho sacrificado condigno de Berkeley, ha de estar, al través y en de por medio por la calle de en medio, en el medio maleoiano profundo de Maleo. Lo visible y lo invisible ha de estar en la filosofía de las 4E. Lo visible y lo invisible ha de estar en el entendimiento y en la estética ética espiritual de la teoría especulativa hipotética matemática impecable implacable razonada del algo y de la nada, o sea, lo visible y lo invisible, en la división infinita del trecho estrecho arrecho del dicho y del hecho, del hecho y del Derecho, ahí, ha de estar lo visible y lo invisible.

Si lo visible y lo invisible, ha de estar en la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada existencial hipotética de los formidables confines enormes del algo y de la nada, de un continuo trecho estrecho arrecho dividido en infinitos trechos estrechos arrechos. Entonces sea dicho que lo visible y lo invisible ha de estar en el trecho estrecho arrecho del dicho y del hecho, del hecho y del Derecho. Ergo vergo sea dicho que lo visible y lo invisible es de los casos correlativos límite límbico contorno contradictorios caliginosos del ser y del no ser de los Veda, es del somos y del no somos de Heráclito, es de lo que es y de lo debe ser de Kitz, es del universo expansivo einsteiniano de curvada luz y del universo contractivo maleoiano de tragada luz de Maleo, es de la partícula y de la onda de Niels Bohr. Ergo vergo sea dicho que lo visible y lo invisible es del olvido y de la memoria del poeta Mario Benedetti, es del vacío y de los agujeros del físico Paul Dirac. Ergo vergo sea dicho que lo visible y lo invisible es de la dignidad humana de la Moral y del Derecho Romano. Ergo vergo sea dicho que lo visible y lo invisible es de la fe de Alan Richardson, es de la fe de San Pablo. Ergo vergo sea dicho que lo visible y lo invisible es de la filosofía de Buda, es de la filosofía Laozi, es de la doctrina de Heráclito, de Pitágoras, de Sócrates, de Platón, de Aristóteles, de Cervantes, de Shakespeare, de Luis Alberto Machado, de Whitman, de Einstein, de Heisenberg, de Kelsen, de Antonio Machado, de Wilde, de Jorge Luis Borges, de Kosko, de Maleo, de Kitz. Ergo vergo sea dicho que la grafía del yin y del yang, la grafía del concupiscente 69 cojedeño, la grafía de las curvas de Bernoulli y de Picasso, son grafías gratificantes gratis de lo visible y de lo invisible, tanto como de los amigos visibles y de los amigos invisibles de Arturo Uslar Pietri.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 607 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: