Solo el pueblo salva al pueblo. El pueblo debe tener voz propia

El pueblo venezolano, entendiendo por pueblo, los trabajadores activos y desempleados, que en su mayoría andamos en la sobrevivencia, las ama de casa, los profesionales y técnicos, en su mayoría mal pagados con salario 0 y también en el rebusque (Que no es emprendimiento, el gobierno de Maduro, nos quiere "meter rebusque por emprendimiento"), los trabajadores agrarios y mineros, los estudiantes y los jubilados y pensionados; ante los dos grandes retos que se nos presentan en el año 2022, que son la continuidad de este año 2021, debemos tener voz propia, es decir, no solo tener la idea de independencia y liberación de nación, sino desarrollarla y llevarla a la práctica; debemos ser "poetas, pintores y cantores", escribir la letra de la canción, darle tonalidad y cantarla, nosotros mismos porque nadie lo hará por nosotros.

Los dos grandes retos sociales que nos depara el 2022, son; uno socio-económico cual es luchar por las reivindicaciones económicas, específicamente por lograr un salario mínimo equivalente al monto de la canasta básica y que este estipendio se haga extensivo a las amas de casas a los desempleados y a los jubilados y pensionados; control de precios de los artículos de primera necesidad y otros de segunda necesidad indispensables, en base a un listado, un plan de producción nacional agrícola-industrial que incluya ampliación de la frontera agrícola, con dotación de tierras y subsidio y entrega de insumos a los agricultores; asimismo la creación de nuevas fabricas que sean producto del desarrollo aguas abajo del acero, aluminio, petróleo, petroquímica, agricultura, etc., igualmente un plan de reforzamiento, reconstrucción y mantenimiento de la infraestructura del país y por igual a los servicios públicos y su abaratamiento y subsidio con aquellos que estén funcionando y se han dolarizado así como el transporte, hoy, totalmente salvaje.

El otro reto para el 2022, para el pueblo y sus componentes, ya mencionados, es de tipo socio-político como el impulsar el referéndum revocatorio en contra del Presidente Nicolás Maduro que constitucionalmente queda habilitado a partir del 3 de enero del 2022, y le agrego la palabra social porque, el revocatorio debe ser un asunto del pueblo, de los ciudadanos en general, incluido los que no forman parte del pueblo, como los empresarios, y también los partidos políticos tanto de la derecha como de la izquierda no chavista, con ellos no debemos buscar la confrontación ni acentuar las diferencias, debemos tener una actitud que contribuya a conformar una gran convergencia nacional en contra de Maduro.

Esa búsqueda de una convergencia nacional espontanea y natural, que objetivamente existe pero está dispersa; por la revocatoria del mandato de Nicolás Maduro inclusive con las bases chavistas no corrompidas o mercenarizadas por la cúpula de la boliburguesía, que hay muchos de ellos que están siendo manipulados e instrumentalizados por una campaña gobbeliana que esconde, disimula, la traición hacia el socialismo y el anti-imperialismo, precisamente con propaganda socialista y anti-imperialista, a la par que se tiene al país bajo un capitalismo monetarista y son los culpables junto con la ultra-derecha de la dolarización y la hiperinflación provocada que es la causante de la pobreza del 80%-91% de los venezolanos; y ese margen entre el 80% y el 91%, es debido a las remesas que mandan familiares que han tenido que emigrar y por eso están en la frontera de la pobreza, con un pie fuera de ella, pero sin salirse.

SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO.

Esta consigna, que nace en los frentes guerrilleros que formaron los padres de "La Teología de la Liberación" Nuestramericana, en Colombia, Perú, Centro-América y México que mucho reformistas y traidores a la revolución bolivariana la repiten como un cliché para seguir manteniéndole el circo a las bases revolucionarias de que son revolucionarios y no lo son, sin saber lo que significa ni lo que implica, ya que quiere decir que no existe ningún salvador externo (Refiriéndose a Jesucristo) sino que el único que puede salvar al pueblo es el pueblo mismo; esta consigna es análoga y hasta sinónima de la que utilizó la I Internacional Obrero Socialista, que hasta hoy sigue siendo la internacional por antonomasia: "La Liberación de los Trabajadores, es Obra de los Trabajadores Mismos"; concatenada con una estrofa del himno de la Internacional que dice "Ni Dioses Ni Tribunos" (Tribuno se le decía al dirigente político), traduce que el pueblo mismo tiene que hacer, construir, fabricar, confeccionar su propia liberación y solo él se salva a sí mismo, nadie desde fuera lo va a venir a salvar. Honor y Gloria, a los curas, diáconos, monaguillos, pastores y laicos, héroes y mártires en Nuestramérica que han derramado su sangre por la causa de la liberación y el socialismo: Solo el Pueblo, Salva al Pueblo y/o La Liberación del Pueblo es Obra del Pueblo Mismo.

Esta consigna de auto-liberación popular, traducida al aquí y ahora, significa que el pueblo independientemente que en su lucha socio-económica por la mejora de su calidad de vida y el incremento de la producción en el país y sobre todo en la lucha socio-política, por la revocatoria de Maduro, puede y hasta debe converger con algunos sectores culpables de la actual crisis de dolarización e hiperinflación inducida, como sería el chavismo, más que todo el denominado "disidente" y con la derecha y sobre todo la ultrosa o pitiyanqui; esa convergencia que sería natural, lógica y fundamentalmente coyuntural, debe hacerse conservando el perfil propio de pueblo, o sea mantener sus banderas socio-económica y socio-políticas y de otras índoles, tanto generalmente como por sectores como petróleo, empresas básica de Guayana, salud, educación, etc., etc.

Conservar el perfil propio, mantener la identidad tanto de grupo y especialmente de intereses, con espíritu colectivista, fraternal, es muy importante y es una de las grandes lecciones que nos han debido dejar 60 años de autoritarismo, cogollismo y caudillismo; el cogollismo, que es una aristocracia (Gobierno de pocos) y el caudillismo (Monarquía, gobierno de una sola persona y un grupito de asesores y adulantes), de AD-Copei y derivados y el chavismo-madurismo; respectivamente; por eso las decisiones deben tomarse en asamblea o de la forma más amplia y sobre todo transparente y a nadie se le debe dar "un cheque en blanco", es decir, poder de representación sino que son meros delegados, voceros y se deben y a la vez deben rendir cuenta a la asamblea o al pueblo, permanentemente y cuando se le inquiera.

No olvidemos nunca que esta crisis económica, cuya manifestación concreta es la dolarización y la hiperinflación inducida es producto de un pacto soterrado entre la cúpula del chavismo-madurismo y el propio imperialismo y por supuesto su lacayo criollo, cuya punta del Iceberg es la denominada mesa de diálogo de México, "dialogo" que no es nuevo sino que tiene tiempo dándose, aun ahora sin aparente dialogo, se sigue dando. Es mentira que esta crisis es producto de la guerra económica del imperialismo por sus medidas coercitivas, ello existe y afectan, pero su impacto sobre todo en lo agro-alimentario que es lo que más pega, en donde este país hay bastante tierras fértiles, agua y vocación agrícola, las "sanciones" de habérsele dado una respuesta verdadera y consecuentemente anti-imperialista y socialista, estarían minimizada en un 70%-60%; que nos haría la vida más vivible, hoy. Igual impacto, en los productos que influyen en la calidad de vida que en su mayoría son de industrias de tercera generación, en donde Venezuela tiene capacidad productiva; solo nos afectaría en un 40%-30%.

Las sanciones solo afectan en un 60%-70% en los bienes de tecnología de punta; y allí tenemos a Rusia y China que nos pudiesen haber permitido mudar la tecnología de punta gringa-europea. Eso lo he explicado en artículos anteriores, no obstante seguiré escribiendo al respecto.

El referéndum puede tener como consecuencia, que la derecha, que es la que más tiene opción, por ahora, gane las elecciones (Mi deseo es que dentro del bolivarianismo haya una revolución en la revolución, pero no hay condiciones objetivas, el control férreo de la cúpula es irrestricto), la derecha en la presidencia, si no se logra antes aprovechando los diálogos de México; gane la presidencia, ella jamás ni va derogar la dolarización, que impuso "un revolucionario" por ser pitiyanqui y sobre todo el "salario 0", con miras a que Venezuela sea "atractiva" para la inversión capitalista foránea, por existir una clase trabajadora en condiciones de semi-esclavitud. Por eso es que el pueblo, sin adherirse o dándole "cheques en blanco" a la derecha u oiga los cantos de sirena del madurismo, debe conservar su perfil propio, su independencia y levantar con fuerza sus consignas que representan sus intereses sin trastabillar o claudicar.

Con Maduro, "el serrucho esta trancado", el no va a derogar el paquetazo neoliberal que el mismo nos ha impuesto y va a insistir en lograr un pacto de "cohabitación-entrega" con el imperialismo yanqui que termine de revocar lo que queda de revolución bolivariana, incluidas conquistas conseguidas antes de 1999.

Por eso el pueblo en su lucha socio-económica como socio-política, ya explicada, debe conservar perfil propio, es decir, debe organizarse como pueblo conservar su independencia como pueblo porque la liberación del pueblo debe ser obra del pueblo mismo, porque "Solo el Pueblo, Salva el Pueblo".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 328 veces.



Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: