Venezuela y los problemas para transferirle el poder al pueblo

La historia de nuestra patria es muy particular, nunca fuimos un virreinato, ni un verdadero centro de poder o de extracción de metales preciosos para la corona. Nuestro territorio fue convertido en una gigantesca plantación, hasta la aparición del petróleo. Entonces la transformación de región Campesino/Indigena a pais "industrializado" se realizó de manera brusca y desordenada y aunque no hubo una eliminación total de los habitantes originarios, como lamentablemente sucedio en otras partes del Caribe, como Santo Domingo, Puerto Rico o la isla de Cuba donde existe un sitio llamado Matanzas debido al genocidio cometido alli por los invasores europeos contra los pobladores originarios de la isla, los numeros de nuestros hermanos nativos fueron diesmados de forma implacable durante años de atropellos de una clase oligarquica, modernísta y burguésa en nombre del sacrosanto progreso. Entrar en detalles sobre este escabroso tema no es el motivo de este escrito, pero valdría la pena un artículo completo.

Somos entonces un país absolutamente mestizo. Un país donde, a diferencia de otras Naciones NuestroAmericanas, todos los grupos étnicos son minorías. Esa circunstancia, además del hecho que la mayor parte de nuestra población vive en las grande ciudades, son quizás dos de las principales problemáticas que se presentan al tratar de cambiar el estado moderno liberal por algo diferente, despertar una conciencia verdaderamente revolucionaria en nuestros pueblos y lograr la forma en que todas esas diferentes subjetividades marchen juntas de forma solidaria con un proyecto liberador, pero sin dogmas, donde todos, sin excepciones, podamos disfrutar del "buen vivir".

El Comandante Chávez ya venia pensando largo en ese asunto, en algún momento después de la victoria de Evo morales, el primer presidente originario en el continente, y de escuchar sobre las teorías del "buen vivir" (Sumak Kawsay en Ecuador, Suma Qamaña en Bolivia) que comenzaban a surgir con fuerza desde los pueblos originarios, El comandante le pidió a su gabinete que investigara sobre el asunto, y muy pronto comenzaron a venir a Venezuela grandes estudiosos del tema como Juan Jose Bautista y su hermano Rafael, el brillante profesor Enrique Dussel y otros pensadores quienes levantaron nuevos vientos en la tormenta revolucionaria.

En el famoso golpe de timón, el comandante ya estaba convencido que la única forma de trascender el capitalismo era construyendo un estado con estructuras muy diferentes al estado burgués capitalista que siempre ha existido en venezuela, por eso le encomendó al compañero Maduro la creación del Estado Comunal, " comuna o nada" fue uno de sus últimos gritos de batalla que aún resuena fuerte entre los oprimidos de nuestra patria y de NuestrAmérica.

Una reflexión necesaria: la modernidad y sus narrativas han estado desde un principio enfrentadas a todo lo común, a lo comunal, al campesinado, pero sobretodo, el proyecto moderno de un desarrollo ilimitado ha ido siempre en contra de nuestra Madre Naturaleza, aunque a veces su discurso se disfraza de verde. Asi fué en Europa y asi fué en nuestra América despues de la invación y el gran genocidio y saqueo. Los descendientes de los invasores europeos abrazaron felices y a veces fanaticamente la narrativa moderna, sus teorías de desarrollo exponencial y su jurisprudencia basada en un derecho liberal creado por las elites burguesas y sus socios en las aristocracias, donde el ser es verdaderamente humano sólo cuando posee una propiedad, y no cualquier propiedad, la propiedad privada, privada porque se ha privado a otros de su uso, ha sido expropiada a la comunidad para entregarsela al sector de los terratenientes y a los dueños del capital, pero ese también es otro tema, aunque esté íntimamente ligado.

Como nos recuerda nuestro gran briceño guerrero: " hasta nuestros libertadores eran portadores de ideas y de incendios europeos". Incendios estos cargados de liberalismos revolucionarios y profundos conceptos jacobinos. Todos lamentablemente cooptados muy eficaz e inteligentemente por las élites gobernantes europeas y sus socios en las oligarquías locales.

Ahora bien, al tomar el poder el comandante Chávez entendió que había que cambiar las estructuras del estado liberal y buscó la forma de transferir el poder al pueblo. Se llamó a una constituyente popular donde se discutió profundamente para lograr un nuevo contrato social que hiciera posible esa transferencia. Se crearon y se decretaron leyes, muchas de las cuales, hasta el día de hoy, siguen sin ser aplicadas o solo se han aplicado parcialmente. La maquinaria burocrática del estado nación burgués capitalista y sus gatopardistas de siempre se encargaron y aún se dan a la tarea de frenar los cambios necesarios para ir desmantelando el viejo estado desde adentro e ir construyendo desde afuera un nuevo tipo de gobernabilidad del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Una verdadera democracia revolucionaria, participativa y protagónica.

A pesar de la resistencia y los ataques, se fueron creando mesas de agua, Consejos Comunales, U.B.C.H., Clap, Comunas y recientemente la figura de las "Ciudades Comunales. Todos estos proyectos para empezar poco a poco, con sus altos y sus bajos, sus errores y sus aciertos, la tan anhelada transferencia del poder al soberano fueron y son virulentamente atacados desde la oposición, al igual que cualquier intento de cambiar el sistema educativo en cualquiera de sus niveles y ni hablar de los cambios necesarios en el marco jurídico y administrativo. Pero lo más curioso es que los ataques no solo vinieron (y vienen) desde la fanática oposición de la derecha, desde las instituciones del Estado y desde las mismas filas del gran Polo Patriótico (incluyendo a muchos en el PSUV) el saboteo a cualquier proceso radical de cambio ha sido y sigue siendo feroz. A falta de esos cambios radicales se ha venido creando un estado centralista vertical que termina muchas veces coartando la verdadera participación popular.

Entendamos que muchos de los compañeros que hoy tienen cargos importantes y que toman decisiones desde el estado, han sido educados y adoctrinados por estas teorías liberales eurocéntricas, tanto los de la derecha tradicional como los de la izquierda "marxista" del siglo XX y además para empeorar las cosas la mayoría de los que crecimos y nos educamos bajo las reglas de la "sociedad" burguesa capitalista sufrimos del mismo mal: todo lo vemos desde un punto de vista fabricado por las elites dominantes a su imagen y semejanza, ni hablar de aquellos que en las últimas décadas han caido victimas de la propaganda brutal inculcada sutilmente por los medios de desinformación y las adictivas redes sociales, todas bajo el control casi total de las élites corporativas del norte global.

A pesar de que el mismo Chávez nos repetía una y otra vez que las comunas no podian construirse verticalmente pues debían ser creacion horizontal del pueblo organizado, -incluso dijo en alguna ocasión : " acaso entonces tendré que eliminar el ministerio de las comunas?", refiriendose a la falta de organización popular y a la intromisión de los funcionarios oficiales en dicha creación- los planes para transferir el poder al pueblo y construir una gobernabilidad diferente se han hecho cada vez más difíciles, especialmente despues del asesinato del comandante y el comienzo ya sin cortapisas de la guerra hibrida total declarada por las elites corporativas y su imperio contra la Patria de Bolívar. Si el pueblo venezolano ha podido soportar estoicamente esta guerra y mantener en un solo pedazo a nuestra ación ha sido en gran parte gracias a la conciencia nacionalista y la lealtad de millones de venezolanos hacia su Patria y a su comandante Chávez. Tengamos en cuenta que el plan de las élites corporativas es sembrar el caos, balcanizar los Estados Nación creando pequeños feudos controlados por señores de la guerra, sus mercenarios y los políticos corruptos, para así seguir explotando más rápidamente y de forma más barata los recursos naturales de los pueblos. Esta doctrina de caotización "controlada" y balcanización ya ha venido siendo aplicada con éxito en la Madre África desde hace ya casi un siglo o más y en las últimas décadas la hemos podido observar claramente en el Medio Oriente.

Regresando al tema, la guerra económica y el sabotaje continuaron desde dentro y fuera del país. Las sanciones, el bloqueo y la incesante guerra mediática tienen unos resultados previsibles y que el statu quo global conoce muy bien: el aumento de la corrupción y el crimen en general, el deterioro de los servicios públicos, el descenso exponencial de la calidad de vida de nuestra gente, la migración económica y la destrucción "del tejido social" y peor aún del naciente tejido comunal soñado por Chávez.

Vemos entonces como el "martillo" o "matraca", como la queramos llamar, de los funcionarios en las instituciones o el cobro en dólares por servicios que otorgan las compañías del estado gratis o precios subsidiados se han vuelto costumbres ya bien establecidas. Los comerciantes se han convertido en bachaqueros, cobran lo que les da la gana por cualquier tipo de producto y cualquier excusa es buena para aumentar los precios, lo que es más todos nos hemos vuelto comerciantes: " te lo dejo en 100 dólares panita... eso porque eres como un hermano, tu sabes!". El pueblo robando al pueblo. Los amigos ya no dan colas, las cobran, ¡todo el mundo hoy maneja un carro libre! o trabaja para una de esas modernas aplicaciones. La antigua cortesía de invitarle un café a un amigo, a una visita o a un cliente se ha vuelto una rareza. Todos andamos "rebuscandonos".

La guerra sin cuartel desatada especialmente desde la partida del comandante, con el desabastecimiento programado, la paralización parcial o total de la producción y una violencia callejera racista y asesina cuya finalidad era nada más ni nada menos que una guerra civil, obligó al gobierno no solo a ralentizar la construcción del estado comunal sino a tomar giros que los izquierdistas radicales e incluso algunos en las filas del chavismo duro ven con muy malos ojos. Mientras, ...la piñata electoral sigue su curso.

Una reflexión final : los procesos de cambio, las revoluciones, son como borrachitos, caminan mareados dos pasitos pa lante y uno patras, a veces dos patras y uno palante. pero avanzan inexorablemente a medida que los pueblos se organizan horizontal y solidariamente para inventar nuevas formas de lucha con las cuales combatir las siempre cambiantes estrategias imperiales. Son procesos largos y complicados y estarán bajo el ataque permanente de las élites corporativas del norte global y sus secuaces. Pero son el único camino a seguir si queremos en verdad derrotar la narrativa imperial y sus políticas de muerte y trascender la irracionalidad del sistema mundo construido por las élites dominantes de los últimos siglos.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 602 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: