La ignorancia es fiel compañera del analfabetismo funcional

La ignorancia es gratis, sobre todo aquella que proviene del analfabetismo funcional, de mis compatriotas que solo leen sin analizar, se interesan por los horóscopos y llenar crucigramas, nada de esto es malo si se hace como pasatiempos que permitan ejercitar la mente, pero si lo tomas como forma de vida le estamos haciendo un vano servicio al país.

Por qué digo esto, y a veces ni quisiera entrar en la diatriba estéril, pero es inevitable mantenerse al margen del debate, cuando tratan de minimizar las situaciones por las que atraviesa el poder y todo radica en la toma del poder.

El Poder para qué? De manera simplista dirían algunos para gobernar, pero ese gobierno se bifurca hacia dos extremos, el primero el del gobierno de la oligarquía y el segundo el gobierno del pueblo, esas son las dos maneras de ejercer el poder en la patria de Bolívar.

Ya por más de 168 años tuvimos en este país el ejercicio del poder de las oligarquías y es en los albores de la entrada del segundo milenio D.C. que el pueblo empieza a ejercer el poder y en ese escaso tiempo, en apenas 22 años, se ha comenzado a tener experiencias, que si se hubieran dado de acuerdo al interés de las mayorías, quizás aquí y ahora no fuera necesario la lucha de clases, pero como todavía coexiste la oligarquía con esta nueva forma de poder del pueblo, es necesario seguir dando la batalla desde cualquier trinchera.

Es nefasto para nuestras nuevas generaciones, no conocer las luchas que se han tenido que dar para llegar hasta donde nos lo ha permitido la Revolución Bolivariana, en circunstancias muy poco acomodaticias ni mucho menos entreguistas, como ocurrió en el pasado reciente de la IV República.

La discusión se vuelve estéril cuando desde el norte, despachan de forma simplista la situación por la que atraviesan las tres grandes revoluciones de estos tiempos: Bolivariana, Cubana y Sandinista. Pretenden decir que los gobiernos son los culpables de todas las calamidades por las que atraviesan nuestros pueblos y hacen la comparación entre los dos sistemas que se enfrentan hoy día, como son el Socialismo Vs. el Imperialismo. El primero con un contenido de sueños, quizás utópicos, pero alcanzables, como lo demostró Hugo Chávez en los pocos años que lo dejaron gobernar, pero tuvieron que asesinarlo para contener los avances de la Revolución Bolivariana, lo cual se puede demostrar y cuantificar, porque las estadísticas en cualquier ciencia y ámbito no mienten. El segundo, un invasor y violador de los Derechos Humanos por excelencia.

Los ejemplos están a la vista, solo hace falta hacer una pregunta en internet: ¿En qué países ha intervenido Estados Unidos? Hacer Click y obtener páginas y páginas web acusatorias de las barbaries cometidas por el país del norte. Pero como la memoria es frágil, me adhiero al precepto popular de lo que está escrito, escrito está, y puedo enunciar todas esas intervenciones desde la época de la colonia, como aparecen en internet:

En América: 1775-1776: Canadá y Atlántico, 1798-1800: Mar Caribe y Atlántico, 1831: Argentina, 1846-1848: México, 1852-1853: Argentina, 1853: Nicaragua, 1854: Nicaragua, 1855: Uruguay, 1856: Nueva Granada, 1858: Uruguay, 1859: Paraguay, 1868: Uruguay, 1891: Chile, 1894: Nicaragua, 1902: Cuba, Puerto Rico y Pacífico, 1914: México, 1915: Haití, 1916: República Dominicana, 1917: México, 1926: Nicaragua, 1960: Guatemala, 1964: Panamá, 1965: República Dominicana, 1967-1969: Guatemala, 1983: Granada, 1989: Panamá, 1994: Haití, 2004: Haití.

En otros continentes: 1801-1805: África del Norte, 1815: África del Norte, 1853-1854: Japón, 1859: China, 1860: Angola, 1893: Hawái, 1900: China, 1917-1918: Primera Guerra Mundial, 1941-1945: Segunda Guerra Mundial, 1945-1946: China, 1950-1953: Guerra de Corea, 1958: Indonesia, 1959-1975: Guerra de Vietnam, 1983: Líbano, 1986: Libia, 1990-1991: Guerra del Golfo, 1993-1994: Somalia, 1995: Bosnia y Herzegovina, 1998: Sudán, 1998: Afganistán, 1999: Yugoslavia, 2001- 2021: Afganistán, 2002: Filipinas, 2003-2011: Guerra de Irak, 2007: Somalia, 2011: Libia, 2011-2012: Yemen, Pakistán, Somalia, 2014 Actualmente: Irak y Siria.

El imperialismo no tiene amigos, solamente socios hasta su conveniencia. Sí se salen de su redil inmediatamente son sometidos a sus potestades, como ocurrió en Panamá en 1989, a la que invadieron sin protesta alguna de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), mucho menos de la Organización de Estados Americanos (OEA), salvo algunas voces solitarias de personas comprometidas con los Derechos Humanos en este mundo convulsionado por las guerras y el terrorismo creado y apoyado por Estados Unidos.

Bolívar, en una de sus cartas, cita en 1826 lo siguiente: "Allá arriba, al Norte de este Continente hay una Nación muy grande, muy hostil y capaz de todo...". Ver Simón Bolívar: The Bolivarian Revolution (2011): Hugo Chávez presenta a Simón Bolívar. La Revolución Bolivariana.

De ahí parte en este continente la lucha entre los gringos y este continente, y restriegan en la cara de todo el mundo que el sistema de gobierno de Cuba es malo, que el de Venezuela no sirve y que el de Nicaragua es peor, todos dizque violadores de los Derechos Humanos, sin pruebas, como sí las hay de EE.UU.

No somos anti norteamericanos, per se. El pueblo de ese país tiene sus derechos como cualquier otro en este mundo, pero lo que no se puede tolerar son las arbitrariedades que cometen sus gobiernos para apoderarse de las riquezas de los países latinoamericanos, ha sido una norma que los EE.UU. invadan países cuando los gobiernos nacionalistas defienden su territorio y sus riquezas. Sería repetitivo citar ejemplos que todos en este mundo conocemos, más cuando hoy día las redes sociales son un mecanismo de rápida y fácil información, aunque por ahí se dejan colar "Fake News" con intereses para desdibujar la verdad.

El gobierno cubano tiene un feroz bloqueo económico desde el 19 de octubre de 1960, al cumplirse muy pronto 61 años, cuando John F. Kennedy firmó esa medida antihumana, solo por la simple acusación de que la revolución cubana era comunista y desde ese tiempo para acá todo aquel país o personas acusadas de participar en esa ideología eran execrados para siempre, hasta el sol de hoy. Es el MacCarthismo el que imponen en estos tiempos modernos, es el arma del capitalismo para sostener su sistema, el que difunden, apoyan, pero que al ver la competencia sana que promueven otras naciones, no les conviene porque muestran sus debilidades y por ello acuden a la difamación y al señalamiento para evitar que se les compare con otros sistemas que funcionan y muestran avances, como ocurre en China, Irán y Rusia.

Con acusaciones infundadas han decidido la suerte de muchos en este continente, no les han permitido hacer comercio lícito con cualquier país de la región y del mundo, salvo algunas excepciones como México que ha sido fiel a su postura de defensoría de los países a tener autodeterminación y soberanía en sus asuntos internos. Colocaron a Cuba en una situación de hambruna y aún lo siguen haciendo. Que ha habido errores, esos son propios de la condición humana, pero han sido más los aciertos que están a la vista de todo el mundo, que si les dejaran hacer sus comercializaciones y desarrollar sus avances científicos y tecnológicos, sería otro mundo el país hermano.

En Venezuela, las cosas no son diferentes, se declaró la revolución socialista e inmediatamente vinieron todas las agresiones durante el gobierno de Chávez y ahora con el de Nicolás Maduro. Éste las ha tenido muy difícil para poder levantar la economía que ha sido golpeada con las medidas coercitivas desde los tiempos de Barack Obama, cuando el 09/03/2015 emitió un decreto injerencista que declara a Venezuela como "una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad de EE.UU." las cuales se mantienen hasta el presente. Como dije anteriormente, las revoluciones tienen sus errores, pero estos son insignificantes comparados con las medidas gubernamentales que se han tomado para favorecer al pueblo, por ejemplo la atención a la salud de las personas con la Misión Barrio Adentro y otorgarle vivienda propia a los ciudadanos venezolanos y de otras nacionalidades con más de cinco años de residentes en el país, es un logro de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Eso no lo perdona el gobierno gringo, porque esas necesidades las debería cubrir la oligarquía con los recursos dependientes de la renta petrolera, que era como venían sucediendo esas cosas en el país, en donde un 95% se apoderaba de los ingresos proveniente de la negociación de los hidrocarburos y 5% para el Juan Bimba de siempre, quien no tenía doliente y era parte del 49,4% de la pobreza extrema. Un simple número de la atroz estadística que no le decía nada a la burguesía parasitaria, pero que si los despertó temprano un 27 y 28 de febrero de 1989, con el "Caracazo" que no se nos ha olvidado nunca a los que aún estamos vivimos desde antes de esos días.

En esta país se dio inicio a una noble misión llamada Misión Robinsón, para sacar a muchos venezolanos del analfabetismo, fue un buen día el 15/09/2003 para que nuestros compatriotas salieran de la oscuridad, pero parece que si hay un buen número de analfabetas funcionales que solamente ven las consecuencias del desabastecimiento, de la falta de dinero en efectivo, de la carencia de insumos para la salud, de los sueldos y salarios por debajo de la cesta de alimentación, el bloqueo a las transacciones con el dinero en cuentas de la república en el exterior, el manejo inescrupuloso del cambio del valor de la divisa dólar en el país a través de una página web, el secuestro del oro del Banco Central de Venezuela que tiene en Inglaterra, el encarcelamiento injusto del compatriota Alex Saab preso en Cabo Verde, África, por querer ayudar a la patria de Bolívar en la compra de alimentos y combustibles, y pare usted de contar una serie de problemas que son inocultables, pero los opositores al gobierno no ven las causas que los originan. El gobierno trata de agarrar por los cachos a ese toro bravo, pero el imperio tiene sus tentáculos en todo el mundo y desde allí opera para entorpecer todas las medidas que se realicen para sacar adelante al país y cumplirle al pueblo con sus necesidades básicas.

Como lo podemos ver, en blanco y negro, el imperio sigue imponiendo su hegemonía, tiene el poder y lo ejerce. Venezuela tiene sus leyes, se defiende y acude a todas las instancias internacionales para demostrar las injusticias que se cometen contra el pueblo venezolano, quien al final de cuentas es el que decide sobre el tipo de gobierno que se debe instaurar de acuerdo a lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y está decidiendo a pesar de los vende patria que quieren entregarle el territorio nacional a los gringos, y eso las personas conscientes y con sentido nacionalista no se lo permitirán.

A pesar de la argumentación esgrimida, quien toma posición en un bando se le respeta, lo que si se les aconseja es que no sigan con ese calamar, al cual le endilgaron el papel de Presidente Interino, quien venía laureado con todos los adjetivos que se le pudieran endilgar de la perfección, de la honradez al máximo, que venía a darle clases de administración pública al gobierno de Nicolás Maduro, y resultaron peores que Alí Baba y sus 40 ladrones.

El pueblo sabiamente dijo: bichos así no los queremos. Y cuidado sí al acercarse las elecciones del 21N/2021 se retiran, porque no tienen pueblo y al evidenciarse esa situación, los gringos no sigan invirtiendo en los escuálidos que son sinónimo de FRACASO y les ordena abandonar la contienda electoral. No es la primera ni última vez que lo han hecho.

"Cosas Veredes Sancho"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 433 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: