Aristóbulo el último Afrovenezolano que habitó en nuestro país

La historia patria de los últimos 200 años solamente registra la existencia y significativo protagonismo de tres Negros, a saber: José Leonardo Chirino, Negro Primero (al cual llamaban Pedro Camejo) y al Negro Aristóbulo Izturiz. ¿Y Negras?: Matea e Hipólita, CUYO ÚNICO MÉRITO es haber sido esclavas del Libertador Simón Bolívar. (De ay pa lla, no hay más ná que bucá.)

Los descendientes de los mantuanos y grandes cacaos que gobiernan en Venezuela, a partir de la gesta de independencia, han sido muy calculadores cuidando que el holocausto de los Negros traídos como esclavos del África, tuviera la menor consecuencias económicas y políticas posibles y pudieran ser afectados en el usufructo de las riquezas por ellos producidas. Lo primero que hicieron fue invisibilizarlos legalmente y ya en la Constitución política de 1864, con el cuento de la IGUALDAD, eliminaron la palabra Negro del texto constitucional y TODOS(as) los nacidos en Venezuela se nos denominó VENEZOLANOS. La procesión continuó por dentro hasta la Guerra Federal (1859-1864) que casi exterminó a toda la población y se prolongó hasta la llegada del Zambo Chávez a la presidencia de la República en 1998.

Chávez inició un proceso de inclusión social para darle protagonismo a los sectores populares, donde en la conformación de su población hay una significativa proporción de Negros, Morenos y Mulatos, mezclados con los otros dos grupos étnicos de Blancos e indios que han producido un mestizaje aceptable a los ojos de los europeos y norteamericanos. Estos pusieron como condición, que la palabra Negro no apareciera en ningún texto legal o educativo y que se incluyera la palabra AFRO, para denominar a toda aquella persona de color obscuro, del fenotipo racial africano, descendiente de los esclavos traídos de ese continente y en un Congreso realizado en Brasil se decidió que a todos los Negros y Negras se nos ubicara como Afrodescendientes para juntarnos en un solo grupo racial.

Ayer me enteré que la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela y por no tener asuntos más urgentes que atender, aprobó un Decreto Ley, en el cual se establece legalmente el 31 de agosto, como el DIA NACIONAL DE LA AFRODESCENDENCIA, o sea que los Negros van a tener su dia para celebrarlo, pero sin ser Negros. En verdad que uno tiene que quitarse el sombrero ante los herederos del mantuanaje nacional venezolano. Y para más vaina todo se les facilitó con la desaparición física del NEGRO ARISTÓBULO, el cual tenía alguna significancia política, precisamente por ser NEGRO. Nadie nunca le dijo: AFRO, ven acá.

Con la Muerte del NEGRO ARISTOBULO, desaparecen totalmente de la escena política venezolana los Negros y Negras. Los seguirá habiendo como expresiones folclóricas o deportivas, pero en política y economía ARISTOBULO fue el último. Llegó tan alto que durante casi un año fue Vice-Presidente de la República y hasta se le acusó de ser propietario de un Yate, el cual según se dijo, tenía anclado en su pueblo natal llamado Curiepe. Que un Negro pudiera ser dueño de un Yate en Venezuela escandalizó a toda la sociedad venezolana y menos en una llamada República Bolivariana en plena Revolución Socialista.

En las venideras elecciones que se celebraran el 21/11/2021 no hay candidateado(a) para Gobernador o Alcalde, por el sector del chavismo, ni un hombre o mujer del prototipo racial similar al del Negro Aristóbulo Izturiz; es por ello el titular de este escrito. Y para más vaina y para que nos duela más, al Comando de Campaña Electoral del Evento se le coloca el nombre de ARISTOBULO IZTURIZ ALMEIDA, cuando el más lógico era el de DARIO VIVAS.

Si el lector habrá podido notar, yo a veces me incluyo dentro del texto y otras me salgo de él; es difícil ser NEGRO y no serlo. Amigos(as), con más pigmentación de melanina en su piel que la mía y de la cual deberían sentirse orgullosos, oírlos negando su esencia y ofendidos porque alguien les llame Negro (a), en verdad que confunde.

Yo hice mi tesis universitaria para graduarme como politólogo, sobre "La Participación Política de la Población Negra Venezolana durante el periodo 1958-1995", allí encontré que mi esencia estaba en ser NEGRO VENEZOLANO y no VENEZOLANO NEGRO, ese descubrimiento cambió radicalmente la visión de mi vida. Ahora estoy profundamente afectado, si me obligan a aceptar, EN PLENA CONSTRUCCION DEL SOCIALISMO BOLIVARIANO DEL SIGLO XXI, a definirme como AFRO, negando mi ESENCIA DE SER NEGRO y sustituirla por la de AFRO, eso es un golpe muy difícil de asimilar.

El famoso axioma del poeta Andrés Eloy Blanco: "Cuando un Negro y un Blanco, comen juntos en compañía, o el Blanco le debe al Negro o es del Negro la Comida", pierde vigencia, pues resulta que tanto los Blancos como los Negro somos originarios del mismo continente donde se originó esa especie que hoy llamamos humanos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 530 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas