Valencia una ciudad en transición poscarbono una cuenca de emociones comunales

"No es difícil darse cuenta que el presente es un

tiempo de nacimiento y tránsito a una nueva época.

El Espíritu ha roto con el mundo de su existencia y

con el mundo de las ideas vigentes hasta aquí y está en

trance de hundirlo en el pasado y anda entregado

al trabajo de su transformación..."

Hegel

Fenomenología del Espíritu

Me puse del lado de los indios, y me derrotaron.

Me puse del lado de los negros, y me derrotaron.

Me puse del lado de los campesinos, y me derrotaron.

Me puse del lado de los obreros, y me derrotaron.

Me puse del lado de los pobres, y me derrotaron.

Me puse del lado de los perseguidos, y me derrotaron.

Me puse del lado de los discriminados, y me derrotaron.

Me puse del lado de los débiles, y me derrotaron.

Pero nunca me puse del lado de los que me vencieron.

Esa es mi victoria.

Darcy Ribeiro

Resumen

La investigación que está a punto de zarpar, hay que adelantarse y decirlo, no ha sido pensada sólo para cumplir con un requisito administrativo de una universidad, tampoco se abrevia al mero placer de descubrir o saciar la curiosidad personal, está planteada sí -sin quitarle validez a la exigencia académica o importancia a las necesidades de la psiquis- para contribuir con la perentoria necesidad de realizar un diagnóstico que se realiza por medio de un abanico de experiencias colectivas, que presta alas al pensamiento y a las emociones desde donde deberá levantarse un plan holístico como guía de vuelo hacia Valencia como una ciudad en transición. La investigación debe servir de prisma alternativo para interpretar la realidad y superarla radicalmente del entramado de la pobreza donde se ha gesta la desigualdad social que sufre su inmensa población aunada a la crisis del medio ambiente, y en general darle sentido así a la vida cotidiana.

Palabras claves: Valencia ciudad en transición. Ecodiseño de innovación social. Emociones y sentimientos transformadores. Productores libremente asociados.

Introducción

En esta investigación se deja deslizar el propósito de transformar la ciudad como un espacio donde renazca la vida buena. O sea, es una investigación comprometida con la bioética de la liberación política. En este sentido, su propósito trasciende los límites de la fascinación del hallazgo, o la simple descripción de este pequeño recodo del mundo, que es la ciudad de Valencia. Por lo tanto, se sitúa en una base fundamental para producir un modelo teórico que proporcione nuevas visiones y prácticas emancipadoras dirigidas a construir una Valencia como una ciudad en transición. De tal manera, que. todo el proceso de búsqueda está dispuesto para sortear las violentas turbulencias que se generan de los estertores de un mundo ya caduco en proceso de transición hacia uno distinto.

Continuando en lo que consideramos es el prefacio de este trabajo, debe igualmente subrayarse que la investigación se llevará a cabo atendiendo un universo dominado por los seres humanos e inundado por la hegemonía de las lógicas del sistema internacional del capital que han violentado las capacidades regenerativas de la tierra (M. Wackernagel), no obstante, es el único realmente existente, que atraviesa como en ninguna otra época, por una nueva de sus crisis periódicas, que esta vez alcanza un calado más profundo, abarca una mayor extensión y alarga su duración la cual estalló en el 2007, y el capital como los estados nacionales tienen que encontrarle una solución, ya que incluso, hay un grupo importante de analistas que vienen alertando que se nos aproxima otra más profunda y devastadora que la ocurrida en 1929, pero esta vez exacerbada por la pandemia, y con respecto a esta última, no deja de olernos a un III exterminio mundial para aniquilar a millones de pobres, que el club de multimillonarios dueños del mundo, consideran como una parte de la humanidad que está de sobra, superflua y cada vez menos necesaria para la acumulación de capital, representando sólo molestia para sus planes de dominación.(V,Forrester)

La crisis en curso se hace visible en un aumento en la tasa de desempleo mundial, en el incremento descontrolado del endeudamiento privado y público, en una cada vez más alta concentración de la riqueza en manos de una plutocracia global en contraste con el empobrecimiento y la miseria de miles de millones de personas, en un peligroso daño al clima, en los altos precios de los alimentos, en la volatilidad de las monedas, el aumento del autoritarismo ya no solo en los países periféricos como sucedió en décadas pasadas, sino en el epicentro de la actual crisis; el corazón del libre mercado.

Y mientras eso ocurre a lo interior de un sistema mundo-capitalista, que cada vez se acerca más a dar el salto cualitativo, de este otro lado, la sociedad venezolana es sometida a vivir martirizada por una fertilización cruzada entre la sanciones y sabotajes criminales del imperialismo norteamericano contra un país quebrado, arruinado, y, una cadena de políticas gubernamentales erradas que no sirven sino para mantener precariamente al desastroso modelo capitalista venezolano. Y ambos, imperialismo y gobierno, le sirven al pueblo un menú de una terrible desigualdad social, de desempleo con hiperinflación, con una caída de la producción, con la destrucción del agro, además de una tasa altísima de mortalidad, con el aderezo de hipercorrupción y burocratismo, y si lo quiere incluido o aparte, una porción de autoritarismo. Después de haber destrozado el país en menos de siete años, ahora apuestan "al capital y a la propiedad privada" y pretenden, con algo de retraso, "construir una burguesía revolucionaria nacional" después que han pasado casi tres siglos que esta clase abandonó esos devaneos juveniles y ahora adulta se ha dedicado a lo que vino a la tierra: explotar a la humanidad y a la naturaleza y a destruir al mundo. Lo concreto es, que el actual gobierno Venezolano, acabó con las posibilidades de construir una "Venezuela Potencia" y ahora quieren entregarle, "arrodillados en tierra", el país al capital extranjero bajo la figura de Zonas Económicas Especiales donde quede suspendido el marco constitucional de la República (García). Las evidencias responsabilizan de esto a una silenciosa alianza entre el gobierno y una oposición fantoche.

Ciertamente, sin tener conciencia de ello, estamos presenciando un redimensionamiento de todo lo humano, con significativos impactos en las dimensiones: ontológica, epistemológica, axiológica y teleológica. No obstante, lo complejo del asunto, la investigación considera que es de suprema importancia el cómo conseguir democratizar este saber haciéndolo inteligible. Cuál debería ser la manera más sencillamente precisa y clara de explicarlo públicamente para que tal explicación sea factible de ser traducido a un programa de acciones que guarde conexión con las vidas cotidianas, o, como lo señala Carlos Delgado, con la importancia política de las cosas pequeñas, y que para el caso del cual se ocupa esta investigación, quede clara la relación con el proceso de transición de una ciudad como Valencia la de Venezuela.

La situación problemática que se aborda en esta investigación

Venezuela, y por ende, la ciudad de Valencia, no están exentas de tales transformaciones, y mucho menos de las cruentas luchas de potencias intercapitalistas que se están produciendo en los cimientos de la civilización occidental liberal burguesa, reencarnada hoy en el neoliberalismo que se hizo ajeno al dolor y los deseo de las mayorías populares.

Desde aquella rebelión popular del 27 de febrero de1989 y con la llegada de Hugo Chávez a la presidencia de la República en 1998, se revitalizó un debate que ha pasado por varios momentos en Venezuela, y tiene que ver con la necesidad histórica de que la sociedad venezolana pueda superar radicalmente el modelo vetusto de capitalismo subdesarrollado y dependiente que caracterizó a la IV República -que continúa hegemonizando a la V-, y en su lugar diseñar la transición hacia uno soberano, independiente y ecohumanista. Sin embargo, es inevitable preguntarse, cómo afecta en lo nacional y específicamente en una ciudad como Valencia, la fase planetaria en la que ha entrado la humanidad, si va en dirección de crear una nueva civilización caracterizada por horizontes más elevados de democracia y justicia social, o por el contrario, sumerge más y más en la pauperización a una mayoría de la población mundial mientras hace más opulenta a una minoría, como lo señala la Oxfam en su informe 2021. Pero, dentro de la misma pregunta nos parece pertinente incorporar la que el filósofo Jorge Riechmann considera que es la pregunta del siglo XXI "¿cómo dejar de hacer para que la Tierra siga siendo habitable?".

Quien ande con atención y sienta esta ciudad como suya, percibirá un susurro de fondo a su alrededor como anuncio de un escenario en derrumbe de toda la cultura, en el cual se desvanece la subjetividad colectiva arrastrando consigo las desgastadas certezas adquiridas que hasta hace poco caracterizaban un modo de vivir; aunque lo nuevo no termina de germinar. Le será dado, la agudeza para captar la incertidumbre que subyace en una gran cantidad de contradicciones antagónicas que cruzan todo el cuerpo de la ciudad y se cocinan a fuego lento y que de un momento a otro producirá un estado de turbulencias que perturbaría y transformaría el orden de las cosas, causando el "despertar de la materia" (K, Evers). Con total nitidez se podrá percatar, como las antiguas instituciones, productos de la colonialidad, una tras otra, se erosionan como se erosiona asimismo las bases económicas de la ciudad, colocando en tela de juicio toda la racionalidad del sistema de dominación conservador liberalista (Norberto Bobbio), carcomido por la corrupción. El sentipensante podrá darse cuenta, como se resquebraja, provocada por una crisis multidimensional, la realidad de esta ciudad, que reclama a gritos ser transformada. Y al final, del reflexivo andar, quedará con la sospecha que tal vez en la germinación de un nuevo campo de emociones y sentimientos puedan estar las posibilidades y la capacidad de llevarse a cabo las innovaciones sociales que necesita la ciudad de Valencia.

Todo este cuadro desastroso en el que está sumergida la ciudad de Valencia ha provocado una extendida desilusión, un déficit de entusiasmo, una atmósfera muy confusa que está impidiéndole a la voluntad colectiva de hacerse una pregunta como ésta: " ¿Por qué vivimos tan mal y qué hacer para superar esta realidad y construir una vida buena? Esta investigación tratará de engranar estás y otras preocupaciones en función de diseñar un programa de transición hacia la ciudad deseada.

Ahora bien, dentro del presupuesto de los planes por transitar hacia otra realidad citadina, hay que tomar en serio la presencia de una clase política que dispone los destinos de la ciudad, con arrogante desmesura, encerrados en una especie de torre de marfil, ajenos a todo lo que ocurre a su alrededor, es, para desgracia del bienestar del pueblo valenciano, una clase política hipócrita y mediocre donde solo prospera la mentira. Que mira todo a partir de su disoluto comportamiento y a través de los desperfectos reduccionismos que condicionan su mirada y racionalidad clásica -cuando la tienen-. E igualmente, se debe presupuestar a unas fuerzas populares que han perdido carga revolucionaria a partir del momento que se dejaron conculcar, por aquella clase libertina con moral de Tartufo, las nuevas utopías que soñó estar realizando, razón por la cual, el movimiento de la democracia popular se desliza atrapado entre una espiral de silencio y escepticismo.

El marco teórico referencial de esta investigación

Esta investigación que tiene como problemática de estudio a Valencia una ciudad en transición se apresta a revisar y debatir el concepto de las ciudades comunales que hoy está en el debate político-constitucional en venezuela y entre las experiencias que se estudia están los movimientos de las Transition Towns y de las Post Carbon Cities, que se centran en la transición energética, promueven la creación de economías descentralizadas y sostenibles y el ejercicio de las democracias directas, pero conscientes que se llevará a cabo en un mundo saturado de problemas de una naturaleza compleja, pero además, como es un mundo lleno de conexiones, los problemas están estrechamente entrelazados produciendo múltiples acontecimientos. Es un mundo que está vertiginosamente transformándose en sus fundamentos muy a pesar del impulso homogeneizador con el que el sistema-mundo capitalista pretende garantizar una masa universal obediente para utilizar una expresión de Bolívar Echeverría; es un mundo en transición, pero además amenazado por lo que Noam Chomsky define como: "Los tres problemas a enfrentar en el 2021". Y agregarle, de acuerdo con Manzini, que es un mundo donde ya no hay nada pequeño ni nada local.

La crisis que lo afecta todo, es paradigmática y se detonó en los dominios de la modernidad, lo cual ha suscitado una serie de debates que van produciendo significados acerca del modelo de vida que más conviene a la supervivencia de la humanidad. En consecuencia, ha abierto las esclusas para comprender y relatar su propia historia de maneras contrarias a la dicotómica cosmovisión colonial occidental. Sin embargo, los discursos de esta transición siguen asumiendo los contornos y el contenido de acuerdo al lugar geopolítico desde donde se producen, o del Norte Global o del Sur Global.

En esta investigación no se cuenta a priori con una hipótesis, esta, sospechamos, emergerá en el proceso del trabajo indagativo, además, para lograr esto, nos subiremos a las perspectivas teóricas de un grupo importante de pensadores que han venido desde hace años reflexionando y tratando de comprender los asuntos hoy relacionados a nuestra problemática objeto de estudio, los cuales nos proporcionaran una visión sobre adónde conducir todo el proceso de búsqueda. Estos autores y sus obras son entre otros: Arturo Escobar, Ramsés Fuenmayor, Antonio Damasio, a Jorge Riechmann, Alejandro Malpartida y Leonardo Lavanderos, Georgescu-Roege, David Harvey, la teoría de la termodinámica, la teoría de general de sistemas y todo el debate que se viene dando desde el pensamiento decolonial en América Latina.

En resumidas cuentas, la aventura indagatoria que está por iniciarse, rinde merecido homenaje a toda teoría que preste grandes servicios para interpretar y transformar el mundo sobre bases de comunalización.

Marco epistemológico de la investigación

Por lo tanto, un mundo tan movido y de altísima complejidad creciente pero que al fin y al cabo es uno solo, el único que tenemos, requiere que en esta investigación (cualitativa) sea observado como una realidad indivisible donde el todo, resulta un ser que es más que la suma de todas sus partes y que en cada una de estas últimas se halla la totalidad. Ello reclama una mentalidad abierta, deslastrada del método especular que reduce el conocimiento a un simple reflejo de la realidad, mandando al sipote el papel activo y creativo de la subjetividad.

En esta investigación nos abriremos camino en la intricada realidad de esta ciudad con el escalpelo del pensamiento heurístico-dialéctico, que postula que el sujeto cognoscente y el objeto estudiado se interdefinen mutuamente, donde no hay una ruta predestinada, una linealidad sucesoral de causa y efectos sino que son muchas y multifactoriales y que aparecen por donde menos las esperamos o no son previstas y pueden dar cuenta de fenómenos emergentes. El objetivo final de esta investigación no se contenta con interpretar la realidad estudiada sino en transformarla, tradición esta que inaugura Karl Marx.

Formulación del problema

Para esta investigación hay niveles profundos que no deben obviarse, por ejemplo: la transición global y su correlato valenciano no se limitan tan sólo a poner en tela de juicio el pensamiento cartesiano, mecanicista-industrial y del orden socioeconómico establecido y todo su impacto negativo sobre la naturaleza, sino que alcanza a remover los viejos hábitos y esquemas aprendidos que yacen en las profundidades de nuestra estructura mental, relacionados con nuestra manera de ser, mirar y percibir la realidad. Recordemos que el conocimiento como toda la cultura son el resultado de la compleja interacción que hay entre rigurosos y complejos procesos intelectuales y todo el mundo de creencias, sentimientos, emociones, hábitos y costumbres que han servido para establecer relaciones de dominación en determinados estadios históricos pero, que a pesar de eso, hoy nos atrevemos a afirmar que en la sociedad venezolana pueden sentirse reservas éticas que presionan por reconducir la sociedad hacia la pansensibilidad planteada por distintas pueblos indígenas y por aquellos que actúan desdé la democracia directa local territorial (Escobar).

Además, debemos decir, que tal sentimiento de cambios revolucionarios ocurre en contraposición a los planes contrarrevolucionarios, socialdemócratas y extractivitas que algunos sectores infiltrados y en posiciones de mando en las filas del proceso político bolivariano ejercen para desmontar desde su interior toda esa esperanza y voluntad de la que hablamos. (Venezuela apuesta al capital y a la propiedad privada. Nicolás Maduro Guerra, diputado de la Asamblea Nacional,)

No es cualquier cosa, lo que se plantea la investigación de Valencia una ciudad en transición poscarbono: una cuenca de emociones comunales. Se trata, es de producir la transición hacia una ciudad con una economía poscarbono, ahorradora de energía y que aproveche la solar, la biotecnología agroecológica, que ´vaya echando las bases de una formación social con productores libremente asociados, y un paradigma centrado en la gente y el planeta.

Esta investigación situada en la ciudad de Valencia, es una emanación de la preocupación colectiva por tratar de diseñar rutas distintas a las cuales hasta ahora hemos estado andando, que conduzcan a una vida mejor, a edificar una ciudad donde se pueda vivir y no sobrevivir. Y por estar de acuerdo con el filósofo y poeta Paul Valéry cuando dice: "No razonamos más que a través de modelos", es por eso que esta investigación se presenta deliberadamente para desarrollar un trabajo teórico y reflexivo, de tipo proyectivo; de nivel comprensivo en el cual se busca resaltar la importancia que tiene, para una sociedad como la venezolana -y más específicamente la valenciana-, que atraviesa por una época de mudanzas históricas, de contar y actuar guiados con un Ecodiseño de Transición para orientar la superación de su modelo capitalista nacional dependiente y subdesarrollado en el seno del cual se origina la crisis cíclica que, a su vez, se encuentra entroncada en la crisis general del sistema mundo capitalista

Para alcanzar tal propósito, consagraremos nuestra atención al examen documental de una variedad de referentes históricos, conceptuales, teóricos y de las distintas corrientes del pensamiento transicional, así como a encontrar las conexiones que hay entre estos, ya que a nivel internacional vienen desplegándose un importante y profundo debate en función de diseñar una transición hacia una nueva civilización. Y hallar en ese escenario las herramientas y las materias primas que tengan la capacidad de adaptarse a la transición venezolana.

Sin embargo, a escala local la pregunta que primordialmente gira en torno a esta investigación es: ¿Reúne, la ciudad de Valencia, en el actual contexto mundial y nacional, las condiciones histórico-culturales y las fuerzas políticas necesarias capaces de producir un salto cualitativo para reinventarse con base en un Ecodiseño de transición hacia una Ciudad comunal?

Apoyados entonces en esta sólida y amplia plataforma teórica y con base en la pregunta que genera esta investigación nos dedicaremos a conseguir el OBJETIVO GENERAL cual es: Proponer un Ecodiseño para que oriente la transición de Valencia, las próximas tres décadas, hacia una ciudad más justa, más democrática con una vida sostenible. Y por consiguiente desarrollar los OBJETIVOS ESPECÍFICOS que bien pueden ser objeto de cambios y modificaciones a lo largo de la indagación:

ü Identificar las causas de la crisis nacional y del sistema-mundo capitalista o civilizatorio y el curso de sus amenazas actuales que puedan repercutir en pro o en contra del Ecodiseño de Valencia una ciudad en transición: en una cuenca de emociones comunales.

ü Examinar las distintas visiones de la transición que han ido surgiendo en los últimos años en hiato con los marcos referenciales de diseño de innovación social.

ü Conocer el devenir socio-histórico de la ciudad de Valencia

ü Aproximar un Ecodiseño para avanzar hacia la construcción de una Valencia como una ciudad en transición donde se aprenda a vivir, y vivir bien.

ü Descubrir el papel y la influencia que puedan tener el mundo de los afectos en la construcción colectiva del Ecodiseño de Valencia una ciudad en transición: en una cuenca de emociones comunales.

ü Evaluar cómo podemos y debemos utilizar algunas de las tecnologías actuales para impulsar el Ecodiseño de Valencia una ciudad en transición: en una cuenca de emociones comunales.

La justificación para llevar a cabo esta investigación

La vida en nuestro planeta, en general y particularmente la sociedad venezolana, y más específicamente en la ciudad de Valencia, se hallan en serios problemas. A cualquier parte que se vaya, nos encontraremos con una cadena de sufrimientos y heridas que de no curarse dejaran expuesta la propia existencia de la especie humana. Hoy en este mundo nadie se salva solo, la única alternativa viable es salvarnos globalmente. Y con tal sentido, en esta investigación mostraremos que el proyecto "Valencia una ciudad en transición poscarbono: en una cuenca de emociones y sentimientos comunales" como una perspectiva de nueva sociedad, es un camino complejo pero realizable y sostenible.

En este sentido, no son sólo los hallazgos finales de esta investigación lo que nos importa, porque contrariamente a la falsa neutralidad valorativa popperiana, nos mueve sobre todo es practicar una investigación militante, situada desde el lugar de los pobres que sobreviven en la ciudad de Valencia, como una herramienta que contribuya en sus luchas por la liberación contra la voracidad del capital. Que consiga, justo, darle un tratamiento público a todo el proceso de indagación, provocando un debate que bañe a la ciudad con consecuencias prácticas, que garantice la incorporación, como protagonista principal, en la producción y distribución de conocimiento, de la inmensa mayoría del pueblo valenciano para que se haga así mismo de un poderoso instrumento al servicio de la liberación política contra las lógicas del capital. En resumen, ser una investigación problematizadora significa asumir una militancia política, que en el caso que nos ocupa, sostenga un programa de cambios sobre nuevos fundamentos de una Valencia en transición donde halla, sin equívocos algunos, un lugar digno para todas y todos que apuesten al trabajo desalienado y al buen vivir.

Porque la visión que tenemos, en esta investigación, de la sociedad valenciana, es la misma que tiene la investigadora Raquel Gutiérrez Aguilar de la realidad social, ser: " un mosaico de antagonismos superpuestos". Estos antagonismos se han venido configurando dentro del campo de la lucha de clase que hunde sus raíces en el devenir histórico-social de la ciudad de Valencia. Con base en esta línea de pensamiento, lo que nos mueve hacer esta investigación es estar convencidos, que, en la carga de las emociones individuales y colectivas, en las experiencias históricas acumuladas en la memoria de la misma ciudad en su evolución y en el empeño bioantropológico permanente que la humanidad a llevado a cabo por encontrar la mejor manera de vivir, se encuentran las claves para edificar a Valencia como una ciudad en transición: en una cuenca de emociones comunales. Sin embargo, dejaríamos incompleta esta justificación si no incorporamos, para concluirla, la claridad y la sencillez del pensamiento de la psicóloga venezolana Marianicer Figueroa Agreda:

... se nos hace necesario situar la concepción de libertad como como un proceso dinámico en el que hombres y mujeres desarrollan su vocación de trascender, afianzan su autonomía y ejercen su capacidad de decisión y de elección, asumiéndose como sujetos protagonistas de su historia; y al mismo tiempo ejercen con otros y otras acciones que propicien la transformación de sus condiciones concretas de existencia, lo que a su vez logra afianzar su propia libertad



Esta nota ha sido leída aproximadamente 379 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: