Las bandas criminales ya no mandarán en la Cota 905, ahora mandará el poder popular organizado

El gobierno revolucionario de Nicolás Maduro ha vuelto a ganarle una batalla más a los permanentes planes conspirativos de la Casa Blanca, el gobierno colombiano y sus aliados contrarrevolucionarios de la región contra la democracia venezolana.

En la Cota 905 se derroca al "gobierno del Koki" y se instala el gobierno de Nicolás Maduro, que es el gobierno del Poder Popular. Ahora, para llevar servicios de agua, gas, alimentos, medicinas y otros planes sociales a ese sector vulnerable no deberá pedírsele permiso al Koki, al Vampi o al Garbis. Tampoco, para entrar a los sectores de las Cumbres o las Quintas deberá bajarse los vidrios de los vehículos ni hacer cambios de luces para indicar que viene subiendo alguien autorizado por ellos.

La "Operación Cacique Guaicaipuro" impulsada por los cuerpos de inteligencia policial y militar desmanteló la banda de varios de los hombres más buscados del país, que se aposentaban en el territorio de la Cota 905. Se incautó un arsenal de guerra proveniente de Colombia y Estados Unidos, suficiente para entrar en una guerra abierta con fines de derrocar un gobierno. Participaron 3.110 funcionarios de seguridad, que lograron liberar el territorio de esas bandas terroristas, así como a rehenes secuestrados.

DAÑOS COLATERALES

Como cualquier evento de esa magnitud, la población aledaña a las parroquias El Paraíso, Santa Rosalía, Catedral, San Juan, La Vega y Santa Teresa vivieron cerca de 48 horas de zozobras e incertidumbre, pero valió la pena el proceso de liberación territorial.

Lo fundamental, es que en las actuaciones del Estado ante esta situación de conflicto armado, de guerra declarada contra paramilitares y terroristas formados por mercenarios colombianos, se garantizó el respeto de los Derechos Humanos. Porque ha sido una operación policial impecable, apegada a las convenciones del Derecho Internacional Humanitario (DIH), Derecho de Ginebra, del Comité Internacional de la Cruz Roja, y otros convenios que forman parte del DIH, donde se aplicaron métodos inteligentes que garantizaron muy pocos daños colaterales y protegiendo las vidas de las personas que no participan en las hostilidades.

FASE POST LIBERACIÓN

Ahora se acabará la anarquía de las fiestas de los fines de semana, de la venta de alcohol sin permisos, de la venta de drogas y limitaciones a los cuerpos de seguridad del Estado para poder hacer cumplir las leyes como lo manda la Constitución. Se instaurará la paz en el territorio. Porque ahora se instalarán 34 puntos de control policial y militar para garantizar la seguridad y el buen vivir de la población de la Cota 905. Ahora si será una verdadera zona de paz, donde el gobierno la garantice y no los "muchachos" como solía llamárseles.

Como siempre, el Gobierno revolucionario de Nicolás Maduro resarcirá a todas aquellas familias que sufrieron daños en sus viviendas, en otras localidades de ese territorio vulnerable, a familiares de las personas que sufrieron pérdidas de vida, que fueron desplazadas, etc. Se designó una Autoridad Única para impulsar el Plan Caracas, Patriota, Bella y Segura en toda la Cota 905, que no se pudo impulsar con tiempo porque las bandas criminales no lo permitieron.

Ahora los líderes comunitarios deben asumir la transición con mucho compromiso revolucionario y con amor por su territorio. Ahora el gobierno que manda en la Cota 905 será el Poder Popular organizado en los Consejos Comunales, con los Jefes de Comunidad, los de las UBCH y el Sistema de Fuerzas, entre otras formas de organización popular que hacen vida en el sector. Que deberán fortalecer sus liderazgos y organización para trabajar de la mano con el Gobierno en función de mejorar la calidad de vida de la población.

Es fundamental que en la fase de visitas a hogares por parte de los cuerpos de inteligencia para realizar requisas, pesquisas y terminar de desmantelar las redes de los grupos criminales en el territorio se garantice el respeto de los derechos humanos. Es necesario que participen fiscales del Ministerio Público y de la Defensoría del Pueblo en esos barridos del barrio, a fin de evitar cualquier tipo de exceso que pudiera incurrir algún funcionario de seguridad en los procedimientos ordinarios, tales como, vejaciones, humillaciones, psicoterror, golpes, amenazas de muerte, robo a las familias, etc.

POTENCIALIDADES ELECTORALES DE LA COTA 905

Es necesario recordar, que desde una perspectiva electoral, la Cota 905, del lado de la parroquia el Paraíso, es un territorio 70% chavista. Viven aproximadamente 22.482 personas, en 7.235 familias, organizadas políticamente en 6 UBCH, 22 comunidades, 123 calles, 23 consejos comunales recientemente validados, cada uno con sus respectivos jefes y estructura de apoyo. Además, se tienen conformadas tres Bases de Misiones, 22 grupos milicianos, 6 brigadas de Somos Venezuela, con 150 brigadistas de Prevención Comunitaria, 123 Brigadas de Calles.

Ese barrio popular de Caracas tiene una población electoral de 9.081 electores, de los cuales alrededor de 6.000 son votos duros, 1.000 votos blandos y apenas 2.000 votos opositores. Son beneficiarios 7.494 familias de bolsas CLAP. Por lo tanto, en la Cota 905 sus habitantes no son terroristas, ni delincuentes o están vinculados a bandas criminales. Son gente humilde, trabajadores y la mayoría son poblaciones altamente vulnerables a las secuelas que ha dejado el bloqueo económico imperial en nuestro país.

Es por lo anterior, que el nivel de organización popular y el nivel de penetración del PSUV en el territorio es garantía que a partir de ahora la Cota 905 estará gobernada por el pueblo revolucionario y no por las bandas criminales que ya fueron exterminadas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1897 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: