El atentado contra el presidente de Colombia

Llega la noticia de un atentado al presidente de Colombia. Con esta gente nunca se sabe qué hay detrás de la noticia, sólo se pueden esperar mentiras, montajes, falsos positivos. No obstante, la noticia es ocasión para registrar algunas opiniones alrededor de los actos terroristas y los revolucionarios.

La acción revolucionaria se rige por el concepto de Acción Motora Síntesis: Así, una Acción debe ser Motora de otras acciones, movilizadora de las masas, y por último debe ser Síntesis del pensamiento y los objetivos revolucionarios. Con la acción terrorista, que no sintetiza el pensamiento revolucionario, el humanismo, el humano centro de todas las angustias, la creación de la sociedad de la fraternidad, el fin de la guerra de todos contra todos y de estos contra la naturaleza, se corre el riesgo, se abre camino para la estrategia terrorista, un sistema antihumano, antirrevolucionario, conseguir objetivos por medio del terror. Nunca conducirá al objetivo revolucionario, no forma a las masas en la nueva mentalidad, al contrario, las educa en la consecución de metas por el miedo, el terror, la violencia como fin en sí mismo. Los movimientos revolucionarios que no han cuidado su relación con el terrorismo, han terminado en fracaso, no han dejado ni un buen ejemplo. Más preciso, el atentado en frío nunca será camino revolucionario, no motoriza, no sintetiza la esencia del pensamiento revolucionario.

Los revolucionarios, los chavistas, deben desmarcarse de ese atentado al presidente de Colombia por razones de principios éticos y además denunciarlo como un intento de llevar las discrepancias entre los gobiernos oligarcas de Colombia y Venezuela a escenarios de guerra entre hermanos en las que las víctimas serán los humildes, los desposeídos.

El madurismo se enreda en su falta de estrategia revolucionaria, por eso no puede desmarcarse, ni siquiera pronunciarse, sobre el atentado a duque. Su falta de estrategia le priva de poder calificar a una acción táctica, no sabe si el atentado es bueno o malo, carece de rumbo, no tiene límites, mesura ética. Lejos está el madurismo del pensamiento del Comandante Chávez, capaz de liberar a aquellos soldados paracachitos que planificaban un atentado, capaz de planificar aquella extraordinaria operación humanitaria, mediar con aquellas FARC, la entrega del niño Emmanuel nacido en un inexplicable secuestro. A Chávez la concepción estratégica de su pensamiento proveniente del cristianismo primitivo y del marxismo, le permitió tener una extraordinaria coherencia ética, y esta coherencia fue el alma de su conexión amorosa con la masa desposeída.

La postura del madurismo frente al atentado del presidente de Colombia no es un hecho aislado, surge desde sus entrañas pragmáticas y su fascismo larvado, se engrana con los presos sin juicios, con los exiliados, la destrucción de la economía, el pánico a las ideas, el odio a la inteligencia, la guerra contra los débiles, el bloqueo a Aporrea, las artimañas en sus elecciones internas. Del madurismo, por su esencia ética, no podemos esperar otra cosa que el avance hacia una feroz dictadura, carente de límite moral, capaz de cualquier cosa, hasta vender la Patria con tal de permanecer en el poder. Los capitalistas se aprovechan de esta debilidad del madurismo, que oscila entre sus inmensas carencias teóricas y éticas y su ambición, para forzarlo a entregar la Patria, y luego le darán el puntillazo final, y los sustituirán por un procónsul más eficaz.

¡CHÁVEZ HUMANISTA!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1394 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: