Neoliberalismo o Revolución Bolivariana

En la actual coyuntura nacional hay dos hechos significativos que debemos destacar por su particular influencia en el estado carabobo, la conmemoración de la batalla el 24 de junio y el inicio de una celebración electoral del oficialismo, el presente es un escenario magnífico para convertir el monumento de campo carabobo en el sitio para que el gobierno de Nicolás Maduro haga una reflexión histórica sobre el verdadero contenido del espíritu libertario de los patriotas, quiénes con sus vidas apostaron por dejar una mejor patria que la qué hoy tenemos, pero también es un exelente escenario político en nuestro estado para la recuperación de la moral pública y los espacios de poder de la revolución o por el contrario seguir atascado en la charca de la chabacanería oprobiosa de Drácula.

Las postulaciones del domingo 27 para luego pasar al plato fuerte del guiso capitalino del 8 de agosto, en nuestra humilde opinión es un subterfugio al mejor estilo de Lampedusa del trágico espectáculo en el cual permanece enganchado el gobierno nacional, porque a nuestro modo de ver las realidades, constituye una descarada burla de la dirección nacional del psuv contra la militancia, con el viejo cuento de la cofradía cupular del fouchismo tenebroso, con el famoso "método para las internas" ante el terrible miedo a la democracia y a la participación protagonica que por decisión popular y soberana de las bases debe ser un derecho legítimo e intransferible del pueblo chavista.

Porque el fondo del asunto en nuestro maltratado carabobo no es la simple escogencia de nombres o personas, porque lo que realmente está en juego es el modelo social y económico a Seguir, decidir cual es el compromiso bolivariano legado hace doscientos años de lucha patriótica por la liberación definitiva del neocolonialismo opresivo, oportunidad ésta para retomar la ruta trazada por Chávez con el socialismo comunal del Siglo XXI.

Es decir, que para los carabobeños el problema fundamental no es de nombres, grupos o siglas a lo que nos tienen acostumbrado el viejo estado con la manipulación de seguir imponiendo a troyanos de derecha.

Ya es la hora del pueblo chavista comenzar a imponer con la acción política los cambios revolucionarios necesarios desde las bases con una visión paradigmática más allá de la simplicidad electoral del 21N.

Hay que exigir reclamado con la moral en alto y con las voces fundamentadas, escoger entre Seguir 4 años más de retraso draculista por el actual camino displicente del neoliberalismo o retomar la Revolución Bolivariana contenida en el libro rojo.

A tal fin por ahora proponemos en lo inmediato la convocatoria de las fuerzas Revolucionarias del chavismo y particularmente a los candidatos postulantes a gobernador, iniciar un debate popular abierto para confrontar los modelos sociales en cuestión y comparar las ideas de contenido programático, para también elevar los niveles de consciencia del pueblo militante.

Compatriotas hoy es la oportunidad de mandar al carajo a la derecha endogena, evitando que Drácula siga impidiendo el avance de los sueños de Bolívar y Chávez. Creanlo..!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 650 veces.



Aguedo Alcalá Machiz


Visite el perfil de Aguedo Alcalá Machiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: