La espada insurgente recorre nuestra América

El legado antiimperialista del General Gabaldón

En estos tiempos donde la injerencia imperialista se hace cada día más escandalosa, ahora que el imperio yanqui de una manera descarada sanciona y bloquea todo lo que no domina, en los momentos en que el coloso del Norte trata de doblegar las naciones para convertirlas en su patio trasero, surge el legado antiimperialista del General trujillano José Rafael Gabaldón, padre de uno de nuestros mártires Algimiro Gabaldón, el Comandante Carache.

El General Gabaldón brilla con su pensamiento antiimperialista que nos debe servir de faro de luz y de guía en esta lucha contra el peor imperio genocida de la historia del mundo, que hoy arremete una vez más contra nuestra Patria, bloqueando parte del dinero destinado a la OMS para comprar un número importante de vacunas para enfrentar la pandemia del COVID.

Sumergido en mi biblioteca, navegando en la historia de nuestra Patria, me encuentro con un libro que es fuente de consulta permanente como muestra de una época que fue orgullo para nosotros los trujillanos, ese texto es "El Viejo Gabaldón del Tamaño del Tiempo" del Dr. Emigdio Cañizales Guedez.

Allí en una forma muy amena nos explica; no solamente la vida de un militar que fue emblemático para el siglo pasado, protagonista de nuestra historia, nos da a conocer el pensamiento antiimperialista de Gabaldón, que lo expresaba en una fecha en donde la Guerra Fría recorría al mundo, un mundo en completa contradicción y ceguera con un imperio que ya se destacaba como la nueva plaga de los tiempos modernos, que "son destinados por la providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad".

Ya para el año de 1961 se dirige a los Presidentes de América Latina por la XI Conferencia Interamericana diciéndoles:

"Mis alertas bolivarianos todos basados en la verdad histórica, han sido gritos de patriotismo inconforme con la realidad del mentido panamericanismo, al cual echó mano la desmedida ambición de los Estados Unidos para así disimular su agresividad".

En la reunión de la O.E.A en Buenos Aires dice con la seriedad necesaria en un mundo que deja que el imperio yanqui, asuma espacios en plena injerencia descarada contra los pueblos:

"¿Es mayor peligro para la América Latina el imperialismo que la azota desde hace 100 años, sometiéndola en lo económico y en lo político a sus arbitrariedades, que el comunismo, que es una doctrina que se difunde por el mundo y que como tal no representa la hegemonía económica y política de ningún imperio?

Que pensamiento profético tenía el General Gabaldón que ya veía de forma clara como el imperio norteamericano, era la peor amenaza que tendría el mundo, un imperialismo que no respetaría la hora menguada que pasa la humanidad con el coronavirus, para seguir su política guerrerista de injerencia descarada que arremete con los Derechos Humanos de los Pueblos.

La posición clarísima del patriota de Nuestra América, hizo asumir la defensa de la Cuba Revolucionaria, bastión de dignidad y patriotismo y su máximo líder Fidel Castro reconocería los esfuerzos por la paz y la libre autodeterminación de los pueblos de José Rafael Gabaldón.

El militar trujillano en una misiva felicita al Vice-Almirante Wolfang Larrazabal, Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, por su defensa a Cuba y su condenatoria a la actitud sumisa de la OEA con el imperialismo gringo.

" Con satisfacción de venezolano responsable y con profundo amor a nuestra América, la de Bolívar, he leído sus declaraciones a un grupo de periodistas aparecidas en la prensa del día. Condenar la conducta sumisa de la OEA para servir a EEUU, y a su campaña temeraria contra la Revolución Cubana, es eminentemente patriótico, y por ello la congratulo. La defensa que hace Ud. Del caso cubano lo enaltece más que todo por su conciencia y solidaridad bolivarianas.

La OEA sumó a su conducta dúctil en ocasiones anteriores, uno más y debemos condenarla en nombre de la verdadera democracia Latinoamericana".

Ya desde ese momento la OEA era el organismo de los Estados Unidos para sancionar quien no se rebaja y se arrodilla antes sus amos.

Gabaldón militar valiente de nuestras guerras civiles, fue un amante de la paz y participó en el Congreso de los Pueblos por la Paz, en donde la figura inspiradora de Simón Bolívar fue llevada como estandarte americano de un ejemplo de lucha contra la injerencia imperial.

A su llegada del magno evento declaró sobre la grave amenaza de la carrera armamentista y su postura de hacer sentir a los venezolanos la necesidad de defender la paz.

"La lucha por la paz es un deber y no debemos dejarnos amedrentar por la predica interesada para no ser defensores y partidarios de la paz, que es un bien común a todos".

José Rafael, el destacado patriota nuestro americano, el hijo insigne de la América Indígena; mancillada, pero siempre rebelde a los imperios; en un discurso que realizó en el Ilustre Concejo Municipal de Caracas señaló:

"...Se ha dicho contra mí, que soy un enemigo de los Estados Unidos, y un amigo de la Unión Soviética. La verdad es que soy amigo de todos los pueblos...no puedo ser enemigo del pueblo que trabaja y piensa en los Estados Unidos, ni de la Patria de Lincoln y Franklin Delano Roosevel, pero no voy a cometer la cobardía de ocultar que soy amigo del pueblo de la Unión Soviética, no voy a cometer la cobardía de silenciar mi criterio de que todo ataque contra el pueblo cubano es un crimen, ni voy a guardar silencio a la hora de gritar con todos mis pulmones, que el imperialismo es enemigo de todos los pueblos y que el pueblo de Venezuela tiene un enemigo en el imperialismo y no en el pueblo de los Estados Unidos".

Hoy más que nunca el grito antiimperialista del General Gabaldón se escucha en cada uno de los rincones de la América mancillada por los imperios, pero aquella tierra que se levantó rebelde con Simón a romper las cadenas y que hoy irrumpe orgullosa e insurgente ante la injerencia cochina del imperio y su viles lacayos, entre ellos aquellos que se arroparon con las banderas de la izquierda y hoy patéticamente se agachan y mueven la cola ante sus amos del norte, tratando de aparentar que son grandes luchadores por el bien común.

En estos días el imperialismo nos llena de sanciones y bloqueos, llevamos más de 20 años en continuos ataques en una guerra declarada, pero el ejemplo de esa hombría de bien del General Gabaldón nos inspira para la resistencia y para el derechos de las naciones de escribir nuestra propia historia.

Para el año de 1971 el General Gabaldón que era el Presidente Honorario del Movimiento Venezolano por la Paz y los Derechos y Miembro del Consejo Mundial alzó su voz en la sede del Colegio Médico de Caracas donde denuncia:

Los peligros que corre la paz mundial.

Los actos injerencistas que han aumentado en contra de los pueblos.

La unidad en la lucha contra el imperialismo y la guerra por parte del Consejo Mundial de la Paz.

Fortalecimiento de la organización y el desarrollo de los movimientos nacionales.

Cuando llegó una delegación del Consejo Mundial de la Paz para entregar a Gabaldón de la medalla de oro "Joliot Curie" el soldado trujillano dijo:

"Señores: Ya anciano poco podre hacer par brindarles colaboración; pero desde el rincón de mi tranquilo hogar, seguiré gritando: ¡Abajo las armas! ¡Viva la paz mundial! ¡Malditas sean las guerras!

Siempre Gabaldón fue un defensor de la autodeterminación de los pueblos, Allende, uno de los hijos de la América Rebelde, a quien describió "Como una antorcha encendida por manos providenciales en América"

Decía con voz preclara de varón ilustre:

"Y por eso logro la ocasión que me ha presentado su generosa cartas, para decir a nuestra América Latina: Es la hora, ya no más entreguismo al imperialismo yanqui; la recién conducta de Mister Nixón al ver desmejorado su dolar, imponiéndole el 10 por ciento de recargo a nuestras exportaciones, es la clara demostración de que nosotros somos para ellos la carne blanda a cortar."

El pensamiento antiimperialismo de Gabaldon el soldado de la paz, surge en la América que es mancillada por la bota asesina del imperialismo yanqui, su voz truena en contra de las masacres en Colombia y retumba en defensa de un pueblo que es asesinado por una oligarquía asesina, su legado marcha con el pueblo Peruano que hoy dijo un "NO" rotundo a una corrupta, genuflexas del imperialismo, heredera de un gobierno ladrón y asesino.

La voz del gigante del "Santo Cristo", Bastión de su irreverencia, se manifiesta en la América que se inclina por su libertad y autodeterminación y hoy más que nunca:

¡El General Gabaldón y su pensamiento antiimperialista viven!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 461 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Rosario Araujo

José Rosario Araujo

Más artículos de este autor