El error vergonzoso de los gringos y lo que yo le preguntaría a Guaidó en una mesa de diálogo

1.- Postrecitos de Huevos Chimbos:

* No pueden ni podrán, cómo van a poder con la entrega, el trabajo, el combate, la dedicación, la palabra y la estatura revolucionaria de un presidente como Nicolás Maduro Moros. Ahí lo tienen cercado por todos lados, bloqueado financieramente, con unas medidas coercitivas unilaterales impuesta por los gringos y un terrorismo criollo apoyado por una canalla mediática criminal, mentirosa, golpista y, aun así, ya dio inicio a la fase II del Plan de Vacunación Masiva contra el coronavirus. Por eso, Guaidó y sus ladrones le piden cacao. Pese a que se roban los activos de Venezuela en el exterior e impidieron la compra de las vacunas, Maduro sigue la inoculación en la Patria de Bolívar. ¡Venceremos!

* Si fuera en Venezuela, los medios de comunicación social que se le arrodillan a la derecha fascista, no se cansaran de pedir la renuncia del presidente Maduro, pero en Colombia callan. Ven la matanza de Iván Duque y la tratan de banalizar como banalizan la matanza de líderes y lideresas sociales en las zonas rurales de ese país. Qué pena con el gobierno de esos narcotraficantes de la oligarquía santandereana, que para explicar la masacre que efectúan contra la población indefensa que los protesta, apelan a Venezuela o a justificar todos sus crímenes, todos esos manifestantes desparecidos que quién sabe dónde los enterraron o los picó el amigo del extinto Pablo Escobar Gaviria, Alvaro Uribe Vélez... ¡Duque, vete ya!

* Exijo a mis compatriotas que analicen, que reflexionen sobre el hecho de que los opositores terroristas nunca pusieron medio para las vacunas, pese a que se robaron todo el dinero de los activos de nuestra patria en el exterior y, en consecuencia, el Gobierno revolucionario aún con todas las diligencias que hizo, no las pudo comprar, no obstante, esos bandidos que, además, le han hecho un daño grande a los venezolanos rogándole a los gringos medidas coercitivas unilaterales contra nuestro pueblo, ahora salen a la calle pidiendo inoculación masiva anticovid-19. Por fortuna, son un grupito pequeño, ese mismo que tras bastidores le manda a decir al presidente Nicolás Maduro, que quieren participar en las megaelecciones.

* Sorpresas te da la vida. Esa es la canción que debe estar cantando el homicida Juan Pablo Guanipa (a) "Vende Campaña", toda vez que esos opositores que se enorgullecían y lo felicitaban porque no se quiso juramentar como gobernador del estado Zulia ante la Asamblea Nacional Constituyente, ahora andan desesperados por participar en las megaelecciones, y más que participar, dispuestos a levantarle la mano al diputado Jorge Rodríguez, presidente de la legítima Asamblea Nacional, para que les preste el juramento. Se burlaron de él y ahora se ríen en su cara. Bueno, eso entre ratas de un mismo albañal es algo común.

2.- El error vergonzoso de los gringos… Desconozco qué tanta incidencia tengan en política exterior ni a lo interno las declaraciones del senador gringo, Chris Murphy, del partido Demócrata, porque en EEUU además de que a veces no se sabe quién manda, sacan voceros como magos conejos de un sombrero, en todo caso, las apreciaciones de este congresista son las más sensatas que le he leído a norteamericano alguno con respecto al caso Guaidó, aunque en el fondo manifiesta un dejo sumamente ingenuo que quiero resaltar y compartir con ustedes camaradas lectores, camaradas lectoras. Permítanme entonces reproducirles las declaraciones publicadas por la Iguana TV en su edición del pasado 25 de mayo. Valen la pena. No tienen desperdicio: "Chris Murphy se refirió al reconocimiento del exdiputado Juan Guaidó como ‘presidente interino’ de Venezuela por parte de EEUU, como una estrategia fallida, y adicionó que la imposición de las sanciones a la administración de Nicolás Maduro, no funcionó. ‘Primero creímos que hacer que Guaidó se declarara a sí mismo como Presidente sería suficiente para salir del régimen. Luego creímos que con poner ayuda en la frontera teníamos (se refirió al intento de invadirnos por Cúcuta, Colombia, con apoyo del presidente Iván Duque). Después tratamos de construir una especie de golpe en abril el año pasado que nos estalló en la cara, cuando todos los generales que se suponía iban a romper su relación con Maduro, decidieron quedarse con él al final’. Murphy reconoció que ‘socavamos los diálogos de Noruega el año pasado y sacamos un marco de transición que francamente es casi un calco del que presentaron los partidos el año pasado’, y con todo eso admitió parte de las trabas que han impuesto desde el Norte para desestabilizar los problemas que son de los venezolanos. ‘Ahora, después de malgastar todo este tiempo, tenemos unas elecciones que están a punto de celebrarse y Guaidó y la oposición se niegan a entrar’, resaltando que el nombramiento del CNE en Venezuela, como resultado de una mesa de diálogo gobierno-oposición sin Guaidó, es un giro a la institucionalidad del país que deja cada vez más al margen al sector golpista que todavía acompaña a Leopoldo López y su ‘representación’ en territorio nacional. ‘Tenemos que admitir que nuestra política hacia Venezuela el último año y medio ha sido un desastre (…) Jugamos todas nuestras cartas de golpe y no funcionó, ha sido un error vergonzoso tras otro desde entonces’". … En este inusual arrebato de sinceridad en un gringo, el congresista aún no se da cuenta de que ellos no solo han fallado, sino que han sido utilizados como tontos útiles. Leopoldo López, Guaidó y su banda de ladrones, desde hace tiempo saben que nunca llegarán a Miraflores, pero mantienen el falso tinglado de la presidencia interina, para robarse los recursos de Venezuela en el exterior. Lo digo de manera más directa. Leopoldo López, Guaidó y su banda de ladrones, aprovechan el proyecto golpista gringo contra Maduro, para robar, llenarse de dinero, y hacerse los millonarios que ya son. La oposición terrorista se burló de los gringos en su propia cara. Y los gringos parece que aún no se dan cuenta. Dan hasta pena ajena.

3.- Lo que yo le preguntaría a Guaidó en una mesa de diálogo... Sé que una mesa de diálogo y negociación se trata de un proceso de alto nivel, que cuenta con una rigurosa metodología llevada a cabo por expertos en la materia, pero haciendo un ejercicio de imaginación ante un personaje como Guaidó, un hombre con cara de imbécil, de muchacho de mandado, que sin embargo es capaz de hacer un daño inmenso como el que ha hecho, de cometer tantos crímenes, llevar a cabo una violencia desmedida en un país contra sus propios semejantes; yo le preguntaría cara a cara: ¿Quieres a tu hija? ¿Por qué si quieres a tu hija, te robaste el dinero de pagarle el tratamiento de médula ósea a los niños enfermos recluidos en centros asistenciales de Venezuela y el exterior? Muchos murieron por tu culpa. Esos padres y madres quieren a sus hijos e hijas como tú quieres a tu niña... ¿Qué sentiste cuando viste volar los drones sobre el acto de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que se realizaba en Caracas cargando explosivos, para hacerlos estallar sobre el presidente Nicolás Maduro y otros camaradas revolucionarios que presidían el evento? Aparte de la convulsión política que eso hubiese generado si se cumple tu objetivo, ¿no pensaste en que allí se encontraban muchos padres y madres cuyos hijos e hijas quedarían huérfanos? ¿Te gustaría que tu hija creciera huérfana? ¿Verdad que quisieras protegerla y quererla toda la vida? Estoy seguro que los otros papás y mamás también. Los hijos de esa gente que pensabas matar tienen derecho a disfrutar de sus progenitores como tu hija disfruta de ti. ¿Por qué piensas en matar si los problemas políticos de Venezuela se pueden arreglar sin sangre y sin muertos, como ahora, fracasado en todas tus acciones criminales, buscas resolver? Cuando firmaste el contrato de la "Operación Gedeón", la incursión política que intentaste por el estado La Guaira, que contemplaba el asesinato de Maduro y otros reconocidos revolucionarios, ¿cómo soñaste matar al Presidente y a todos los camaradas? Cuando tramaste con el narcoparaco Iván Duque invadir a Venezuela, iniciar la guerra por Cúcuta, Colombia, con el cuento de una ayuda humanitaria, ¿no pensaste en los inocentes que iban a ser perforados y destrozados por las balas y las bombas? ¿Te gusta ver a la gente muerta, descuartizada, hecha pedazos? ¿Te gusta ver la sangre derramada de inocentes? ¿Te gusta matar como asesina el narcoparaco Alvaro Uribe Vélez, desmembrando a las víctimas en sus casas de pique? ¿Te gustaría sentir los gritos de pavor cuando la gente viva es despedazada por una filosa motosierra como hace Uribe Vélez? ¿Qué sientes cuando muere alguien por coronavirus, sabiendo que no se han podido comprar las vacunas porque tú te quieres quedar con el oro de Inglaterra y te robas la plata con los gringos que nos tienen secuestrada en los EEUU? ¿No te da dolor? ¿Qué piensas de la muerte? ¿Te excitan los cadáveres, la pólvora, la candela, las balas, las bombas, o qué cosa? ¿No te conmueven todos esos connacionales emigrando por las medidas coercitivas y unilaterales que tu y tus compinches les suplican a los gringos? Y todas esas peguntas se las haría bajo la condición de que me las respondiera mirando fijo a los ojos, aun cuando estoy consciente de que me encuentro al frente de un criminal, que de pronto responde a cada una de esas interrogantes sin siquiera pestañar, sin siquiera mover un solo músculo de su rostro, porque hay homicidas con ese talante. Y no descarto que Guaidó sea de ese tipo de asesinos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4364 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com      @gcdimartino

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: