Los Domingos de Díaz Rangel

La discusión sobre el Psuv e Informes Militares

L a constitución del partido socialista unido será mucho más compleja y ese proceso mucho más largo de lo que han pensado el presidente Chávez y el equipo que sobre esta materia le ha estado asesorando. Descartada la vía de la fusión o integración de los partidos que apoyan al gobierno, como ocurrió en Cuba, y dejando por sentado que la afiliación será individual después de la respectiva disolución de cada partido, caben dos preguntas iniciales, partiendo del supuesto de que no existirá ningún organismo partidista previamente constituido: ¿Quiénes tomarán la decisión de aceptar o no las peticiones de ingreso en cada localidad? Como es fácil suponer, no pueden aceptar a todo aquel que llene una planilla.

Por esa vía podrían entrar no sólo oportunistas de toda calaña, sino infiltrarse enemigos. De manera que es indispensable un filtro, un proceso de selección, y entonces es pertinente la pregunta ¿en manos de quién estará esa escogencia? La otra pregunta es esta: ¿la gente se va a inscribir sin saber cómo es ese partido, cuál es su ideología, cómo va a funcionar, cómo se eligen sus directivos en todos los niveles? Como el partido no tiene estatutos ni programa, ni se ha definido el socialismo del siglo XXI, esos asuntos no estarán resueltos. Por primera vez en la historia de los partidos se abren afiliaciones sin que ni siquiera haya un nombre.

De todo el espectro de partidos que apoyan al proceso (MVR, Podemos, PPT, PCV, MEP, UPV, LS y la lista sigue), creo que son los comunistas quienes han estudiado más seriamente el problema, aunque Podemos emitió un documento partiendo de que habrá un período de transición y llamando a "formar un proceso constituyente" del nuevo partido, y el PPT, después de su primera reacción (la unidad no se decreta, etc) y de un mes de reflexión, aceptó integrarse pero propone "una discusión e intercambio de ideas", se supone para resolver cuestiones pendientes. El MVR no ha dicho nada sobre estas proposiciones. Ni el MVR ni nadie.

Todas las células del PCV y demás organismos partidistas están discutiendo la Tesis sobre el partido de la revolución,de unas 8.000 palabras, aprobada en su Comité Central, y las conclusiones serán llevadas al XIII Congreso Extraordinario, que estará reunido en un mes. Es entonces cuando decidirán si se disuelven y se afilian al nuevo partido, o mantienen su estructura actual.

El documento muestra un perfil de lo que debe ser ese nuevo partido de la revolución, y una primera lectura lo hace ver como un PCV ampliado y actualizado pero sectario.

La ideología, por ejemplo, es el marxismoleninismo, nada de las ideas de libertad e igualdad de Bolívar, ni del socialismo utópico que representó Simón Rodríguez, ni que "El socialismo debe nutrirse de las corrientes mas auténticas del cristianismo", como ha sugerido Chávez.

El documento cierra con dos preguntas, las N° 85 y 86, que cuando los delegados lleguen a ese Congreso el 4 de marzo, deberán tener respuestas, y entonces votarán por pertenecer o no "a una estructura orgánica directamente dirigida por el líder del proceso, en la cual se concentrará masiva y aluvionalmente al pueblo chavista", y, si "diluidos y dispersos" se preguntan si en ese nuevo partido ¿estarán en condiciones de "aportar en la conversión del nuevo partido policlasista en un verdadero partido revolucionario de masas?". Sospecho que la mayoría preferirá quedarse con su viejo pecevé.

Si en ese partido la materia es peliaguda, pueden imaginarse cómo lo está siendo para todo el conjunto pluripartidista que apoya al Gobierno y busca el socialismo, y mientras algunos ven nítidas diferencias entre el del siglo XX y el del siglo XXI, otros creen que sólo hay un socialismo.

Informes militares

No me refiero a los despachos de las agencias sobre las acciones de las guerras que están concertadas en esta época, que habitualmente se originan en una sola fuente, casi siempre gubernamental, como es el caso de Irak, Colombia, Afganistán y el Medio Oriente. No, me refiero a informes recientes que no han tenido mucha difusión pero han generado preocupaciones y debates en otros países.

Uno de ellos es el relatorio de inteligencia de las Fuerzas Armadas y otras instituciones de Brasil sobre "la creciente influencia de Estados Unidos" en países vecinos a Brasil y la presencia militar de EEUU en la Amazonia, todo lo cual pone en riesgo la seguridad de ese gran país. Ese presencia militar ha venido gradualmente extendiéndose, y es inocultable en Guyana, Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay y, naturalmente, Colombia, con perspectivas de expansión a otros países de la región "para transformar la lucha contra las drogas en una avanzada militar sobre la región". Fue divulgado en exclusiva por un diario de Brasil.

Pero lo más preocupante es aquella parte del informe donde advierte que Venezuela es objetivo de una "operación internacional", que podría estar dirigida a desestabilizar y hasta derrocar su gobierno. Es previsible, añade el informe, "que Estados Unidos se esfuerce en minar al Gobierno venezolano y, si hay condiciones, contribuir a su derrocamiento".

El informe no ha sido desmentido en Brasil, y no hemos sabido de voceros de EEUU que lo hayan comentado. Que el presidente Bush se ocupara directamente de Chávez, creo que por primera vez, y expresara su ¡preocupación por los venezolanos!, no sé si habría que tomarlo como muestra de un endurecimiento de la política estadounidense frente a Venezuela.

Y ahora, a las amenazas contra Irán. En las últimas semanas han circulado informaciones que coinciden en plantear la posibilidad de un ataque de Estados Unidos. En el Foro de Davos se discutió abiertamente, y muchos de los asistentes de los países árabes advirtieron sobre sus "catastróficas consecuencias" si a Bush se le ocurriera ordenarlo.

Paul Craig Roberts, quien fue secretario del Tesoro adjunto de Reagan, en un artículo en Rebelión cita al general Leonid Ivashov, ex jefe del Estado Mayor Conjunto de los Ejércitos Rusos y vicepresidente de la Academia de Asuntos Geopolíticos, fue demasiado concreto y preciso al pronosticar un ataque nuclear de Estados Unidos contra Irán para fines de abril, dentro de tres meses.

El general ruso escribe: "Dentro de semanas veremos que la máquina belicista informativa comenzará a funcionar. La opinión pública ya está bajo presión. Habrá una creciente histeria militarista anti-iraní, nuevas filtraciones de información, desinformación, etc.

(El presidente Chirac dijo en reciente entrevista que si un misil iraní despega a 200 metros en la estratosfera, Teherán será arrasada). La probabilidad de una agresión de EEUU contra Irán es extremadamente elevada. No está claro, sin embargo, si el Congreso autorizará esa guerra. Puede necesitarse una provocación para eliminar ese obstáculo".

Dejo esas dos algo más que perlas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9717 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a30279.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO